El coronavirus acelera en Navarra: ¿por qué es tan peligroso que aumente el Rt como está sucediendo en la Comunidad foral?

La velocidad de propagación del coronavirus aumenta desde el 0,67 de mediados de mes hasta el 0,99 registrado el 25 de diciembre - La Comunidad foral roza el umbral en el que una epidemia crece

26.12.2020 | 17:35
Grafiti de Hijack con el coronavirus como protagonista

Uno de los argumentos expuesto por el departamento de Salud para endurecer las restricciones a partir de este lunes es el empeoramiento del índice de reproducción básico instantáneo (Rt), que indica el número de casos nuevos que provoca una persona infectada, es decir, la velocidad de propagación del coronavirus. Este parámetro, que hasta ahora no aparecía en las notas oficiales difundidas por el departamento,  se ha acelerado en Navarra desde el 0,67 de mediados de mes hasta el 0,99 registrado el 25 de diciembre. 

Para valorar la importancia de la evolución de este dato es necesario distinguir entre el factor R(0) y el Rt 


¿LOS FACTOR R y Rt Y CÓMO SE CALCULAN?


El cada vez más popular factor de reproducción R indica el potencial de propagación que tiene un virus. Si el número de reproducción es mayor que 1, cada persona infectada transmite la enfermedad a, al menos, una persona más. Así, el virus se propaga. Si el número de reproducción es menor que 1, se infectan cada vez menos personas y el número de infectados disminuye. Para contener la propagación de un virus, su número de reproducción debe ser inferior a 1.

El epidemiólogo Adam Kucharski, que trabaja en modelos matemáticos de enfermedades infecciosas para entender mejor el curso de enfermedades como el ébola, el SARS, la gripe y ahora la covid-19, explica en su libro The Rules of Contagion: Why Things Spread - and Why They Stop (Las reglas del contagio: por qué se propagan los virus y por qué se detienen) los cuatro parámetros que describen el potencial de contagio de una enfermedad y que en inglés, comienzan con las iniciales D,O,T,S:

1. Duración (Duration): Corresponde a la duración de la infección. Cuanto más tiempo esté una persona enferma, más tiempo podrá infectar a otras personas. Cuanto más rápido se aísle a una persona de los demás, menos tiempo tendrá para transmitir el virus a otros. El problema con el SARS-CoV-2 es que las personas afectadas parecen infectarse dos o tres días antes de que comiencen los síntomas. Tiempo en el que pueden infectar a otras personas sin ser darse cuenta.

2. Oportunidad (Opportunity): ¿Con cuántas personas tiene contacto un individuo infectado para que el virus pueda pasar al siguiente? Según Kucharski, en circunstancias normales esto es, en promedio, unas cinco veces al día. La variable refleja nuestro comportamiento social. Puede reducirse si aumentamos la distancia social, por ejemplo, saludando de lejos, en lugar de dar un abrazo.

3. Probabilidad de transmisión (Transmission probability): ¿Qué probabilidad hay de que el virus se transmita realmente de una persona a otra cuando dos personas se encuentran? Kucharski y su equipo suponen que esto podría suceder en una de cada tres oportunidades.

4. Susceptibilidad (Susceptibility): ahora que tenemos tiempo, oportunidad y probabilidad de transmisión, ¿qué probabilidades hay de que una persona adquiera el virus y se enferme? Cuando no  existe una vacuna y la tasa de infección (y con eso la tasa de células inmunes potenciales) es bastante baja, esta variable está cerca del 100%. Con el aumento de la inmunización disminuye.

El resto son matemáticas: al hacer la multiplicación con los puntos D, O, T y S se obtiene el número de reproducción. Los cuatro parámetros son los pilares para detener la propagación del virus.

El número de reproducción efectivo R debe ser distinguido del número de reproducción básico R0. Mientras que R indica cuántas personas se infectan, en promedio, después de tomar medidas de contención o una parte de la población es inmune, R0 describe cuántas personas son contagiadas por una persona infectada sin medidas de contención. De modo que, R0 asume que nadie ha sido vacunado, nadie tuvo la enfermedad y, por lo tanto, es inmune y que no hay manera de frenar la propagación.

El instituto alemán de virología Robert Koch supone que la tasa básica de reproducción del SARS-CoV-2 está entre 2,4 y 3,3. Sin medidas de contención, cada persona infectada contagiaría por lo tanto a otras dos o tres personas. En otras palabras, para controlar la epidemia (es decir, R < 1), se deben evitar cerca de dos tercios de todos las contagios posibles.


EL FACTOR R0


Así pues, hay un elemento sencillo pero crucial en el meollo de cómo entender la amenaza que representa el coronavirus: el número de reproducción básico o R0. Si el R0 de una enfermedad es el número de casos, en promedio, que van a ser causados por una persona infectada durante el período de contagio, suponiendo que nadie es inmune y que la gente no cambia su comportamiento para evitar enfermarse, lo que mide, por tanto, es la capacidad del virus para propagarse.


