Inundaciones en Navarra | Los daños en infraestructuras agrarias por la riada del Arga, unos 8 millones

Navarra solicita formalmente al Estado la declaración de zona de desastre natural por las inundaciones

15.12.2021 | 12:16

La consejera de Desarrollo Rural y Medioambiente, Itziar Gómez, ha visitado esta mañana las localidades de Peralta / Azkoien, Funes y Falces acompañada del alcalde de Peralta, Juan Carlos Castillo; del director general de Agricultura y Ganadería, Ignacio Gil; y de los directores de los servicios de Agricultura e Infraestructuras Agrarias. En la visita se ha realizado una primera evaluación de los daños que podrían superar los 8 millones de euros en infraestructuras agrarias como caminos agrícolas, infraestructuras de riego, motas y depósito y arrastre de material.

ZONA DE EMERGENCIA El Ejecutivo foral ha adoptado, en su sesión de hoy, un acuerdo por el que solicita formalmente al Estado la declaración de zona afectada gravemente por emergencia de protección civil a las localidades que se acrediten afectadas por las inundaciones sucedidas entre los pasados día 9 y 14 de diciembre.

Por el momento, se han constatado daños en, al menos, 74 localidades y se estima que son 12.000 las hectáreas de campos de cultivo afectadas.

En el acuerdo aprobado, el Gobierno de Navarra también agradece su labor "a todo el personal de los servicios públicos, así como al voluntariado, al vecindario en general de las zonas afectadas y, a cuantas personas participaron, y continúan participando, en los trabajos realizados desde la noche del 9 de diciembre".

VISITA A LOS DAÑOS DEL ARGA La primera evaluación tiene como objeto comprobar in situ los daños ocasionados en infraestructuras y cultivos y organizar los trabajos de comunicación y evaluación de daños que comenzarán en cuanto las condiciones del terreno lo permitan a medida que las aguas se vayan retirando.

En este sentido, la consejera Gómez ha comunicado que desde el Departamento se trabaja ya a pie de campo: "los técnicos del Departamento están bajando ya a campo para tener una primera valoración y empezar los trabajos de evaluación de daños y diseñar las líneas de ayudas. Se calcula que hay unas 12.000 hectáreas de superficie afectadas, aún es pronto para poder hacer una evaluación de los daños en los cultivos, pero en cuanto a las infraestructuras agrarias tenemos una primera estimación provisional de 8 millones de euros de pérdidas."

Además, desde hoy mismo el Departamento ha habilitado en el catálogo de servicios de la página web de Gobierno de Navarra los formularios de comunicación de daños en infraestructuras agrarias de entidades locales, comunidades de regantes y explotaciones agrarias para agilizar los trabajos de detección de afecciones tal y como ha destacado la consejera: "estamos en contacto directo desde el primer momento con comunidades de regantes y entidades locales y además está habilitado ya en el catálogo de servicios de la página web de Gobierno de Navarra los formularios de comunicación para que, desde hoy mismo, se puedan presentar ya comunicaciones de daños. Las afecciones en el sector agrario son serias porque nos encontramos ante unas inundaciones históricas por el volumen de agua, pero también por el momento en el que se han producido, clave en la campaña de las hortalizas de otoño-invierno."

Posteriormente, y en base a dichas comunicaciones y el trabajo de inspección en campo que realizarán los técnicos del departamento, se podrá tener una evaluación más precisa de los daños que se estima podría estar definida en 15-20 días aproximadamente.

Una vez que se conozca el alcance total de los daños que dejaría entre 10.000 y 12.000 hectáreas afectadas, se diseñarán y aprobarán con la máxima urgencia las convocatorias de ayudas para infraestructuras agrarias de entidades locales, comunidades de regantes y explotaciones agrarias para paliar los daños provocados por la inundación.

A estos daños, habría que sumar las pérdidas que se produzcan en producciones agrarias y que en estos momentos no pueden cuantificarse. Hay que recordar que, a diferencia de episodios anteriores, estas últimas inundaciones han llegado en un momento clave para la campaña de recolección de hortalizas de otoño-invierno (bróculi, coliflor, cardo, alcachofa) y con una superficie significativa de maíz sin cosechar.

noticias de noticiasdenavarra