Las nuevas concesiones de transporte interurbano de Navarra darán servicio a 17.000 ciudadanos más

06.10.2020 | 10:55
Dos personas esperan a un autobús en una dársena de la Estación de Autobuses de Pamplona

El Gobierno de Navarra está trabajando en la puesta en marcha de las nuevas concesiones del transporte público interurbano de Navarra por carretera, que incluirá el servicio a 17.000 personas residentes en distintas localidades que hasta ahora no disponían de él.

El consejero de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, Bernardo Ciriza, ha comparecido este martes en el Parlamento foral, a petición de EH Bildu, para informar sobre el Plan Integral del Transportes de Viajeros de Navarra (PITNA), y ha señalado que es "prioritaria" para su departamento "la renovación y modernización del sistema de transporte público interurbano de Navarra". "Las antiguos concesiones del transporte responden a necesidades de otra época en la que la población vivía prioritariamente en zonas rurales y apenas se disponía de vehículo privado", ha explicado.

El nuevo plan se enmarca dentro del Plan Director de Movilidad Sostenible, que será aprobado "próximamente" y se incluirá en el Plan Reactivar Navarra.

El consejero ha asegurado que "se va a dar servicio a prácticamente la totalidad de los municipios navarros", posibilitando el acceso a 17.000 personas que ahora no lo tienen. "Con el PITNA, muchas poblaciones que no tienen servicio público, podrán disponer del mismo. Estamos cumpliendo con las demandas de muchos alcaldes, que nos transmiten que para la supervivencia de las localidades es fundamental disponer de un servicio digno y adecuado", ha indicado.

El nuevo mapa del transporte pasará de las 38 concesiones actuales a diez, que serán las siguientes: Pamplona-Soria, Pamplona-Tafalla, Pamplona-Tudela-Zaragoza, Pamplona-Irún, Pamplona-Estella-Logroño, Pamplona-Alsasua-Vitoria, Pampona-San Sebastián, Pamplona-Zona Pirineo Oriental, Pamplona-Zona Pirineo Occidental, y el interurbano de la Comarca de Pamplona.

La concesión Pamplona-Soria ya está en servicio desde noviembre, tras ser adjudicada a Conda por un periodo de 10 años y un valor estimado de 10 millones. La concesión Pamplona-Tafalla salió a licitación el 10 de agosto por 8,9 millones durante seis años. La asociación ANET ha presentado una reclamación ante el Tribunal de Contratos Administrativos de Navarra a esta concesión, lo que podría retrasar dos o tres meses el proceso.

En cuanto al resto de concesiones, se encuentran todas ellas en proceso de desarrollo, algunas más avanzadas, como la Pamplona-Tudela-Zaragoza, y otras más retrasadas, como las de los Pirineos.

Como criterio general, en las nuevas concesiones se mejorará la frecuencia de conexión de las localidades de cada zona con la cabecera de comarca y con Pamplona y otras capitales de provincia, asegurando cuatro servicios diarios que corresponden a las necesidades de movilidad laborales, educativas y sanitarias fundamentalmente. "Es decir, un estudiante de la UPNA podría vivir en Miranda, en Marcilla o en Carcastillo y venir a estudiar cada día al campus de Pamplona", ha señalado el consejero.

Además, para mejorar la conectividad del territorio con los lugares donde se encuentran los servicios educativos, sanitarios, administrativos, laborales o de ocio, se ha diseñado un servicios de transporte a la demanda que se podrá prestar con turismos, taxi o VTC. Este servicio se prestará tres veces a la semana (dos días entre semana y otro el sábado).

Junto a ello, Ciriza ha explicado que su departamento está trabajando en el desarrollo de una tarjeta única de transporte de Navarra que funcionará como medio de pago integrado para el acceso a los servicios de transporte público de Navarra y el desarrollo de políticas tarifarias que fomenten el uso del transporte público. Además, se ha generado la imagen corporativa del servicio, 'NBus', que se colocará ya en los vehículos de la concesión Pamplona-Soria.

La directora general de Transportes, Berta Miranda, que también ha intervenido en la comparecencia, ha señalado que "si queremos potenciar que las personas vivan en los pueblos y captar nueva población, debemos invertir en el transporte interurbano de calidad" y ha pedido que se dé al transporte interurbano la misa consideración que el transporte urbano comarcal.

Miranda ha apuntado que, con la pandemia de Covid-19, se está detectando "un tímido repunte de la población de algunos municipios, que podría incrementarse gracias a las posibilidades del teletrabajo que aporta la llegada de la fibra óptica al entorno rural". "Se abre una ventana de oportunidad y pretendemos aprovecharla al máximo", ha destacado.

En el turno de intervención de los grupos, el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha compartido en términos generales las líneas de trabajo del Gobierno pero ha incidido en la importancia de que se actúe de forma "urgente". "No podemos esperar a que acabe toda la legislatura. Sólo hay una concesión finalizada y otra en proceso", ha apuntado.

El portavoz de Navarra Suma, Javier García, ha defendido que "la mayor presencia de autobuses mejora la cohesión territorial y es fundamental desde el punto de vista de mejora de la movilidad". "Hay que reconocer que se avanza, aunque igual no al ritmo deseado", ha dicho, para poner como ejemplo el "retraso" en el Pirineo.

En la misma línea que los anteriores grupos, el portavoz del PSN, Jorge Aguirre, ha destacado que el plan de transporte es "urgente" para Navarra, destacando que, a tenor de lo planteado por el consejero, su implementación supondrá una "mejora de la accesibilidad de la población y una mejora de la conectividad comarcal". "Se está adecuando a las necesidades de la situación actual y no a las necesidades del pasado", ha dicho.

El portavoz de Geroa Bai, Pablo Azcona, ha destacado la "importancia" de que se ponga en marcha el plan, que es "uno de los grandes elementos de la lucha contra la despoblación" y contribuirá también a "la lucha contra el cambio climático".

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha afirmado que el Gobierno "está siendo muy coherente con el plan establecido", aunque le ha pedido "un poco de velocidad porque es evidente que sigue habiendo zonas y localidades en Navarra que tienen menos posibilidades de movilidad y la movilidad es igualdad de oportunidades".