Plantación de 200 árboles y arbustos en Berriozar: un minibosque para salvar al planeta

20.03.2021 | 00:32
Varios estudiantes adecentan el terreno antes de realizar la plantación. Foto: cedidas

Estudiantes del CI Cuatrovientos plantan en Berriozar 200 árboles y arbustos para compensar las emisiones de co2

El alumnado del Centro Integrado Cuatrovientos, de Pamplona, ha puesto en marcha un novedoso proyecto medioambiental que demuestra su enorme sensibilización con el cambio climático. Se trata de la plantación de un minibosque pionero en Navarra, que consiste en la creación de un espacio que recoge las especies más significativas de árboles y arbustos de la Comarca de Pamplona. "A través de un marco de plantación muy denso, el objetivo es posibilitar un crecimiento más rápido de las plantas, con mayor capacidad de absorción de carbono, mayor biodiversidad y mayor resilencia ante fenómenos meteorológicos adversos", explican desde el centro educativo. Esta actividad se enmarca en el conjunto de medidas que en las que está trabajando este centro para compensar nuestras emisiones de CO2, con el objetivo de convertirse en el primer centro de Formación Profesional de Navarra neutro en carbono.

Esta iniciativa, según explican desde el centro educativo, ha sido posible gracias al acuerdo de colaboración firmado por el centro educativo y el ayuntamiento de Berriozar, con el que se plasma las inquietudes del CI Cuatrovientos y la política medioambiental del consistorio. Desde el ayuntamiento se preparó el terreno para la plantación y se proporcionó herramientas e infraestructura y el alumnado de grado medio, FP Especial y FP Básica aportaron 200 plantas de árboles y arbustos. Esta actividad trata de concienciar a los jóvenes estudiantes de la necesidad de cuidar el medio ambiente.

reducir emisiones de carbono Esta actividad se enmarca dentro de las medidas de compensación adoptadas por este centro de Formación Profesional como consecuencia de la medición de la huella de carbono llevada a cabo el pasado mes de octubre. De este modo, el CI Cuatrovientos se convertirá en el primer centro de FP de Navarra neutro en carbono, objetivo marcado en el desarrollo de su proyecto internacional Carbon Footprint train in vet schools.

El compromiso, explican fuentes del centro, es repetir la iniciativa con el alumnado cada año para seguir compensando las emisiones de dióxido de carbono del centro que no puedan reducirse, con el fin de contribuir a impulsar las consecuencias positivas que supondrá la absorción de carbono durante décadas de los árboles y arbustos plantados el pasado martes 16 de junio junto al Aula de la Naturaleza, en Berriozar.

Asimismo, este minibosque quedará como recurso para escolares, vecinos de esta localidad de la Comarca de Pamplona y la población en general. Se trata de la primera iniciativa dentro del acuerdo de colaboración firmado hace dos semanas entre la directora del CI Cuatrovientos, Maite Pellejero Olcoz, y el alcalde de Berriozar, Raúl Maiza.