alerta sanitaria

El sector servicios, el más afectado por el impacto en hospitales y residencias

Crecen las bajas de larga duración por causa no covid al ralentizarse los tratamientos por la presión asistencial

17.02.2021 | 23:41

Pamplona – Los ámbitos sanitario y sociosanitario han sido los más golpeados por la pandemia de la covid-19, especialmente durante la primera ola, lo que también ha tenido un impacto lógico en la actividad laboral. De hecho, la gran cantidad de contagios en hospitales y residencias explica que el sector servicios haya sido en 2020 el que presenta el mayor incremento de bajas laborales, con una subida del 69,49% con respecto a 2019. Así, según el estudio sobre absentismo de Mutua Navarra, las jornadas perdidas por trabajador se incrementaron igualmente en un 52% en el sector servicios. Sin tener en cuenta las bajas por covid-19, la incidencia en el sector servicios se redujo un 22,66% y las jornadas perdidas aumentaron un 3,51%.

Por otra parte, el estudio recoge que, por rango de edad, la mayor incidencia de las bajas por contingencia común –accidentes o enfermedades no laborales– no covid se da en el grupo de los 20 a los 40 años (35,15% sobre la población protegida), con un 43,58% del total. A partir de esa edad, desciende la relación entre las bajas generadas y la población protegida.

El ámbito laboral es "seguro" y no ha reportado grandes brotes, según el estudio

Pamplona – El estudio de Mutua Navarra subraya que los ámbitos laborales han sido entornos "seguros" en cuanto a la transmisión del coronavirus y, exceptuando casos muy concretos, "no se han detectado focos importantes de contagio" entre la población trabajadora dentro de sus centros de trabajo. En cualquier caso, Javier Igea, responsable del Área de Empresa Saludable de la entidad, apuntó que "las organizaciones deben seguir poniendo el foco en las medidas preventivas, realizando un seguimiento continuo y evitando caer en la relajación ante una posible mejoría de los datos epidemiológicos".

Por otra parte, en lo relativo a la duración, se extrae del informe que las bajas de larga duración (superior a 90 días) no relacionadas con la covid aumentaron un 13,33% y los días generados por éstas un 19,42%. La razón de este incremento, según el estudio, se debe a la priorización de recursos sanitarios orientados a tratar las patologías provocadas por el coronavirus. "Se han ralentizado tratamientos específicos de ciertas patologías o la gestión de las bajas de larga duración durante la pandemia", detalló Igea.