Familias y cuadrillas, los focos de contagio de coronavirus en Navarra

14.07.2020 | 01:37
Agentes junto a grupos de jóvenes el día 8

Las reuniones y celebraciones sin respetar las medidas de seguridad son el origen de la mayoría de rebrotes

Las reuniones familiares y las quedadas en cuadrilla han pasado de ser una vía de escape para olvidar los dos meses de confinamiento a convertirse en el principal foco de contagio de coronavirus. De hecho, en el caso de Navarra, todos los brotes que han sido detectados han tenido su origen en el ámbito familiar y social, aunque luego hayan podido generar algún caso en el ámbito laboral. Pero según apuntó ayer el Departamento de Salud del Gobierno foral, los puestos de trabajo no están siendo origen de los rebrotes y si atendemos a los tres principales focos navarros: la boda de Tudela, Sunbilla y el almuerzo de San Fermín, se han producido en el ámbito familiar, social y de ocio.

En el conjunto del Estado, desde que empezó la desescalada, las comunidades han informado de al menos 105 focos de contagio, de los que el 40% tienen su origen en reuniones familiares, según publicaba el periódico El País. Pese a que está más o menos claro que el principal foco son las familias y los amigos, lo que ahora se trata de averiguar es dónde se contagia la primera persona que lleva el virus a la familia o al grupo de amigos.

En el caso de la boda de Tudela, que acumula por el momento 37 casos, la madre de la novia, o la propia novia, que se desplazaron a Tudela desde Francia para la boda, podrían ser la posible paciente 0. Por ello, pese a que familiares y amigos sean contactos cercanos y conocidos, hasta ahora se debía respetar la distancia de 1,5 metros y, en caso de no poder hacerlo, usar mascarilla. Sin embargo, con el paso de las semanas, estas medidas de seguridad se fueron relajando en el día a día. En consecuencia, ahora algunos Gobiernos autonómicos, entre ellos el de Navarra, van a implantar la mascarilla de forma obligatoria en espacios abiertos y cerrados con independencia de la distancia de seguridad.

Más afección en jóvenes Esa relajación y esa pérdida de miedo al virus conforme avanzaba la desescalada se ha ido comprobando en terrazas de bares o encuentros familiares y sociales (comidas, celebraciones, bodas, etc.) en donde las medidas de seguridad se seguían de manera muy distendida. En este sentido, quienes menos han mantenido las medidas de prevención son los jóvenes, lo que ha hecho que en Navarra uno de cada tres contagiados sea menor de 30 años. Asimismo, en el conjunto del Estado, la edad media de los afectados actualmente por coronavirus ha bajado a los 46,3 años en hombres y los 50,5 en mujeres, lo que evidencia una mayor incidencia en población joven.

En breve

Celebraciones y reuniones. En el caso de navarra, los tres principales focos de contagio tienen su origen en el ámbito familiar, social o de ocio. En el caso de Sunbilla, los contagios se produjeron entre personas cercanas y del ámbito familiar. En la boda de Tudela, los 37 positivos estuvieron presentes en la celebración familiar; y el brote del día 6 de julio responde a un almuerzo que realizaron varias personas jóvenes.

Bajada de la edad media. En el estado ha descendido de los 50 años la edad media de los contagiados (46,3 en varones y 50,5 en mujeres).