Centros públicos y concertados tendrán una reserva de plazas para alumnado desfavorecido

Educación ultima un decreto foral que aboga por un reparto más equilibrado de estos escolares

23.07.2020 | 11:04
Carlos Gimeno, consejero de Educación, durante una rueda de prensa.

PAMPLONA – Es un asunto complejo, al que no es fácil hincar el diente. Sin embargo, desde que llegó a Santo Domingo, el consejero de Educación, Carlos Gimeno, dejó clara su intención de elaborar cuanto antes una normativa que favoreciera la distribución equilibrada del alumnado desfavorecido entre ambas redes. "Todos los centros sostenidos con fondos públicos tienen que tener los mismos derechos pero también las mismas obligaciones", aseguró el consejero a las pocas semanas de acceder al cargo. Una premisa que repitió ayer durante la presentación del proyecto de decreto foral por la que se regulará la admisión del alumnado en los centros públicos y concertados de Navarra con un reparto más equilibrado de los escolares en desventaja social. Esta normativa, que se aplicará en la prematrícula de Infantil y Primaria del curso 2021-22, obligará a todos los centros a establecer una reserva de plazas para este tipo de alumnado. También plantea cambios en la escolarización, dando más prioridad a la proximidad al domicilio y a tener hermanos en el colegio, y aboga por reducir las ratios en los centros con mayor saturación de alumnado desfavorecido.

El proyecto de decreto foral, que ahora inicia su recorrido por el portal de transparencia, tendrá su periodo de alegación y se debatirá en órganos colegiados como el Consejo Escolar de Navarra, tiene como objetivo "asegurar el acceso a la enseñanza de todo el alumnado en condiciones de igualdad y calidad, así como la libertad de elección de centro por parte de las familias, conjugando ambos derechos con una adecuada y equilibrada escolarización del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo". Se trata, remarcó Gimeno, de establecer mecanismos que contribuyan a una mayor calidad en la gestión del proceso de admisión a través de principios reguladores que incidan en la no discriminación, en la igualdad en la aplicación de las normas, en la calidad educativa, en la igualdad de oportunidades y en la cohesión social".

MAPA DE EDUCACIÓN INCLUSIVA Tal y como recordaron ayer el consejero Carlos Gimeno y el director general de Educación, Gil Sevillano, el alumnado desfavorecido está escolarizado mayoritariamente en la red pública. En concreto, los siete centros con más de un 70% de alumnado desfavorecido que hay en Navarra son públicos y 39 de los 43 centros con más del 40% de alumnado con desventaja social, económica o cultural también pertenecen a dicha red. "Si no se toman decisiones por parte de la Administración estos centros se pueden convertir en verdaderos guetos educativos que no facilitan la educación", advirtió Gimeno.

Esta realidad viene recogida en el primer Mapa de Educación Inclusiva, que ha elaborado el departamento, y que refleja que "en Navarra se está generando un sistema dual de educación en el que hay centros educativos que escolarizan mayoritariamente un determinado perfil de alumnado socioeconómica o culturalmente desfavorecido, que no se corresponde estadísticamente con la composición socioeconómica y cultural de la población de la zona en la que se ubican". Este mapa informa sobre la situación de los centros respecto a la escolarización del alumnado desfavorecido, una información clave para que Educación pueda intervenir y adoptar medidas que favorezcan la calidad y equidad del sistema. "El departamento podrá prever ratios inferiores de alumnado a las previstas en aquellos centros más saturados de alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo", explicó el consejero.

Asimismo, el proyecto establece medidas orientadas a una equilibrada escolarización del alumnado desfavorecido como la reserva hasta el final del periodo de preinscripción y matrícula (ordinaria y extraordinaria) de una parte, no se concretó el porcentaje, de las plazas de todos los centros públicos y concertados y la posibilidad de autorización de un 10% de incremento del número de escolares por aula para atender las necesidades de escolarización del alumnado de incorporación tardía.

CRITERIOS DE ESCOLARIZACIÓN La nueva normativa establece novedades en el proceso de admisión. En primer lugar, Educación plantea que el proceso de presentación de las solicitudes se realice de forma telemática si bien los centros prestarán colaboración a aquellas familias que lo soliciten podrán. En relación a los criterios prioritarios de escolarización, se mantienen los actuales si bien la nueva normativa otorga más peso al criterio relativo a la existencia de hermanos en el centro y al de la proximidad del domicilio o lugar de trabajo de los progenitores. Estos criterios tendrán más peso en el baremo. En un segundo término estarán la concurrencia de discapacidad y la renta per cápita.

También se introduce una novedad en el modo de proceder ante los empates. "Con independencia del orden en el que figure en su solicitud, cada solicitante concurrirá con la puntuación resultante de la baremación en cada uno de los centros demandados de tal modo que, en cada centro, la admisión del alumnado se producirá por orden decreciente de puntuación, asignando la plaza de prioridad más alta entre las que pudiera resultar admitido", explicó Gimeno.

Por otro lado, Educación delimitará áreas de influencia de los centros públicos y concertados, lo que incluye el establecimiento de las mismas áreas de influencia para colegios públicos y concertados de un mismo municipio o ámbito territorial. Dichas áreas, señalaron, serán determinadas mediante desarrollo reglamentario.

COMISIONES LOCALES Por último, el proyecto se refiere a los órganos de garantías de admisión, es decir, a la comisión general de escolarización y a las comisiones locales. Estas últimas velarán por la presencia equilibrada de alumnado con necesidad específica de apoyo educativo entre los centros públicos y concertados de su ámbito territorial "Con el objetivo de ser más eficaces y eficientes, estas comisiones locales serán presididas por un inspector/a de la zona".

En el caso del área de Pamplona y Comarca debido al gran número de solicitudes de incorporación tardía, las funciones otorgadas a las comisiones locales las asumirá Educación.

PRINCIPALES MEDIDAS

Reserva de plazas obligatoria. Educación obliga a todos los centros a reservar un porcentaje de plazas, aún por concretar, para alumnado desfavorecido hasta el final del proceso de matrícula.Áreas de influencia. Educación delimitará áreas de influencia y establecerá las mismas áreas de influencia para centros públicos y concertados de un mismo municipio o ámbito territorial.

Criterios de escolarización. Se mantienen los mismos criterios prioritarios de escolarización pero la proximidad al domicilio o centro de trabajo y tener hermanos en el centro tendrán más peso (más puntos) en el baremo. Después se priorizará la renta y la concurrencia de discapacidad, y por último progenitores trabajando en el centro, familia numerosa o situación de acogimiento.

Solicitud de admisión telemática. La solicitud de admisión será online sin eliminar la presencial.

LA CIFRA

43

Centros tienen más del 40% de alumnado desfavorecido. De esos 43 centros, 39 pertenecen a la enseñanza pública. Además, en Navarra hay siete centros, todos públicos, que escolarizan a más del 70% de alumnado desfavorecido.

"Si no interviene la Admnistración algunos centros se pueden convertir en guetos educativos"

CARLOS GIMENO

Consejero de Educación