Navarra comienza la vacunación a sanitarios y grandes dependientes en Etxarri-Aranatz y Alsasua

Se extenderá en los próximos días a distintos puntos de la Comunidad foral para llegar al conjunto de este colectivo, unos 18.000 trabajadores

15.01.2021 | 13:54
Comienzo de la vacunación al personal sociosanitario de Navarra.

Navarra ha iniciado este viernes en Etxarri-Aranatz y Alsasua el proceso de vacunación frente al Covid-19 a los profesionales sanitarios, que se extenderá en los próximos días a distintos puntos de la Comunidad foral para llegar al conjunto de este colectivo, unos 18.000 trabajadores.

También ha comenzado en estas dos localidades la vacunación del colectivo de grandes dependientes no institucionalizados, que agrupa a 7.000 personas. Este solapamiento de la vacunación en estos dos sectores permitirá rentabilizar el despliegue operativo, que movilizará, a partir del lunes, a un número importante de equipos móviles, unidades de vacunación y otros profesionales dedicados a vacunar.

El proceso en el ámbito sanitario se llevará a cabo de forma progresiva y priorizada, comenzando por los profesionales que se encuentran en primera línea de la lucha frente al virus, y teniendo en cuenta cuestiones logísticas, geográficas y otras circunstancias de este sector.

El Departamento de Salud, con el liderazgo de Salud Pública, y la coordinación con las unidades responsables del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea y de los centros privados, ha planificado ya la distribución de las dosis, acomodada al flujo de disposición de las vacunas.

Concretamente, siguiendo las indicaciones del Ministerio, la inmunización comienza por profesionales de Atención Primaria y hospitales, tanto públicos como privados, con la siguiente distribución: unidades, consultas y circuitos Covid-19; puertas de entrada de pacientes agudos a los servicios de salud (servicios de admisión, urgencias, emergencias, atención primaria y cualquier especialidad que reciba pacientes agudos); servicios de cuidados intensivos u otras unidades que asuman estas funciones en caso necesario; cualquier servicio de cuidado no intensivo donde se realicen procedimientos que puedan generar aerosoles; y personal que toma muestras o personal de servicios centrales donde se manipulan muestras que potencialmente pueden contener virus viables.

Este grupo suma ya 16.000 personas entre Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Salud Mental, Clínica Universidad de Navarra, Hospital San Juan de Dios y Clínica San Miguel.

También se está abordando la planificación de la administración de las dosis entre las empresas subcontratadas y otros profesionales del ecosistema sanitario y sociosanitario agrupados en colegios profesionales, trabajadores que ejercen de forma autónoma en consultas así como otros agentes sanitarios, etc. Esta fase finalizará el 22 de marzo.

Este mismo viernes, gracias a la combinación de equipos específicos móviles (pasan de 6 a 10), al personal específico de Refena del SUE, del que además depende el camión-hospital de campaña que va a itinerar por zonas rurales de Navarra, y las unidades de vacunación de los hospitales de Estella y Tudela (Garcia Orcoyen y Reina Sofía) referenciales en cada zona y que vacunarán también a sus propias plantillas, se va a empezar a cubrir la población diana de profesionales sanitarios que trabajan fuera de Pamplona y su Comarca.

En el caso de Atención Primaria, se vacunarán en Refena y, si pertenecen a los centros hospitalarios, en sus respectivas unidades de vacunación. Respecto a Refena -que también refuerza sus equipos- tiene previstas ya 1.281 citas de sanitarios y sociosanitarios para este sábado 16 y domingo 17, y seguirá vacunando a este sector durante toda la semana. Mientras, el CHN comenzará el lunes 18 su propio proceso con dos líneas de administración de dosis.

Las Areas de Tudela y Estella también se incorporan a esta estrategia. Lo mismo que los hospitales privados que, siempre con la supervisión por parte del Departamento de Salud, articularán sus propias unidades y cronogramas de vacunación, en función también de la disposición de dosis semanales. La Clínica San Miguel, San Juan de Dios y la Clínica Universidad de Navarra se sumarán a este proceso de forma escalonada también la próxima semana.

El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea puso en marcha un proceso de formación en personal propio y también de centros privados que van a realizar la vacunación de sus profesionales. Hasta el momento han realizado la formación un total de 210 profesionales, de ellos la mayoría enfermeras -pero también TES y TCAEs- de equipos de zonas básicas además de hospitales. Salvo los que forman parte de las unidades de vacunación de los hospitales de San Juan de Dios, San Miguel y CUN, todos son empleados públicos del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea o del propio Departamento de Salud.

Una vez que se concluya la fase de vacunación de profesionales, serán ya ellos mismos los que vacunen a población general, utilizando la propia red sanitaria como puntos de vacunación, red que se reforzará con equipos móviles.

El siguiente grupo prioritario, en principio a partir de marzo, ya de población general, serán las personas mayores y pacientes crónicos, a los que seguirán otros como personas vulnerables por su situación socioeconómica, profesiones esenciales, docentes, personas de entornos cerrados, población infantil y adolescente hasta llegar, cuando los suministros y la capacidad logística de administración lo permitan, a la población adulta sin condiciones de riesgo.

El objetivo estratégico del plan nacional de vacunación Covid-19 habla de llegar al 90% de los centros sociosanitarios, el 70% del personal sanitario y sociosanitario y el 85% de las personas con más de 65 años.