Restricciones en Navarra: "No, no pueden ir a pasar el día a Huesca"

23.10.2020 | 00:42
Un conductor enseña un documento para justificar su desplazamiento en Ziordia. Foto: Jesús Diges (Efe)

La Policía Foral y la Guardia Civil comenzaron el jueves a vigilar el confinamiento perimetral de Navarra

Los planes para pasar el día en Huesca se les truncaron en la misma muga. Una familia pamplonesa se topó ayer con las restricciones de salida y entrada en Navarra y tuvieron que dar la vuelta a la altura de Yesa después de ser parados en un control de la Policía Foral ubicado en la Autovía del Pirineo (A-21). "Al parecer desconocían que no se puede salir de Navarra por ocio y les hemos indicado que dieran la vuelta. Por el momento, estamos realizando una tarea informativa, sin denuncias".

El Cuerpo autonómico y la Guardia Civil comenzaron ayer a vigilar el cierre perimetral de la Comunidad Foral decretado por el Gobierno de Navarra para contener la expansión de la covid-19. Durante la mañana, la Policía Foral estableció media docena de controles por carretera en Ziordia (A-1), Endarlatsa (N-121-A), Baños de Fitero, Figarol y en la carretera de Ejea de los Caballeros, mientras que el Instituto Armado hizo lo propio en Viana (N-111), Mendavia (NA-134) o Tudela (N-232), entre otros puntos de control.

En Yesa, agentes de la Policía Foral controlaron el tránsito de vehículos que salían de Navarra en dirección a Aragón. "Buenos días. ¿Podría decirme a dónde se dirige?", preguntó un policía foral a cada uno de los conductores que circulaban por el control. La mayoría de los automovilistas atravesaban Navarra desde otras provincias, con destino también fuera de la Comunidad Foral, desplazamientos sobre los que no existe ninguna restricción. "Me dirijo a Barcelona, porque vivo allí, y viajo desde Cantabria", respondió uno de los usuarios, al que el agente le solicitó el DNI para comprobar si efectivamente tenía fijada su residencia en la Ciudad Condal. "Realizamos una mínima comprobación y les dejamos continuar el viaje".

CONSULTAS MÉDICAS Y TRABAJO Los agentes de la Policía Foral también pararon ayer durante la mañana de ayer usuarios de la A-21 que se habían desplazado desde Zaragoza hasta Pamplona para una consulta médica y que regresaban hacia su domicilio, así como trabajadores, algunos de los cuales se dirigían hacia las obras del recrecimiento del embalse de Yesa. "Les pedimos algún documento que sirva para acreditar su desplazamiento, como un salvoconducto de la empresa. La gente tiene la experiencia del estado de alarma y no hay ningún problema", señaló el jefe del dispositivo policial. Todos los camiones tenían que transitaron por el control tenían vía libre por entender los agentes que sus desplazamientos estaban plenamente justificados por cuestiones laborales.

El confinamiento perimetral, que se prolongará hasta el próximo 4 de noviembre, no limita los desplazamientos debidamente justificados que se produzcan para la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios y a centros educativos, incluida la enseñanza universitaria, así como para el cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales o empresariales. Igualmente, están autorizados los desplazamientos por la asistencia y cuidado de mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas vulnerables u otras causas de fuerza mayor, así como el retorno a la residencia habitual.

las cifras

300

AGENTES POLICIALES

Un dispositivo formado por más de 300 agentes de los distintos cuerpos policiales que operan en Navarra velará por el cumplimiento de las restricciones de movilidad en las entradas y salidas de la Comunidad Foral, hasta el 4 de noviembre.

59

PUNTOS LIMÍTROFES

Al margen de caminos y pistas forestales, Navarra cuenta con 59 puntos limítrofes por carretera, en los cuales la Policía Foral y la Guardia Civil van a disponer controles de movilidad para vigilar el cumplimiento del cierre perimetral. Los pasos fronterizos con Francia no están afectados por el confinamiento.