alerta sanitaria

Coronavirus en Navarra | 206 nuevos casos el martes: preocupa el alza de contagios entre mayores de 74 años

La tasa de positividad bajó al 6,2 %, se registró un fallecimiento y hubo 19 nuevos ingresos, tres en UCI

20.01.2021 | 01:32
Vacunación contra el coronavirus en la unidad móvil este martes en Oronoz-Mugairi.

Navarra detectó el martes 206 nuevos casos de infección por Covid-19, 33 menos que el día anterior, según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN). El alza de los contagios, que ayer volvió a romper la barrera de los 200 –239, la peor cifra en más de dos meses–, llegará a notarse de forma importante en los hospitales en dos semanas, mientras que se desplazará a las UCI de estos centros en una tercera, prevé Salud.

En el día de ayer se realizaron en la Comunidad foral un total de 3.226 pruebas, entre PCR y test de antígenos, lo que arroja una tasa de positividad del 6,3 % (2.231 pruebas PCR y 995 test de antígenos).

Ayer se produjeron 19 nuevos ingresos en la Comunidad Foral relacionados con esta enfermedad, tres de ellos en la UCI. Asimismo, se registró el fallecimiento de una mujer de 101 años. El número total de muertes confirmadas por esta causa en Navarra se sitúa en 997.

El pasado martes hubo en la Comunidad foral 195 nuevos casos (tasa de positividad del 8%), el miércoles 213 (7,9%), el jueves 238 (8,3%) el viernes 195 (6,7), este sábado 159 (8,1), el domingo 199 (11,7%) y el lunes 239 casos (8,8%).

"Hay un detalle muy llamativo del crecimiento de contagios de entre mayores de 75 años, y también en los de 59 a 75" recalcan las autoridades sanitarias, que anticipa que, en base a lo experimentado en las dos anteriores ola, "si la incidencia sube en grupos de más edad, van aumentando los ingresos en hospitales".

El martes, en la lista diaria de contagios detectados por municipios y zonas básicas de salud, el II Ensanche de Pamplona encabezó el conteo con 13 nuevos casos. Le siguieron Rochapea y Tudela Este, con 11, Milagrosa y Sartaguda, con 9, Azpilagaña, con 8, y Burlada y Tudela Este con 7.

Navarra volverá, a partir de este sábado, a cerrar los interiores de hostelería y a limitar las reuniones en domicilios a la unidad convivencial, "medidas quirúrgicas" e "intervenciones selectivas" –así las calificó la consejera de Salud, Santos Induráin–, que tratan de "anticiparse" a un virus cuyos contagios continúan multiplicándose en la comunidad.

Estas dos nuevas restricciones, que tendrán vigencia hasta, al menos, el 7 de febrero, y que pueden ser modificadas o prorrogadas en función de la evolución de la situación epidemiológica, se encuadran dentro de un "nivel de alerta 4 anticipado" y dibujan un panorama similar al que tuvo lugar entre finales de noviembre y mediados de diciembre. Entonces, el día 17, se abrieron el interior de los locales hosteleros al 30 %, aforo que no llegó a aumentar y que ahora vuelve a clausurarse. En cuanto a las reuniones en domicilios, se ampliaron a diez personas de dos núcleos familiares para Nochebuena, número que se redujo a seis para Nochevieja y que ahora se vuelve a limitar a la unidad convivencial.

La situación epidemiológica en la Comunidad Foral refleja varios indicadores en "riesgo muy alto" debido al crecimiento exponencial de contagios, aunque dicha incidencia esté muy por debajo de la de otras comunidades y de la media estatal. Lo cierto es que la incidencia del virus en Navarra en esta tercera ola ya se está notando y la consejera Induráin recordó que se han enlazado cuatro semanas consecutivas con un crecimiento en los contagios. Ello ha llevado que en algunos de los principales indicadores que se manejan a nivel estatal, por parte del Ministerio de Sanidad, para evaluar la transmisión del virus, como son la incidencia acumulada a 7 y a 14 días, Navarra haya vuelto a crecer de manera relevante. En incidencia a 14 días por 100.000 habitantes, la Comunidad se sitúa ahora en 404 casos mientras que la media estatal es de 714. Hay que recordar que en la peor época de la segunda ola, allá a finales de octubre y principios de noviembre, Navarra superaba los 1.000 casos de incidencia. Solo están mejor que Navarra en este indicador Canarias, Cantabria, Asturias y la Comunidad Autónoma Vasca.



Los datos del martes


Por zonas, en Pamplona / Iruña y su comarca se registraron el 54% de los casos positivos, en el área de Tudela, el 16%, y en la de Estella-Lizarra, el 14%. Los demás positivos (16%) se reparten por otras zonas de Navarra.

Respecto a las y los profesionales sanitarios del sistema público de salud afectados por COVID-19, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), en la actualidad hay 64 positivos activos y en la última semana se han producido 28 nuevos contagios. La plantilla está compuesta por alrededor de 13.000 profesionales.

En cuanto a la distribución por franjas de edad de los nuevos casos registrados, los grupos mayoritarios son el de 45 a 59 años, con el 22%, y el de 30 a 44 años, con el 20%. Le siguen los grupos de 15 a 29 años con el 18% y el de 60 a 75 años con el 17%. Finalmente, el grupo de menores de 15 años, con un 12% y los mayores de 75 años con un 11%. La edad media de los nuevos positivos está en los 45,7 años.

Con respecto al género, el 53% de los casos son hombres y el 47% mujeres.

