Preocupa en Navarra la contagiosidad de la cepa británica entre los más jóvenes

El Gobierno foral lamenta el menor seguimiento de las medidas de protección por la "fatiga pandémica"

14.04.2021 | 14:02
Un grupo de jóvenes camina por la Plaza del Castillo guardando las distancias y con mascarillas

"Hay que parar esto". Es el mensaje que llega a la ciudadanía de Navarra y al Gobierno desde los centros de salud, hospitales y equipos de detección y seguimiento de la pandemia, porque las plantas hospitalarias y las UCI están llenándose de nuevo y al mismo tiempo aumenta el rechazo de algunas personas a ponerse en contacto con el sistema sanitario al tener síntomas de infección o a dar sus contactos estrechos. Se teme que la fatiga pandémica está llevando a no observar las restricciones, en un contexto en el que la muy contagiosa cepa británica está elevando una cuarta ola "diferente" en la Comunidad.

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Indurain, ha mostrado su preocupación por la evolución de la pandemia de covid-19, que está afectando a población más joven y que ingresa en el hospital en un estado más grave, debido a la extensión de la cepa británica del coronavirus.

Induráin ha señalado en conferencia de prensa que los casos de covid-19 se han incrementado un 28 % en la última semana y la afección hospitalaria ya supera los picos que se dieron en la tercera ola.

Se trata, ha dicho, de una "ola diferente", en la que hay un menor seguimiento de las medidas de protección por parte de los ciudadanos, a causa de la "fatiga pandémica".

La consejera ha declarado que comprende que en los ciudadanos haya cansancio por esta situación, pero ha subrayado que, aunque no hay que "ponerse en lo peor", es mejor dar un contacto estrecho cuando se es positivo que "tener que visitarlo como paciente en un hospital".

Induráin ha valorado la importante bajada de contagios en el espacio sociosanitario, ya que la infección "prácticamente ha desaparecido" en las residencias y también se han reducido notablemente las hospitalizaciones de personas de los tramos de más edad.

Más del 95 % de los mayores de 80 años tienen al menos una dosis y se espera concluir la segunda ronda para principios de mayo, ha indicado la consejera. Se ha iniciado esta semana la vacunación a 5.000 pacientes de riesgo en Pamplona y Tudela, y para finales de junio se espera que los mayores de 60 tengan ya al menos una dosis.

En todo caso, la consejera ha insistido en que las vacunas no deben crear una "falsa seguridad" en la población, ya que en este momento la incidencia a 14 días es del 435 por 100.000 habitantes.

Ayer se registraron 214 nuevos casos y éste, ha dicho, es un dato "preocupante", ya que los casos han subido un 28 % en una semana en Navarra, donde hay ya 202 personas en planta hospitalaria y 39 en la UCI.

Induráin ha aseverado que en este momento es "determinante" la cepa británica, "que contagia más y se traduce en casos más graves". De hecho, un 10,3 % de los contagiados acaba hospitalizado y un 18,4 % de ellos puede ir a la UCI.

Induráin ha afirmado que, a diferencia de la tercera ola tras las Navidades, en esta nueva ola la cepa predominante es la inglesa. Así, en la actualidad, entre el 98 y el 100% de los casos son de esta cepa. "Esto está siendo determinante para que se haya duplicado el riesgo de hospitalización y de UCI en muchos tramos de edad. Estamos viendo que contagia más y que se traduce en casos más graves en cuanto a hospitalizaciones, que crecen con mayor rapidez", ha dicho.

Respecto a las medidas adoptadas, la consejera ha informado de que a los cierres de Milagro, Arguedas y Cadreita se unen hoy los de Lodosa, Etxarri Aranatz, Arbizu y Villafranca. En las tres últimas localidades va a haber cribados este sábado entre la población joven.

Además, ha señalado, "estamos siguiendo muy de cerca" otros municipios como Fitero o Valtierra, en colaboración con sus ayuntamientos.

Por otro lado, la consejera ha valorado la importancia de la vacunación, señalando que, según el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, desde el inicio de la administración de vacunas a finales de diciembre se han evitado en Navarra 700 infecciones sintomáticas, 200 ingresos y 50 fallecimientos. "Son cifras importantes que nos hablan de la efectividad de la vacunación. Pero la vacunación, en las tasas en las que estamos, no es suficiente para una contención de la cuarta ola y no nos tiene que dar una falsa seguridad, porque las personas vacunadas se pueden infectar y pueden transmitir la infección. Se infectarán menos y tendrán un cuadro más leve, pero que eso no nos lleve a una sensación de falsa seguridad", ha afirmado.

Por eso, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a mantener "todo el abanico de medidas de prevención y de protección". "Nos seguimos jugando ingresos y fallecimientos, que han crecido de una semana a otra", ha dicho.

Así te hemos contado en directo la rueda de prensa de Salud:

 
noticias de noticiasdenavarra