Salud Pública advierte de próximas ondas epidémicas de coronavirus en Navarra pero con un impacto menor

Los casos bajan un 22% en la semana del 1 al 7 de febrero - Los casos en el ámbito domiciliario suponen la mitad frente al 14% de la transmisión en el ámbito social - La tasa de contagios indica que la epidemia está bajo control

10.02.2021 | 18:24
Una enfermera atiende a un paciente en la UCI de la Clínica Universidad de Navarra

En el último Informe Epidemiológico del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), correspondiente a la semana del 1 al 7 de febrero y en el Salud Pública advierte de nuevas ondas epidémicas en Navarra, se han confirmado 1.200 casos por PCR o por antígeno (182 por 100.000 habitantes), lo que supone un descenso del 22% respecto a la semana anterior, en la que se registraron 1.539 casos por PCR o por antígeno (233 por 100.000 habitantes). El 73% de estos nuevos casos eran sintomáticos y el 73% habían sido contactos de otros casos confirmados.


La transmisión ha descendido en todos los ámbitos. El ámbito del domicilio sigue siendo el más frecuente (50%), seguido por el de los casos que desconocen el origen de la infección (22%) y el ámbito social, que incluye reuniones de familiares no convivientes (14%). La transmisión en el ámbito laboral supone el 4,9%; la escolar, el 4,3%; y la transmisión en centros sociosanitarios, el 4,6% de todos los casos.

Descienden los casos en todos los grupos de edad, salvo en mayores de 75 años. Aunque en este último grupo el número de diagnósticos se mantuvo estable, los casos sintomáticos descendieron y el resto de casos se explican por cribados realizados en personas asintomáticas residentes en centros sociosanitarios. Los descensos superan el 25% en el grupo de edad de 15 a 74 años y alcanzan el 10% en el de menores de 15 años. Las diferencias entre grupos de edad se han reducido, con tasas de incidencia acumulada de la semana que oscilan entre 143 por 100.000, en el grupo de 55 a 74 años, y 235 por 100.000, en el grupo de 15 a 34 años. Los menores de 5 años presentaron 147 casos por 100.000.

Desciende la incidencia en las Áreas de Salud de Pamplona-Iruña (185 por 100.000), Tudela (80 por 100.000) y Estella-Lizarra (157 por 100.000).

Descienden de 90 a 70 los ingresos hospitalarios Entre el 1 y el 7 de febrero se produjeron 70 ingresos hospitalarios por COVID-19, continuando el descenso respecto a los 90 de la semana anterior. Los ingresos en UCI atribuibles a COVID-19 también han descendido, de 13 a 5 casos, y las defunciones por COVID-19 de 26 a 21.

Entre los casos confirmados desde el 11 de mayo, el 6,5% requirió ingreso hospitalario, 7,2 por mil ingresó en UCI y 14 por mil falleció a causa del COVID-19. El riesgo de hospitalización entre los casos confirmados de COVID-19 desde el 11 de mayo es apreciable (1,8%) en menores de 5 años, desciende en niños de 5 a 14 años, y aumenta progresivamente en los siguientes grupos de edad. A partir de 65 años la proporción de ingresados alcanzó el 18,6% y a partir de los 85 años fue del 32%. Los ingresos en UCI se han producido a partir del grupo de 25 años y alcanzan el 3,9% en el grupo de 65 a 74 años. Los fallecimientos se produjeron en los grupos de 35 años en adelante y entre los casos de mayores de 85 años falleció el 23%.

El Informe concluye que continúa el descenso de la transmisión y de los ingresos por SARS-CoV-2 y que comienzan a descender, también, las defunciones. Las medidas preventivas están consiguiendo moderar la transmisión del virus, a pesar de las condiciones desfavorables del invierno y es probable la ocurrencia de nuevas ondas epidémicas, pero con un buen uso de las medidas preventivas, lo previsible es que el impacto de estas ondas sea cada vez será menor.