Suministrar agua a cada persona y depurarla para que vuelva a la naturaleza genera al año el mismo CO2 que viajar 200 kms en coche

El Gobierno de Navarra, a través de la sociedad pública NILSA, conmemora hoy el Día Mundial del Agua con una jornada de concienciación en el Instituto Toki Ona de Bera

22.03.2021 | 12:38
Un grupo de estudiantes durante la visita a la depuradora de Bera.

El ciclo del agua, desde su captación hasta su uso humano y devolución a la naturaleza, genera una huella de carbono de 34,77 kilos por persona al año, lo que equivale a un viaje de 200 kilómetros en coche.

Para frenar el calentamiento global, reducir emisiones y optimizar el uso diario del agua, la sociedad pública NILSA, responsable del saneamiento y la depuración de las aguas en Navarra, ha celebrado esta mañana en el instituto Toki Ona de Bera una jornada con motivo del Día Mundial del Agua.

Varios monitores de la entidad han acompañado a un centenar de jóvenes en las actividades que se han desarrollado en el aula, así como en las visitas y trabajos de campo para conocer la depuradora de la localidad y las riberas del río Bidasoa. Además, la celebración de esta conmemoración mundial se prolongará en el instituto de Bera durante todo el día de mañana con la participación de otros grupos en otras acciones educativas.

Las actividades, que en este caso se han impartido íntegramente en euskera dentro de la oferta educativa trilingüe que organiza la sociedad pública, han consistido en conocer el proceso de tratamiento del agua residual en la propia depuradora para comprobar posteriormente el estado ecológico del río y sus riberas.

Dentro de este plan de concienciación, no solo se pretende dar a conocer el ciclo del agua potable y posteriormente residual, sino también educar en buenas prácticas de ahorro de este recurso y de sostenibilidad medioambiental, con especial énfasis en la limpieza de los ecosistemas fluviales y el respeto a la vida animal.

Dado el éxito que ha suscitado el programa, ya hay 113 grupos programados solo para el mes de marzo. En este mes se han desarrollado acciones educativas en los institutos y colegios públicos de Sunbilla, Azagra, Elizondo, Lekunberri, Valle del Ebro en Tudela, San Bartolomé de Ribaforada, La Paz de Cintruénigo, la ikastola de Estella-Lizarra y el grupo local de ANFAS, así como el Instituto Toki Ona de Bera. En los próximos 10 días, se celebrarán nuevos actos con escolares de diferentes ciclos y edades, tanto en colegios como institutos y centros de Formación Profesional, en este caso con estudiantes de Atención a Personas en situación de Dependencia y de Educación Infantil e Integración Social.

Más de 20 años de formación


Con este espíritu, la sociedad NILSA, adscrita al Departamento de Cohesión Territorial, celebra anualmente los días mundiales de la educación ambiental, del agua (22 de marzo) y del medio ambiente (5 de junio) en el marco de su programa educativo. Este programa se puso en marcha en 1999 con carácter totalmente gratuito, trilingüe (castellano, euskera e inglés) y dirigido a toda la población, tanto al alumnado como a la población adulta.

La oferta comprende talleres en el aula, visitas a ríos y depuradoras, un programa estival específico para localidades pequeñas con un carácter más lúdico, actividades adaptadas a personas con necesidades especiales (auditivas, motoras, de comprensión, etc) y charlas para mayores de 65 años, que desde el inicio de la pandemia ha sido la única actividad que no se ha podido volver a retomar por motivos de prevención.

NILSA tiene previsto potenciar el programa en los próximos cursos ampliando la oferta y el alcance, dado el crecimiento anual sostenido en visitantes de los últimos seis ejercicios. Si bien todavía están abiertas las inscripciones hasta junio de este año, se han gestionado ya 538 reservas, superando en el mes de marzo los récords de todos los años anteriores.