Paula López: "A los casos les trasladamos la importancia de dar los contactos, porque a quien más ponen en peligro es a sus seres queridos"

14.02.2021 | 00:21
Paula López, en su puesto como rastreadora en Refena.

La coordinadora del equipo de rastreo señala que la media actual de contactos ha bajado a 7, pero insiste en que es una cifra que hay que disminuir todavía más

¿Cuál es la situación actual en cuanto al número de contactos?

–Estamos mejor que hace un mes, cuando llegamos a los 20 contactos de media, ahora estamos en torno a 7, aunque todavía hay que bajar eso, no nos hemos relajado. De hecho, seguimos trabajando para disminuirlo.

¿Cuál es la media ideal?

–No hay nada ideal. Cuantos menos, mejor. Pero si son muy pocos y es porque no te quieren dar los contactos es peor, porque la gente tiene contactos en el domicilio, en el trabajo... Tampoco me quedaría tranquila con muy pocos contactos.

¿Estáis detectando esto? Personas que no quieren decir sus contactos...

–Eso siempre lo tienes. Sí que es verdad que nosotros les trasladamos la importancia de comunicar los contactos porque una vez que te has infectado es la única manera de parar la cadena de contagio. Y ya no solo es ayudar al resto de la población, también a ellos mismos y a sus seres queridos, que al final es a las personas cercanas a quienes más ponen en peligro. Pero por lo general la gente lo entiende y los facilita. Un 73% de los positivos son contactos estrechos, es decir, 3 de cada 4 casos son contactos que se detectan en el rastreo.

Si la media ha sido de 20, ¿qué casos os habéis encontrado tras la Navidad?

–¿Cómo tienes una media de 20 contactos? Pues muy fácil: por ejemplo, el 4 de enero cenas con la cuadrilla de tu pareja, el 5 comes con tus amigos y cenas con la familia de tu pareja y el 6 de enero comes con la tuya. En dos días ya tienes los contactos. Eso hemos percibido, muchos contactos en diferentes eventos que aunque fuesen pequeños por las restricciones han sido varios en tan solo dos días. Ha sido un trabajo duro.

Supongo que las semanas más intensas han sido las de después de Navidad, ¿no?

–Sí, las de después de Navidad, a partir de Reyes. Pero durante las navidades también ha sido bastante intenso porque para llegar de una manera estable tienes que empezar desde antes de Navidad. Nos hemos preparado mucho, con formaciones, con herramientas... Hemos insistido mucho en la trazabilidad de contactos, porque sabíamos que los casos iban a subir y la idea era estar lo más preparados posible.

"Hemos percibido muchos contactos estrechos en eventos diferentes y tan solo en dos días"