Reapertura sin agobios en las grandes superficies comerciales de Navarra

Los centros de Itaroa, La Morea y El Corte Inglés reabren sus puertas con estrictas medidas de higiene

26.05.2020 | 01:36
Varios clientes pasean por una de las zonas ya abiertas en el centro comercial La Morea.

pamplona – Navarra ya se encuentra un paso más cerca de la denominada "nueva normalidad" con la entrada en la segunda fase de la desescalada que trajo ayer consigo la reapertura de los centros comerciales, aunque limitados al 30% de su capacidad en las zonas comunes y al 40% en el interior de cada uno de los locales, y siempre bajo unas estrictas medidas de higiene y seguridad entre las que figuran contadores de personas, cámaras termográficas, gel hidroalcohólico y alfombras desinfectantes, entre otras cosas, para minimizar los riesgos frente al covid-19.

El centro comercial Itaroa, en Huarte, contó ayer con más del 85% de sus locales abiertos mientras una minoría de tiendas mantuvo sus persianas bajadas debido a que "todavía no han podido adaptarse a los nuevos protocolos de seguridad. Algún local ha comentado que todavía no les habían llegado las pantallas protectoras y algunas cadenas están esperando al visto bueno de la sede central", explicó el gerente del centro comercial, Patxi Biurrun, para asegurar que dichas tiendas irán abriendo al público a lo largo de la próxima semana. En cuanto a los locales de restauración, ubicados en la segunda planta de Itaroa, abrieron prácticamente en su totalidad, aunque la zona recreativa City Park tendrá que esperar para recibir a sus clientes –ya que su actividad todavía no está permitida–, de la misma manera que lo harán los cines Yelmo, que todavía no han fijado la fecha para su reapertura.

En su primer día de vuelta a la carga, Itaroa apenas superó ayer por la mañana el 10% de su aforo total. Aún así, Biurrun se mostró "muy satisfecho" con como se fue desarrollando el día y esperó que "poco a poco la gente se vaya quitando el miedo y vaya recuperando la confianza. Queremos que sepan que los centros comerciales son tan seguros como pueden ser otros lugares", añadió el gerente del centro comercial de Huarte, que ha reforzado su plantilla con personal de limpieza y auxiliares que se encargan de monitorizar las zonas de mayor afluencia de gente y de mantener siempre llenos los dispensadores de gel y alfombrillas desinfectantes.

Por su parte, el centro comercial La Morea, en Galar, sigue un proceso de desescalada propio que comenzó ayer con la apertura de los comercios y del bar situados en el pasillo contiguo a la zona de pago de E.Leclerc –que ha permanecido abierto durante el confinamiento, así como la farmacia y Correos–. Así, mañana abrirán en su totalidad los locales de la planta baja de La Morea, incluyendo las cafeterías Espresso 4U y Duffin Daggels, y no será hasta el 1 de junio cuando se de la apertura total de la zona de restauración en la planta superior. El gerente del centro comercial de Galar, Carlos Esparza, observó que la afluencia de visitantes a lo largo del día de ayer fue constante y destacó "el gran comportamiento que está mostrando el público en general, colaborando y respetando en todo momento las medidas de seguridad".

El Corte Inglés de Pamplona retomó también ayer la actividad en su totalidad con la reincorporación del 100% de su plantilla, así como indicó Miguel Bados, responsable de comunicación del centro comercial, que señaló que no sólo vigilarán el aforo máximo permitido en el conjunto del edificio, sino que habrá limitaciones en cada una de las plantas en función de la superficie. Asimismo, el uso de los ascensores se limitó a personas mayores y con movilidad reducida o a personas que lleven silletas de niños. "Hemos abierto con los mejores ánimos y con todas las medidas de seguridad para nuestros clientes y nuestros empleados", aseguró Bados", que confió en ir encaminados hacia la normalidad.

algunas dudas

Zonas infantiles y de descanso. En la fase 2 no se podrá acceder a las zonas infantiles, recreativas y de descanso ubicadas en los centros comerciales, debiendo permanecer cerradas.

Probadores. En las tiendas de ropa los probadores deberán utilizarse por una sola persona y tras su uso se limpiarán y desinfectarán. Asimismo, uno de cada dos probadores deberá permanecer cerrado para asegurar la distancia de seguridad de dos metros. En caso de que un cliente se pruebe una prenda que posteriormente no adquiera, la prenda deberá ser higienizada antes que sea facilitada a otros clientes, algo que ocurrirá también con las devoluciones.

Ascensores. El uso de ascensores se limitará al uso imprescindible, quedando abierto para personas mayores, personas con discapacidad y personas con silletas. La ocupación máxima de los mismos será de una persona, salvo que sea posible garantizar la distancia interpersonal o en los casos de personas que puedan precisar asistencia.

"La gente está colaborando y respetando en todo momento las medidas de seguridad"

carlos esparza

Gerente de La Morea

"Esperamos que la gente vaya perdiendo miedo y que vean que los centros comerciales son seguros"

patxi biurrun

Gerente de Itaroa

"Hemos abierto con mucha ilusión, siempre preservando la seguridad de clientes y empleados"

miguel bados

Comunicación de El Corte Inglés