Las intoxicaciones por consumo de setas se duplican este otoño en Navarra pasando de 11 a 23

20.11.2020 | 18:44
Setas Entoloma lividum.

Las intoxicaciones por consumo de setas se han duplicado este otoño con respecto a las mismas fechas del año anterior. En concreto, desde el 1 de septiembre, se han atendido en los Servicios de Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra 23 casos por este motivo, 4 de ellos confirmados por Amanita Phalloides (una especie de hongo venenoso muy parecido a algunas setas comestibles) y otro sospechoso, pendiente de confirmación.

Una cifra que, según alerta el toxicólogo del CHN, Miguel Ángel Pinillos, es muy elevada, ya que en las mismas fechas se atendieron 11 intoxicaciones, ninguna de ellas por Amanita Phalloides. En opinión de Pinillos, esto puede deberse a la situación sanitaria generada por el COVID-19 que ha motivado el aumento de actividades al aire libre y, posiblemente también, un mayor interés por la recolecta de setas.

Desde Salud se recuerda a la población que la ingesta de este producto no está exenta de riesgo y que puede llevar al trasplante hepático e incluso, en el peor de los casos, a la muerte. Los principales síntomas son náuseas, vómitos o diarreas, pero también puede aparecer sudoración profunda, pulso lento, alteración de la visión o alucinaciones, dependiendo del tipo de seta ingerida.

Para ello, se han elaborado unas recomendaciones de cara a su recolección, manipulación y posterior consumo, y ante posibles síntomas de intoxicación:

-Recoger solo aquellas setas de especies comestibles conocidas que identifiquen sin ninguna duda.

-En caso de duda, no consumir y consultar con sociedades micológicas que ayuden a su identificación.

-Se advierte, además, de la importancia de coger las setas enteras (para su correcta identificación) y en buen estado de conservación, que estén bien desarrolladas (evitando las que están cerradas) y de transportarlas en una cesta, una vez han sido limpiadas.

-Cuando se consuman setas se deben guardar siempre ejemplares en fresco, sin cocinar, para aportar al servicio médico en caso de aparecer sintomatología compatible con intoxicación.

-Es importante ofrecer información sobre la hora de recogida, de ingesta y del inicio de los síntomas, así como información sobre el modo en el que han sido consumidas y el número de afectados.