Premiada una navarra por su lucha diaria contra la fibromialgia

26.12.2021 | 00:27
Izaskun Adot, con su marido Javier Inchusta, y sus hijos Ionan, Ainhoa y Antonio.

La pamplonesa Izaskun Adot ha recibido un reconocimiento del Club Malasmadres y Cinfa

Izaskun Adot es una madre navarra afectada de fibromialgia, lo que no le impide sacar a su familia adelante. Vive en Larraya (Cendea de Cizur), junto a su marido Javier y sus hijos Ionan y Antonio, al que tienen en acogida desde hace dos años y medio. Su hija mayor, Ainhoa, está estudiando en Logroño. Tanto Ionan (15 años) como Antonio (12) tienen una discapacidad, el primero, con Síndrome de Down, del 96% y el segundo del 57%, condición que hace que estos exijan una implicación todavía mayor de Izaskun y Javier, por su mayor dependencia. "Si el día tuviera más horas se las tendría que dedicar a ellos también", comenta entre risas.

Su historia de lucha y superación le hizo merecedora de un reconocimiento concedido por el Club de Malasmadres y Cinfa, en el marco del proyecto solidario Ellas Cuentan, que da voz a mujeres que se enfrentan a diferentes luchas vitales, en el caso de Izaskun, en la categoría Mujeres que conviven con una enfermedad. Más de 240 mujeres de todo el Estado presentaron su candidatura en esta iniciativa, que ha logrado el respaldo de la comunidad con 63.000 votos.

A Izaskun le fue diagnosticada fibromialgia hace seis años y medio, aunque arrastraba dolores muy importantes desde dos años o dos años y medio atrás. "Cuando me dijeron lo que era fue un alivio, porque fue ponerle nombre a los dolores que tenía, que no sabía por qué eran. No sabía si me estaba volviendo una quejica", explica Izaskun. "Es un dolor constante desde que te despiertas hasta que te acuestas, y muchas veces ni eso, porque te despiertas a las noches", relata

Izaskun reconoce que, cuando le fue detectada la enfermedad, no se lo contó a prácticamente nadie. "Había mucha controversia sobre si es una enfermedad o una percepción. Gente que te decía que no existía. En cualquer caso yo intento restarle importancia y no pensar en ello. Intento hacer las mismas cosas que antes, pero te va restando energía con cada cosa que haces y llegas a la tarde agotada".

Para contrarrestar el dolor, Izaskun toma una medicación basada en opiáceos, una medicación que, aunque funciona, "no llega para que el dolor desaparezca" y que tiene la contraparte de que, si no se toma, o si hace mucho tiempo que se ha tomado, provoca algo similar a un cuadro de abstinencia. "Hay días que me despierto con sudores, como si tuviera el mono", manifiesta.

HISTORIA DE SUPERACIÓN Esta es la situación en la que Izaskun, junto a su marido, tiene que sacar adelante a una familia con mayores necesidades que lo normal. Su hijo Ionan tiene Síndrome de Down, una discapacidad del 97%. Nada de ello le ha impedido protagonizar otra impresionante historia de superación.

Ionan empezó a nadar desde pequeño, con un programa de estimulación que "le fue muy bien". Fue entonces cuando pensaron que era buena idea que nadara sin hacer terapia. Su monitor, Peio Ornazábal, le enseñó a nadar y Ionan ha realizado verdaderas proezas, como cuando nadó los 1.300 metros que separan el faro de la playa en Nigrán (Pontevedra).

A Ionan, con graves problemas de visión, le practicaron un transplante de córnea hace un año. "Estaba feliz, pero en julio hubo complicaciones y en octubre le salió una úlcera. Tras varias operaciones, ha perdido el transplante. No ve, está triste. Nos han dicho que no hay nada que hacer con el ojo".

Junto a su marido y el monitor de natación de Ionan, Izaskun montó la fundación Brazadas de superación, en la que trabajan con cerca de 60 chicos y chicas con discapacidad en diversos programas y aspectos que detectaron que no se trabajaban especialmente en otras asociaciones y fundaciones ya existentes, como natación adaptada –con la que empezaron–, robótica y ocio científico o estimulación multisensorial. "Lo hicimos porque a nosotros nos había funcionado muy bien con Ionan", explica.

Izaskun y Javier tienen otro hijo con discapacidad, Antonio, al que tienen en acogida desde hace dos años y medio. "A Antonio le gusta más el fútbol. Estudiar no se le da muy bien, pero se sabe las alineaciones de todos los equipos". Izaskun acudirá junto a su hija Ainhoa el próximo día 15 a Madrid, donde recibirá el premio de Malasmadres y Cinfa, que está dotado con 3.000 euros.

Datos personales

Nombre. Izaskun Adot Larumbe.

Fecha de nacimiento. 8 de junio de 1974 (47 años).

Lugar de nacimiento. Pamplona.

Ocupación. Trabaja con reducción de jornada en la ONGD Solidaridad, Educación, Desarrollo, en Maristas. Además, es agente comercial en Thermomix y, junto a su marido Javier, montó la fundación Brazadas de Superación, de ayuda a personas con discapaciad.

Familia. Casada con Javier Inchusta González. Tienen tres hijos: Ainhoa (19 años), Ionan (15) y Antonio (12), este último en acogida.

el premio

Gala en Maddrid. Izaskun Adot recibió el premio que otorgan el Club Malasmadres y Cinfa, dotado con 3.000 euros, el pasado miércoles día 15, en una gala celebrada en Madrid. El premio está dentro del proyecto solidario Ellas Cuentan, que da voz a mujeres que se enfrentan a diferentes luchas vitales: la enfermedad de un hijo o hija, los cuidados de personas dependientes o el reto de afrontar su propia enfermedad, que es la categoría en la que Izaskun ha recibido el reconocimiento.

"Intento restarle importancia a la enfermedad y hacer las mismas cosas que antes",

 

"Había controversia con la fibromialgia, sobre si era una enfermedad o una percepción "

Izaskun Adot

Reconocida por Malasmadres y Cinfa


noticias de noticiasdenavarra