El equipo de rastreo aísla a más de 2.500 personas cada día en Navarra

Actualmente hay al menos 27.500 navarros que están confinados entre positivos, contactos estrechos y escolares

22.01.2021 | 01:08
Pabellón de Refena en el que trabajan los rastreadores. Foto: Javier Bergasa

Pamplona – El equipo de rastreadores de Osasunbidea ha vuelto a trabajar a destajo. Tras unas semanas de cierta calma durante el mes de diciembre, cuando los casos de covid-19 cayeron por debajo de los 100 diarios, la actividad de este equipo que trabaja desde Refena se ha disparado tras la Navidad. En lo que llevamos de año, se ha cuadruplicado el número de contactos estrechos que detectan por cada positivo, que en la actualidad se sitúan en torno a 12, lo que hace que los rastreadores aíslen de media a más de 2.500 personas al día en Navarra, entre positivos –unos 200 diarios– y contactos.

La actividad de estos trabajadores está alcanzando cotas de octubre, cuando la Comunidad Foral se encontraba en lo peor de la segunda ola de la pandemia. De hecho, a finales de octubre –cuando los casos de coronavirus superaban el medio millar en muchas jornadas– en Navarra había unas 25.000 personas aisladas, porque eran 5 los contactos estrechos que generaba de media cada positivo. Ahora las cifras de casos diarios están en torno a los 200, sin embargo, la gran cantidad de contactos estrechos hace que la actividad del equipo de rastreo sea similar e incluso superior a la de los meses más duros de la segunda ola.

Con datos de ayer, en la Comunidad Foral hay, al menos, 27.500 personas confinadas, entre contagiados, contactos estrechos y escolares aislados. Esta estimación se calcula teniendo en cuenta los positivos detectados en los últimos 10 días (2.036) –tiempo mínimo de aislamiento– y contabilizando una media de 12 contactos estrechos por cada caso (24.432). A ellos habría que sumar los 1.223 alumnos y alumnas de Infantil y Primaria que permanecen en este momento aislados por haber sido contactos de algún positivo en sus aulas. La suma total es de unas 27.690 personas confinadas.

Llama más la atención si se compara con las personas que estaban confinadas antes de Navidad. Según el mismo método de cálculo empleado por este periódico el 24 de diciembre, aquel día los confinados en Navarra eran unos 5.300, es decir, en menos de un mes se ha multiplicado por 5 el número de personas aisladas.

250 rastreadores En previsión de este aumento de actividad, el equipo de rastreo no redujo su plantilla durante el mes de diciembre, cuando se produjo un descenso de casos. Así, el equipo de rastreo lo conforman 250 profesionales. A principios de noviembre fue cuando se hizo el último refuerzo, con 30 nuevos rastreadores, para tratar de cortar cuanto antes la cadena de transmisión, llegando así a la cifra de 250 trabajadores. Además, a ellos se añaden otros 30 rastreadores militares que llevan trabajando junto al equipo de Refena desde el mes de septiembre.

un 77,4% de trazabilidad Directamente relacionada con el equipo de rastreo está la trazabilidad, es decir, el porcentaje de casos a los que se les encuentra una vinculación a algún brote o caso previo. Ahora, Navarra tiene un porcentaje de trazabilidad del 77,4% de los casos, por lo que solo un 22,6% de los positivos que se notifican desconocen el lugar en el que se han contagiado y por dicho motivo se dificulta su capacidad de búsqueda y localización de contactos. Navarra es la tercera comunidad del Estado con mayor trazabilidad, solo superada por Canarias (82%) y Murcia (80,4%).