En clase, con abrigo: "Voy a clase con mil capas, parezco una cebolla"

Estudiantes del IES Plaza de la Cruz y de Carmelitas sobrellevan el frío en las aulas con abrigos y mantas

17.01.2021 | 00:50
Alumnos en clase abrigados y con la ventana abierta

"Por la mañana hace un frío horrible. Algunos días vengo con manta y voy con mil capas de ropa, parezco una cebolla". Son palabras de Marta Dimytriv Paulinchko, estudiante de 2º de Bachillerato del colegio Carmelitas, que cuenta su experiencia entre risas mientras sus compañeras asienten. "La calefacción está a tope y después la situación mejora", añade Amanda Tiesen Batista.

El reloj de la iglesia San Miguel marca las 11.15 horas y la plaza de la Cruz de Pamplona se va llenando de estudiantes del instituto decano y del colegio concertado sitio en la calle San Fermín. Mientras dan buena cuenta de sus bocatas, la chavalería aprovecha el rato del recreo para desconectar de las clases y charlar con sus colegas. Claudia Rodríguez, Andrea Caballero y Valeria Osuna, alumnas de 2º de Bachillerato del IES Plaza de la Cruz, son de las primeras en sentarse en un banco de la mítica plaza pamplonesa. "Estamos en el sótano del edificio y hace mucho frío. Es cierto que depende de días y de momentos, por ejemplo, cuando subimos del recreo se nota bastante. Ventilamos ventanas y tenemos también las puertas abiertas durante las clases, y aunque venimos más abrigadas el frío se nota, sí", relataron estas jóvenes.

En otro corrillo se encuentran Eduardo Eslava, Alejandro Gómez, Unai Marín y Gonzalo Pellejero, del mismo curso e instituto pamplonés. "Bueno, tampoco hace tanto frío. Ventilamos ratos y luego volvemos a cerrar. No es para tanto", afirma uno de ellos. Su colega le rebate. "¿Qué no hace frío? Yo estoy al lado del radiador y paso bastante frío. Suelo estar con el abrigo", aseguró este joven, quien añadió que " mucha gente no se quita el abrigo e incluso alguna compañera ha venido con manta".

Una sensación similar tienen un grupo de estudiantes de Carmelitas. "La mitad de la clase más o menos estaremos con el abrigo puesto y atado, y también usamos estas bufandas grandes a modo de manta", afirma una de ellas que prefirió mantenerse en el anonimato. Aunque, como ya se sabe, el termostato no es el mismo para todos. "La verdad es que yo estoy bien, no paso frío", apuntó otra estudiante.

noticias de noticiasdenavarra