Desde la perspectiva de la ocupación hospitalaria, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, tras el balance de ingresos y altas, 170 personas permanecen ingresadas con y por COVID-19 (7 más que ayer), 18 de las cuales se encuentran en puestos UCI (dos más que ayer) y otras 22 en hospitalización domiciliaria (uno menos que ayer). Los demás, 130 pacientes, están en planta (6 más que ayer). Todas estas personas dieron positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario, y ocupan espacios COVID-19.

La incidencia acumulada de infecciones por el virus se sitúa en 45.703 casos en la Comunidad Foral.

14.812 dosis administradas


En cuanto al plan de vacunación, ayer se administraron 1.081 dosis, lo que eleva el número de dosis administradas hasta la fecha a 14.812. Continúa vacunándose en Refena al personal sociosanitario y esta semana ya se ha iniciado la vacunación a profesionales del ámbito sanitario, público y privado.

Suben los nuevos casos sobre todo en personas mayores de 74 años


En el último Informe Epidemiológico del ISPLN, correspondiente a la semana del 11 al 17 de enero, se han confirmado 1.440 casos por PCR o por antígeno (218 por 100.000 habitantes), con un aumento del 29% respecto a la semana anterior en la que se registraron 1.115 casos (169 por 100.000 habitantes). El 74% de estos nuevos casos eran sintomáticos, y el 72% habían sido contactos de otros casos confirmados. El ámbito de transmisión en el domicilio sigue siendo el más frecuente (37%), le siguen el ámbito social que incluye reuniones de familiares no convivientes (24%) y los que desconocen el origen de la infección (26%). La transmisión en centros socio-sanitarios ha causado el 8% de los casos.

Aumentan los casos en todos los grupos de edad, pero el más preocupante es el fuerte ascenso que continúa observándose en personas mayores de 74 años (83%), explicado en parte por la coincidencia de varios brotes en centros socio-sanitarios. El segundo ascenso más importante se observa en el grupo de 55 a 74 años (34%). Ambos, incrementos auguran un aumento de hospitalizaciones y defunciones en las próximas semanas.

El grupo de 15 a 34 años sigue presentando la mayor tasa de incidencia (310 por 100.000 habitantes), pero llama la atención que son los mayores de 74 años quienes presentan la segunda tasa más alta (289 por 100.000). Las menores tasas se registran en menores de 5 años (154 por 100.000) y en el grupo de 5 a 14 años (134 por 100.000).

La incidencia ha aumentado en las tres Áreas de Salud, alcanzando 194 casos por 100.000 habitantes en la de Pamplona, 212 en la de Tudela y 234 en la de Estella.

Aumentan los ingresos y las defunciones


Entre el 11 y el 17 de enero se produjeron 71 ingresos hospitalarios por COVID-19, frente a los 59 de la semana anterior. Los ingresos en UCI atribuibles a COVID-19 han pasado de 6 a 7 casos, mientras que las defunciones por COVID-19 se han duplicado, al pasar de 7 a 15.

Entre los casos confirmados desde el 11 de mayo, el 6,5% requirió ingreso hospitalario, 7 de cada mil ingresó en UCI y 13,9 de cada mil falleció a causa del COVID-19. El riesgo de hospitalización entre los casos confirmados de COVID-19 desde el 11 de mayo es apreciable (1,8%) en menores de 5 años, desciende en niños de 5 a 14 años, y aumenta progresivamente en los siguientes grupos de edad. A partir de 65 años la proporción de ingresados alcanzó el 19%, y a partir de los 85 años fue del 31%. Los ingresos en UCI se han producido a partir del grupo de 25 años, y alcanzan el 3,8% en el grupo de 65 a 74 años. Los fallecimientos se produjeron en los grupos de 35 años en adelante, y entre los casos de mayores de 85 años fallecieron el 22%.

Detección de variantes de SARS-CoV-2 en Navarra


Entre las muestras de casos confirmados en Navarra que se han mandado a laboratorios de referencia para su caracterización genética, se ha detectado la presencia de la variante inglesa (VOC 202012/01) desde mediados de diciembre. En el Complejo Hospitalario de Navarra se ha analizado una muestra representativa de los SARS-CoV-2 detectados en Navarra entre el 4 y 13 de enero, encontrándose que un 4,7% de los casos tenían el Gen S negativo, lo cual es altamente sugestivo de la variante inglesa.

En el estudio epidemiológico de estos casos no se han detectado situaciones que hagan sospechar de un comportamiento diferente de esta variante en comparación con el resto de SARS-CoV-2 que circulan en Navarra. Esta variante se ha asociación con mayor transmisibilidad, pero no con mayor gravedad, ni con un menor efecto de la vacuna. Por tanto, la principal implicación de esta detección es la recomendación de mantener y reforzar las medidas preventivas

Reforzar medidas preventivas


Como conclusiones, el Informe destaca el aumento de la transmisión del COVID-19, de los ingresos y de las defunciones. Se mantiene la tendencia de la semana pasada, lo que todavía puede explicarse por la mayor interacción familiar y social que se produjo durante las fiestas de Navidad, y la recuperación de otros ámbitos de contactos que supone el retorno a la actividad cotidiana. Se requiere reforzar las medidas preventivas, evitando el contacto estrecho entre no convivientes: reunirse con pocas personas no convivientes, hacerlo al aire libre o en espacios bien ventilados, mantener todo el tiempo la mascarilla y distancia física.