Navarra da por hecho que no puede variar la jornada continua recién impuesta y que lo hará en navidades

Chivite y Remírez afirman que si la situación no empeora, la flexibilización se hará en enero con la vuelta a la jornada partida

29.09.2021 | 14:55
Alumnos y sus familias

La jornada continua no tendrá cambios hasta Navidades. Pese a la vuelta a la normalidad a partir de mañana en toda la Comunidad Foral, una normalidad con mascarilla pero con hostelería sin límites, estadios repletos y conciertos multitudinarios, la normalidad escolar seguirá regida hasta diciembre por un protocolo que no ha sido consensuado ni con las familias, ni con las direcciones docentes ni con los sindicatos. Ahora, Navarra da por hecho que, a partir de enero, se recuperará la jornada partida y de hecho justifica en que no lo puede hacer antes –conviene recordar que el protocolo apenas lleva 20 días en vigor y que la ventana de octubre para reevaluar la situación fue una opción eliminada por el propio departamento de Educación– porque "no se puede cambiar de la noche a la mañana". La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, pidió "tranquilidad" para abordar el debate sobre el final de las últimas restricciones frente al Covid-19 en el ámbito educativo, aunque señaló que "el objetivo es seguir flexibilizando. No se trata de una carrera, se trata de ver la evolución epidemiológica", insistió.

Chivite precisó que "en noviembre va a haber un Consejo Interterritorial y veremos qué se acuerda de cara a que podamos hacer la flexibilización". "Ya no nos queda más que el tema de las jornadas, volver a la jornada anterior -partida-". Al hilo de las mismas cuestiones, el portavoz del Ejecutivo foral y vicepresidente, Javier Remírez, manifestó que en el ámbito educativo se caminará hacia "horizontes de mayor flexibilización" si bien recordó que en Infantil los escolares, que están sin vacunar contra el Covid, están dentro del aula sin mascarilla. Ya se han tomado decisiones como acabar con el confinamiento del grupo en Primaria cuando existe un positivo. Seguramente iremos caminado a mayor flexibilización como por ejemplo la convivencia en los patios".

el impacto en comedores Remírez manifestó que hay decisiones que "no se pueden tomar de la noche a la mañana porque tienen un impacto organizativo en los centros, en las familias, que hay previamente que tratarlo y hablarlo con ellos". Sobre la jornada partida, Remírez indicó que la jornada continua-partida "está vinculada al uso de los comedores, donde los alumnos se quitan la mascarilla". "En ese contexto, estamos estudiando qué impacto tiene en los comedores esa convivencia porque si viéramos que el impacto nos permite flexibilizar las medidas, tendría un efecto. Son decisiones que afectan a la organización de los centros y de las familias y no se pueden tomar de la noche a la mañana, sino de manera reflexionada y compartida", añadió.

El portavoz recordó que hasta diciembre hay jornada continua con actividades extraescolares y "en diciembre, si todo va bien, se eliminaría y entraríamos en situación de normalidad absoluta". "Queremos transmitir certidumbres a la población", aseveró, para comentar que "a día de hoy lo decidido es lo decidido, en principio la ventana no se abrirá hasta diciembre".

A raíz de las cuestiones de máxima actualidad que está suscitando la nueva jornada escolar, sobre todo la referida a las actividades extraescolares que se ofrecen después de la hora de comedor, la mayaría de los grupos parlamentarios mostraron ayer su apoyo a los sindicatos de Educación en sus reivindicaciones frente al protocolo aprobado por el Gobierno para este curso, que a su juicio perjudica las condiciones laborales de los docentes y la calidad de la enseñanza.

EL PROTOCOLO ES UNA SOBRECARGA Y UN DESCALABRO En sendas sesiones de trabajo, comparecieron por la red pública LAB, Steilas, ELA y UGT y por la red concertada SEPNA, UGT, LAB y ELA, sindicatos que coincidieron en acusar a Educación de "imponer" el citado protocolo cargando su peso sobre la espalda de los docentes. Se trata de un protocolo "complejo e imposible de aplicar con tan poco margen" y aseguraron que está suponiendo "una sobrecarga" de trabajo, porque se han tenido que adecuar los horarios de todo el profesorado, y "un descalabro" para los centros y para las personas.

Y es que, según indicaron, las horas de docencia directa requieren preparación, coordinación y evaluación, un tiempo extra de horas de cómputo lectivo, a lo que ahora hay que añadir las horas de actividades extraescolares, de docencia directa extracurricular, lo que implica más horas y eso "incumplen" el acuerdo para la calidad educativa. Al respecto subrayaron que si se quieren conocer las necesidades de cada alumno, preparar refuerzos, evaluar o hacer guardias no se pueden restar horas de cómputo lectivo, que "son fundamentales", a fin de atender así las extraescolares.

Aludieron también al riesgo de contagios por covid con estas extraescolares, donde convivirá alumnado de diferentes burbujas, lo que puede suponer más aulas confinadas y menos educación presencial, e igualmente criticaron que aunque sean voluntarias se traducen en obligatorias por ejemplo para el alumnado transportado.

En declaraciones a los medios, Leire Asporosa, de LAB, consideró que el consejero Gimeno "está intentando jugar maliciosamente con los términos diciendo que las horas de extraescolares son de cómputo lectivo pero el profesorado sabemos perfectamente que son horas de docencia directa, con lo cual esto es un nuevo recorte que viene a aumentar las horas del profesorado de Infantil y de Primaria".

los sindicatos creen que la jornada la deben decidir los centros Así, explicó que "no se está respetando el pacto educativo" después "del recorte de UPN de 2012, que era volver a las 23 sesiones, que son 19,2 horas de docencia directa". "Pues con esto podemos llegar a incluso 21 horas", resaltó. Sobre la jornada continua, Asporosa destacó que "la mayoría intersindical lo que opina es que cada centro educativo tiene que ser independiente y decidir si quiere una jornada continua o una jornada partida". Preguntada si confía en que haya una negociación con el Departamento de Educación al respecto, ha subrayado que "en la última mesa sectorial que tuvimos nos dijeron que no se tenía que negociar, solamente nos tenía que informar". "Vista esa contestación no nos ha quedado otro remedio que realizar otras reivindicaciones y otras acciones", concluyó.

"Ya no nos queda más que abordar la vuelta a la jornada partida. Pero no se trata de que sea una carrera"

maría chivite

Presidenta de Navarra

"Estamos estudiando qué impacto tiene en los comedores la convivencia para flexibilizar"

javier remírez

Portavoz del Gobierno de Navarra

"Cada centro tiene que ser independiente y decidir si quiere jornada continua o partida"

leire asporosa

LAB


noticias de noticiasdenavarra