Los hosteleros navarros retan a Remírez a mostrar los informes que justifican el cierre

La Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra argumenta que los brotes relacionados con la hostelería son solo el 2,7 % del total

28.01.2021 | 20:18
Manifestación convocada contra el cierre de los establecimientos decretado por el Gobierno foral para hacer frente al coronavirus

La Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra ha insistido este jueves en la "inexistencia de datos que justifiquen el cierre de la hostelería" decretada por el Gobierno foral, que a su juicio deberían sustentar la decisión.

Por ello, en una nota dicen asistir "con perplejidad" a las declaraciones del Consejero de Interior Javier Remírez al proponer al alcalde de Pamplona, Enrique Maya, que aporte datos para justificar la apertura de bares, "cuando por razones epidemiológicas, jurídicas e incluso éticas, debiera ser al contrario" y estar el Gobierno "obligado a aportar datos o informes que justifiquen el cierre de la hostelería, ya que ni el propio sector los conocen".

Considera la Asociación que "no existen datos o informes que establezcan una relación de causalidad o que justifiquen específicamente el cierre de la hostelería, salvo que tales datos sean derivados simplemente de la deducción de que toda actividad social debe estar cerrada, al ser nudos de transmisión ya sea el ámbito laboral o el educativo por ejemplo".

En ese caso, advierten de que los informes del propio Ministerio de Sanidad no avalan las declaraciones del Consejero, ya que en ellos se establecía que los brotes relacionados con la hostelería eran solo el 2,7 % del total.

Otro dato que a su entender rebate las afirmaciones del consejero es la "nula e inexistente diferencia en la curva de contagios entre quienes han mantenido abierta o cerrada la hostelería" en las diferentes comunidades autónomas.

Con todo, creen que sin informes que establezcan una relación de causalidad entre la apertura de la hostelería y los contagios covid, "siguiendo la teoría del Consejero debería cerrarse todo espacio con interacción social evitando así la discriminación existente con la hostelería, y dado que parece no va a darse, lo razonable y justo sería ofrecer al sector suficientes y justas indemnizaciones".