En la película Contagio, estrenada en 2011, sobre una pandemia mundial causada por un nuevo virus, se mencionaba el factor R0. No es un término inventado por Hollywood. Es un concepto importante en epidemiología y es parte crucial de los planes de salud pública durante un brote como el del coronavirus.

Los científicos usan el R0 para describir la intensidad de una enfermedad infecciosa. Por eso, en la pandemia de covid-19, se ha convertido en el factor fundamental que usan de guía los gobiernos a la hora de adoptar estrategias para proteger a la población. En particular, los gobiernos usan el R0 sobre todo a la hora de determinar la implementación y el levantamiento de los confinamientos.


¿Por qué es importante?


El sarampión, por ejemplo, tiene uno de los números más altos existentes con un factor de reproducción de 15. Puede causar brotes explosivos. El nuevo coronavirus, conocido oficialmente como SARS-CoV-2, tiene un número de reproducción aproximado de 3, aunque los cálculos varían.

Si el número de reproducción es mayor a 1, entonces la cantidad de casos aumenta exponencialmente. La meta de los gobiernos en todo el mundo ha sido tratar de forzar el número de reproducción de alrededor de 3 a por debajo de 1.

¿Es el número más importante?


El número básico de reproducción es uno de los tres principales factores para rastrear la situación de la epidemia. Otro es la severidad, ya que si tienes una forma leve de la enfermedad que no genera muchos problemas es posible que la población no consiga evitar relajarse un poco. El coronavirus y la enfermedad que causa, covid-19, desafortunadamente es severa y mortal. El tercero es el número de casos, que es importante para decidir cuándo actuar. Si se tiene un alto número de casos, pero se relajan las restricciones que permiten que el número de reproducción llegue alrededor de 1, entonces se continuará teniendo un alto número de casos.

¿Qué pasa con una vacuna?


Tener una vacuna es otra manera de reducir el número de reproducción básico. Un paciente con coronavirus infectaría naturalmente a un promedio de otros tres. Pero si una vacuna pudiera proteger de la infección a dos de ellos, el número de reproducción caería de 3 a 1, lo que se espera que suceda en Navarra, donde comienza este domingo la histórica vacunación contra la covid-19.

EL FACTOR RT


En base al R0 se puede calcular el Rt, que es el número de reproducción en el instante t, que nos indica la tasa de transmisión real del virus en un determinado momento. Este número variará en función de los protocolos de control establecidos en cada país.

Para el cálculo de este número se puede utilizar la estadística y el análisis digital, que sin vulnerar la privacidad personal de cada individuo, nos puede proporcionar cantidad de datos agregados que nos facilitarán el cálculo del Rt, y con ello proveer a los gobernantes una base científica en la cual apoyar sus decisiones.

Así un Rt=1, significa que la pandemia se mantiene estable, por cada persona infectada, otra se infecta, y cuando la primera se recupera o fallece, la segunda la reemplaza. Así, a un Rt menor de 1 la epidemia tiende a desaparecer, y aun Rt mayor de 1 la epidemia crecerá y muy posiblemente con carácter exponencial, un umbral que roza Navarra.

Una información importante que nos facilita este número, es la cantidad de nuevas infecciones que un sistema de salud puede soportar sin llegar al colapso. El Dr. Gabriel Leung, uno de los mayores expertos mundiales en el estudio del SARS-coV-2 y cómo combatirlo, lo explicaba así en una entrevista con el New York Times: "Si una población vive en una ciudad que dispone de 1000 camas UCI, quiere decir que no puede haber más de 1000 personas al mismo tiempo con un respirador en una cama UCI. Si la estancia mínima de un enfermo covid19 en la UCI es de 14 días, esa ciudad no podrá dar cuidados de UCI a más de 71 pacientes nuevos al día. Si se suponemos que aproximadamente el 5% de los casos infectados son tan graves que requieren UCI, esa ciudad no puede permitirse más de 1.420 nuevas infecciones por día. Entonces este es el número real de infecciones, y no las reportadas oficialmente en los recuentos. Así los gobernantes, mediante estos datos, deben ajustar sus decisiones para no colapsar sus sistemas de salud".

De ahí la importancia de tener datos sobre el Rt, y una vez tanto este como el número de infectados diarios muestren una disminución, se podrán empezar a flexibilizar algunas medidas, que se podrán reactivar en el momento que haya repuntes de algunos de estos datos, como está sucediendo en Navarra y que ha obligado a reducir a 6 el número de personas que se pueden reunir para los banquetes navideños y a recortar a las 23.00 horas el toque de queda.