Coronavirus en Navarra, última hora: dos muertes en una jornada con 4 ingresos y una positividad del 9,4%

La semana avanza con un descenso en los positivos del 33%, tras los 137 detectados este jueves día 19

20.08.2021 | 07:35
Instalaciones de vacunación en la UPNA.

El II Ensanche encabezó el listado diario (8), seguido por Rotxapea (7), Huarte, Milagrosa y Tudela (6)

Navarra detectó el jueves 19 de agosto 137 nuevos casos de infección por Covid-19, según datos del Instituto de Salud Pública y Laboral, el tercer mejor día de los últimos 49, tras realizar 1.457 pruebas con una tasa de positividad del 9,4%. Son 10 menos que el día anterior y están por debajo de los 213 de hace 7 días y de los 271 de hace 14. La incidencia continúa a la baja en la Comunidad foral, que en lo que va de semana registra un 33% de contagios menos que la anterior.

Ayer se notificaron dos muertes, dos varones de 79 y 89 años, elevando a 1.212 el número total de muertes por esta enfermedad en la Comunidad. Se produjeron cuatro ingresos hospitalarios, uno de ellos en la UCI. Desde el punto de vista de la ocupación hospitalaria, ayer permanecían ingresadas 97 personas (+4) y de ellas, 26 se encuentran en la UCI (-1).

En cuanto al proceso de vacunación, Navarra ha alcanzado ya el 85% de la población mayor de 12 años con al menos una dosis. La pauta completa llega ya al 75%. Este jueves se inocularon 3.742 vacunas. En Navarra se han administrado ya un total de 887.622 dosis. La incidencia acumulada en los últimos 7 días baja a 167 casos por 100.000 habitantes, y en los últimos 14 a 382.

Ayer el II Ensanche de Pamplona encabezó el listado de casos por municipios y zonas de salud, con 8 casos de los 46 que notificó la capital navarra. Le siguieron Rotxapea con 7, Huarte, Milagrosa y Tudela con 6, Altsasu, Burlada y Zizur, con 5, y Cascante, Corella, Txantrea, San Juan y Azpilagaña, con 4. EN BREVE AMPLIAREMOS LA INFORMACIÓN



Vuelta al cole más segura

Las autonomías están convencidas de que el nuevo curso escolar será aún más seguro que el anterior porque la mayoría de los docentes y parte del alumnado están vacunados y, en consecuencia, han relajado medidas como reducir las distancias, volver a los materiales compartidos y retomar las extraescolares. A falta de ajustar los últimos flecos en la reunión sectorial del próximo día 25 entre el Ministerio de Educación y las comunidades, los Gobiernos regionales han avanzado ya cómo plantean el regreso a la escuela, que comienza en un par de semanas.

Básicamente, seguirán el protocolo anticovid acordado con el Ministerio en mayo pasado, cuando la incidencia era mucho menor que ahora, y donde se recogían pautas de actuación en función del nivel de alerta en cada territorio (normalidad 1 y 2, menos de 50 casos por 100.000 habitantes) y 3 y 4 (de 150 a 250 casos y más de 250 casos, respectivamente). Sin embargo, cada comunidad autónoma adapta al protocolo de modo distinto, pero coincidiendo en un ruego común: que las familias se animen a vacunar a sus hijos antes del inicio del curso para evitar colas y llegue inmunizado a las clases el mayor número posible.

Los viales de Pfizer y Moderna se administran a partir de los 12 años, ya que de momento no hay ninguna vacuna autorizada para los menores de esa edad –estas dos compañías esperan tener en otoño los resultados de sus ensayos en niños de 5 a 11 años–.

El miércoles la mitad de los jóvenes de entre 12 y 19 años tenían puesta una dosis (a la cabeza los dos archipiélagos, con un 64%), y casi un 10% habían completado la pauta a nivel nacional (la más avanzada Baleares con un 35%). Salvo que se produzcan cambios significativos en la evolución de la pandemia, las consejerías de Educación quieren garantizar la presencialidad en todas las etapas, distinguiéndose en cuestiones como rebajar las distancias de 1,5 a 1,2 metros, el modo de retomar las extraescolares o quitarse la mascarilla en determinados supuestos. Es el caso de Aragón, donde el curso empezará con mascarillas en las aulas pero con más flexibilidad en exteriores, en los que los niños podrán prescindir de ellas durante Educación Física y en la práctica de deportes y juegos.

Será además el momento de recuperar espacios y costumbres en esa región: volverán las aulas de madrugadores, las extraescolares o lugares como las bibliotecas y salas multiusos, y regresarán también los materiales compartidos y la autorización del material común se extenderá al patio, al que regresarán los juegos de pelota.

La principal novedad en Galicia será la posibilidad de compartir material escolar y objetos, como balones o cuerdas de juegos, entre los alumnos, mientras que los niños de infantil, primaria y Educación Especial seguirán organizados en grupos de convivencia estable, tanto en el aula como en el recreo y comedor.

A diferencia de otras muchas regiones, Castilla y León ha decidido desde el primer momento mantener la distancia interpersonal de 1,5 metros pese a que el Ministerio de Educación, a petición de muchas comunidades, permite reducirla a 1,2 metros (con lo que caben más niños en el aula y, por tanto, son necesarios menos profesores).

noticias de noticiasdenavarra