diego arzoz /miembro de la asociación sindrome de down de navarra

"Sin los voluntarios no se podrían llevar a cabo algunas actividades"

Arzoz convive con una voluntaria en un piso de la Rochapea y forma parte del grupo Motxila 21

04.01.2021 | 00:17
Diego Arzoz posa frente a un mural de Motxila 21. Foto: Unai Beroiz

PAMPLONA – Diego Arzoz, es miembro de la Asociación de Síndrome de Down de Navarra, donde comparte distintas actividades con el voluntariado del centro. En concreto, es uno de los integrantes del grupo de música Motxila 21 y también vive en un piso en la Rochapea junto con otros compañeros con Síndrome de Down.

En esta vivienda, también conviven con una voluntaria llamada Andrea, que "suele estar con nosotros por las noches" y les ayuda en todo lo necesario. Una persona que supone un apoyo importante en su día a día, porque según indicó, "sin los voluntarios se nos fastidiarían muchas cosas, porque muchas actividades no se podrían llevar a cabo".

En esta línea, añadió que en las actividades que hacen dentro de la Asociación, los voluntarios "siempre les ayudan mucho a los profesionales y a nosotros también". En caso de tener alguna pregunta, también puede acudir a ellos y si hay algún problema del piso "siempre están ahí para ayudarnos a resolverlo en todo momento".

Sobre la experiencia de pasar tiempo con los voluntarios y las voluntarias, Arzoz reconoció que lo que más valora es "conocer a gente nueva y compartir experiencias". Además, subrayó que agradece mucho que sean "comprensivos y que siempre estén dispuestos para echar una mano". Al referirse a Andrea, la voluntaria que pasa las noches con ellos en el piso, expresó que "es una compañera de piso más", porque comparte muchos momentos con ellos.