Marta Ramos Zugasti, pediatra de atención primaria

"El confinamiento interrumpe el ritmo de aprendizaje"

26.09.2020 | 23:25
Marta Ramos Zugasti.

Para la pediatra Marta Ramos frenar los contagios en los centros es también tarea de los padres y madres que deben transmitir que es esencial seguir las normas preventivas

pamplona – Por todos era sabido que Navarra no atravesaba la mejor situación epidemiológica respecto al covid-19 al inicio del curso y que debido a esto se producirían numerosos confinamientos. Una medida de prevención necesaria que, a pesar de buscar frenar la transmisión del virus, según la pediatra de Atención Primaria Marta Ramos Zugasti, podría afectar de forma negativa tanto a los menores como a sus familias.

¿Es mayor o menor la circulación del virus en los niños?

–Los estudios publicados indican que los niños, especialmente los menores de 10 años, se contagian menos y a su vez contagian menos. Este hecho da tranquilidad de cara al mantenimiento de la actividad escolar.

¿Qué influye para esta escasa capacidad de transmisión del virus?

–Alrededor de la mitad de los niños que tienen covid confirmado no desarrollan ningún síntoma y, cuando se manifiesta, generalmente lo hace de forma leve. Se ha visto en distintos estudios que los casos leves contagian menos y durante menos tiempo. Al tener menos síntomas, por ejemplo, menos tos, la capacidad de diseminar el virus es menor.

¿Qué supondría para un niño en plena etapa de desarrollo acudir interrumpidamente a clase debido a los confinamientos?

–Supone una interrupción de su rutina habitual, en su ritmo de adquisición de hábitos y de aprendizaje. Desde los centros están haciendo un gran esfuerzo por adaptarse a simultanear la enseñanza presencial y on line para alumnos que están enfermos o en cuarentena. Sin duda es un nuevo reto para las familias y los docentes atender a todas estas situaciones generadas por la covid.

¿El exceso de medidas podría afectar negativamente en la infancia?

–Un punto importante es que los padres y madres les transmitamos desde la calma la importancia de seguir las medidas de prevención. Si entienden el por qué hay que llevar la mascarilla o no pueden hacer ciertas actividades, lo asumen muchas veces mejor que los adultos. El tema de las cuarentenas es más difícil de gestionar para las familias, especialmente para las que tienen dificultades de conciliación.

¿Cree que está justificado que un niño guarde cuarentena si no es por covid-19 confirmado?

–La cuarentena se justifica en aquellas personas que han sido contactos estrechos de un caso confirmado. El virus puede transmitirse desde aproximadamente dos días antes de que se presenten los síntomas a las personas que han estado a menos de dos metros, durante más de 15 minutos y sin mascarilla, de alguien contagiado de covid. Una vez que hemos entrado en contacto con el virus existe un periodo de incubación en el que podemos estar infectados sin saberlo y podemos contagiar sin saberlo. Por esto tiene sentido la cuarentena.

Con la llegada del otoño el covid-19 tendrá que convivir con otros virus. ¿Que recomendaciones daría a las familias? ¿Habrá una menor incidencia de la gripe?

–Este año, el hecho de las medidas de prevención que se están tomando por la covid se espera que sean eficaces frente a la transmisión de otros virus respiratorios como la gripe. A aquellas personas que tengan indicación de vacuna de la gripe (en los niños aquellos con enfermedades crónicas de base), les animaría a vacunarse. No se sabe con certeza cómo se comportará este año el virus de la gripe. Al circular los dos virus, que en cierta manera compiten entre sí, puede ser que la incidencia de la gripe sea menor o bien que se retrase la aparición de la ola epidémica. En todo caso lo que podemos hacer todos es prevenir con las medidas de higiene y la vacunación en los casos indicados.