inundaciones en navarra

La bajada de precipitaciones en Valdorba libró a Tafalla

Las labores de limpieza y reconstrucción en el Cidacos podrían haber disminuido su caudal

14.12.2021 | 00:12
El nivel más alto del Cidacos a su paso por Tafalla. Foto: Cedida

tafalla – El descenso de las precipitaciones en la Zona de la Valdorba sumado a las labores de limpieza del Cidacos podrían haber evitado que Tafalla sea de las pocas ciudades que no han sufrido las riadas en Navarra. Tras las graves inundaciones que sufrió la ciudad en 2019, el Ayuntamiento elaboró un Plan de Emergencias ante el riesgo de riada además de realizar labores de limpieza y restauración del río Cidacos.

Una actuación necesaria, ya que tras la riada, Tafalla es considerada Área de Riesgo Potencial Significativo de inundación. Pero esta vez no ha sido así. La madrugada del viernes, cuando empezó la alarma por posibles inundaciones en diferentes zonas de la Comunidad, los vecinos y vecinas de Tafalla recibieron la notificación telefónica de emergencia, aunque horas después se retiró el aviso ya que "el caudal comenzó a disminuir y ya no había riesgo de desbordamiento", explicó Jesús Arrizubieta, alcalde de Tafalla. a pesar de ello, el municipio continuó alerta ya que el nivel del Cidacos se mantuvo al límite durante unas horas.

Unas precipitaciones menores a las del resto de Navarra en la comarca de la Valdorba hicieron que el Cidacos acumulase un caudal menor al del resto de ríos que sí se desbordaron dejando importantes destrozos en diferentes zonas.

El plan que presentó Tafalla hace unos meses recoge medidas de carácter preventivo y operativo de cara a la gestión integral de los riesgos de inundación, que contiene un protocolo que aporta un margen de maniobra de tres horas ante posibles riadas.

El plan contempla cinco fases diferentes de emergencia: la pre-emergencia y la emergencia de 0 a 3, según la magnitud del desbordamiento. "El plan no evita la riada, porque la lluvia y el nivel del río no se puede controlar, pero el sistema hace que los vecinos y vecinas puedan ponerse a ellos y ellas y sus bienes a salvo", indicó. Este sistema de aviso es algo que reclaman habitantes de otros municipios, ya que en algunos casos, los avisos llegaron cuando el agua ya entraba en viviendas y locales.

Además de estos avisos, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) lleva meses realizando labores de restauración y limpieza en diferentes tramos del río Cidacos, desde Pueyo hasta su desembocadura en el Aragón. Unos trabajos que podrían haber evitado la acumulación del agua en diferentes puntos del río. En este recorrido, los operarios han podado todas las ramas que impiden el paso del agua, cortado todos los árboles y vegetación seca y han quitado árboles caídos o con riesgo de caída que podían ocasionar un tapón. Todas estas labores se han llevado a cabo respetando la vegetación de la ribera del río.

ofrece sus recursos La riada del 2019 causó grandes destrozos en la ciudad, aunque también hizo que Tafalla se preparase para situaciones similares. Por esto, desde el Ayuntamiento han ofrecido la ayuda y su experiencia a otras localidades afectadas. "Hemos hablado con Pamplona, Tudela y otros puntos afectados y les hemos ofrecido nuestros efectivos para ayudar en la limpieza y reconstrucción", señaló Arrizubieta. "De esa riada aprendimos, por eso también podemos ofrecer nuestra experiencia", expresó.

"Hemos ofrecido nuestros efectivos y experiencia a los puntos más afectados"

jesús arrizubieta

Alcalde de Tafalla

noticias de noticiasdenavarra