El Parlamento de Navarra pide abrir comedores escolares en verano para repartir comida

Se busca garantizar "menús saludables y equilibrados, en la medida de lo posible con productos de temporada, locales y ecológicos abastecidos por la producción primaria navarra"

21.05.2020 | 16:46
Alumnos de Amaiur Ikastola comiendo en el comedor del centro.

El pleno del Parlamento Foral ha aprobado esta tarde una moción por la que insta al Gobierno navarro a poner en marcha un proyecto piloto para la apertura de comedores escolares durante los meses de verano para realizar un reparto de comida a las familias con menores necesitados.

La moción, presentada por EH Bildu, ha contado con los votos a favor del grupo proponente y Navarra Suma, las abstenciones de Podemos e I-E y los votos en contra de PSN y Geroa Bai.

A través de esta resolución el Parlamento ha instado al Ejecutivo a elaborar, por medio del departamento de Derechos Sociales y en colaboración con los de Educación y Desarrollo Rural y Medio Ambiente un proyecto piloto para "la apertura de comedores escolares durante los meses de verano, a fin de llevar a cabo el reparto de comida a los y las menores que más lo necesiten".

Con ello, indica el texto presentado, se busca garantizar "menús saludables y equilibrados, en la medida de lo posible con productos de temporada, locales y ecológicos abastecidos por la producción primaria navarra".

Según ha explicado durante su intervención Patricia Perales por parte del grupo proponente, la propuesta es "que se abran las cocinas de las escuelas para cocinar ahí" y que posteriormente las familias acudan para recoger la comida o les sea repartida, ya que en la actual situación sanitaria "no sería seguro si obligáramos a los niños a que fueran a los comedores".

Del mismo modo ha aclarado que con la moción no pretenden sustituir las medidas implementadas por le Gobierno, que han valorado como positivas, sino mejorarlas y complementarlas con este nuevo servicio.

Perales ha destacado la importancia de que el producto sea "ecológico, local y de temporada" porque "hay deficiencias en algunas familias para garantizar una dieta saludable".

Esto, ha indicado, se da paralelo al problema que presentan los productores locales que no pueden dar salida a sus productos debido a la supresión de la hostelería y los comedores, por lo que ha llamado al "sentido común" al considerar que "es absurdo que tengamos ambas necesidades".

Dese Navarra Suma, Pedro González se ha mostrado a favor de la propuesta de la apertura de los comedores, aunque a su juicio a la moción "le sobra producción ecológica, sostenibilidad, objetivos 2030, localismo y quizás le falta sentido práctico" porque "la gente ahora lo que necesita es comer" al tiempo que ha recordado que los comedores son de los Ayuntamientos y la mayoría están regidos por apymas.

Nuria Medina, del PSN, se ha mostrado en contra de esta medida al considerar que podría estigmatizar a sus usuarios y ha puesto en valor la apuesta del Gobierno de "reforzar los ingresos de las familias" con medidas como agilizar los trámites para el cobro de la Renta Garantizada, reforzar las ayudas de emergencia y el reparto de las tarjetas para la adquisición de alimentos.

Isabel Aramburu, de Geroa Bai, ha reconocido que lamenta su voto negativo, ya que las preocupaciones por los productores local y los problemas económicos de las familias son "justas" y "compartidas" por su grupo, pero ha rechazado el "carácter estigmatizador" al considerar que "segrega" a los menores.

Por parte de Podemos Ainhoa Azárez ha considerado "incongruente" que la moción haya salido adelante gracias a Navarra Suma cuando "no comparte su base sustancial" y ha coincidido en valorarla como estigmatizadora, proponiendo en su lugar una "compra pública de estos excedentes del primer sector para su reparto social".

Desde I-E Marisa de Simón, que ha reconocido que en una situación sin coronavirus apoyaría la moción, ha explicado su abstención señalando que "no tenemos seguridad, ni datos sobre en qué situación de seguridad sanitaria van a estar quienes fueran a recoger la comida" y ha manifestado que no le preocupa tanto la estigmatización, "pero sí que coman todos los días".