Navarra aumentó su techo poblacional tras la 1ª ola de la pandemia gracias a la inmigración

Un saldo migratorio positivo (1.802 personas) compensó el saldo vegetativo negativo (-1.082) registrado consecuencia de la pandemia 657.216 habitantes

30.01.2021 | 00:48
Una persona con mascarilla pasea en bicicleta por Pamplona.

pamplona – La Comunidad Foral alcanzó durante el primer semestre de 2020 su máximo poblacional histórico con 657.216 navarros y navarras tras seis años de crecimiento continuado y siendo la cifra más alta, acorde a los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), al menos desde 1971, cuando la entidad comenzó a publicar los movimientos poblacionales.

Pese a las consecuencias negativas de la crisis sanitaria, siendo una de ellas el registro de un saldo vegetativo negativo (diferencia entre nacimientos y defunciones) de 1.082 personas, la inmigración ha hecho que la demografía navarra siga aumentando en un 0,11% durante los primeros seis meses de 2020, durante la primera ola de la pandemia.

Y es que, a pesar del impacto de la covid-19 traducido en algo más de tres meses en los que la movilidad se redujo al mínimo por las restricciones para evitar contagios, tanto en el Estado español como en el resto del globo, Navarra siguió ganando población la primera mitad de 2020, aunque, inevitablemente, atenuó su crecimiento. Así, la Comunidad Foral obtuvo un saldo migratorio exterior de 1.522 personas, lo cual ha supuesto una caída importante respecto a las cifras del segundo semestre de 2019, cuando el número se elevó hasta 3.743 (un 59,33% menos).

Este saldo positivo es resultado de una cifra superior de personas que llegaron a la Comunidad Foral (3.212) frente a las 1.690 personasque hicieron sus maletas y se marcharon. Concretamente, fueron 2.872 personas de nacionalidad extranjera y 340 de nacionalidad española las que llegaron a Navarra. Y, por el contrario, fueron 1.078 los extranjeros y 612 los españoles que se marcharon.

Cabe destacar que la primera mitad del año pasado llegaron un total de 994 mujeres de procedencia extranjera, una cifra sustancialmente superior a la de hombres (783). Por el contrario, fueron menos las mujeres extranjeras que dejaron Navarra (118, frente a 137 varones).

En este sentido, la Comunidad Foral ha obtenido números positivos en cuanto a la llegada de migrantes extranjeros desde 2015, en los coletazos finales de la crisis económica de 2008, tras cinco años y medio de saldo negativo.

Asimismo, el saldo migratorio entre comunidades autónomas también fue positivo, con 280 personas.

En el actual contexto de pandemia y, en consecuencia, de limitaciones de movimiento, desde el INE destacaron que se ha producido una reducción de los flujos migratorios, tanto exteriores como dentro de nuestras fronteras. En este sentido, la mortalidad también se incrementó, por lo que el saldo vegetativo se redujo considerablemente.

noticias de noticiasdenavarra