662 mujeres navarras de menos de 30 años denunciaron violencia machista el año pasado

19.02.2022 | 17:53
Dos agentes de la Policía Foral, de paisanas, atienden a una joven.

Un centenar de mujeres menores de edad acudieron a la Policía para denunciar violencia sexual. El Instituto Navarro de Igualdad informa de 1639 denuncias en la Comunidad foral, un 20% más que en 2019

Más violencia y cada vez manifestada de una forma más grave. La crisis emerge los extremos. Radicaliza las conductas, pervierte aún más las relaciones tóxicas. Y la crisis del coronavirus ha extendido un manto que todo lo cubre: la salud mental al traste, el futuro laboral en la cuerda floja, una formación con menos contacto y más pantalla, al fin y al cabo un caldo de cultivo ideal para la explosión de la violencia machista, las más cercana, la que toca al lado y con la que a veces se convive aunque sea aquello un sinvivir. El informe de denuncias policiales por violencia contra las mujeres en Navarra recogido por el Instituto Navarro de Igualdad (INAI) habla en cifras de una realidad emergente, que va a más, habiendo llegado hasta a 1.639 las denuncias por violencia machista (sea física, psíquica, sexual...) en todo el año 2021.

MÁS | "El móvil es origen de muchas discusiones que acaban en violencia"

Se trata de un aumento del 10,8% respecto al año en el que se inició la pandemia y más de un 20% respecto a 2019. El promedio es de 136 denuncias presentadas al mes. La media diaria son cuatro. A estos números, horribles desde cualquier prisma ya solo por la realidad a la que afectan y la cantidad de víctimas que han sufrido hechos traumáticos, les afea aún más el rostro el hecho de que casi la mitad de ellos se cometieron contra mujeres que no habían alcanzado aún los 30 años. Es decir, 661 denuncias (el 40% del total) fueron presentadas por mujeres que no llegaban a la treintena y 177 de ellas ni siquiera eran mayores de edad. Otras 785 de las denunciantes tenían entre 30 y 49 años, 155 se encontraban entre los 50 y 64 años y 44 eran mayores de 65 años.

En cuanto a los agresores, hubo 59 denunciados que ni siquiera eran mayores de edad y con los que ya se inició una causa por violencia machista. Otros 391 agresores se encontraban entre los 18 y 29 años, otros 853 se encuadraban entre los 30 y 49 años, mientras que 228 se situaban entre los 50 y 64 años y 56 más eran mayores de 65 años.

En el caso de la violencia sexual, el dato es aún más alarmante. 101 mujeres de las 219 que denunciaron en Navarra violencia sexual durante 2021 no habían alcanzado la mayoría de edad. Suponen el 46% del total de las denunciantes. Otras 78 mujeres que denunciaron violencia sexual pertenecían al grupo de entre 18 y 29 años, mientras que 27 estaban entre 30 y 49 años, siete más estaban entre los 50 y 64 años y hubo dos denuncias de personas de más de 65 años.

La percepción de los especialistas que tratan con estas víctimas coincide en señalar que el gran impacto psicoemocional de la covid lo va a sufrir la población joven y que la cresta de la ola de esa pandemia está aún por llegar a los profesionales de la psicología y la psiquiatría. La violencia machista no entiende tampoco de estatus sociales, ni de generaciones, ni de grupos de edad ni procedencia. Tiene un rostro genérico, enquistado en la sociedad, y solo la prevención y la educación asoman como armas eficaces para hacerles frente.

En cuanto al tipo de violencia denunciada en la Comunidad Foral durante el año pasado 828 denuncias se correspondieron con personas que habían sufrido agresiones físicas y psíquicas, 329 denunciaron violencia psíquica, hubo hasta 262 quebrantamientos de órdenes de protección (es decir, hombres que tienen una orden de alejamiento o de prohibición de comunicación con la mujer y que no respetan tal medida) y, como queda dicho, otras 219 denuncias por violencia sexual.

Respecto a la zona que se presenta la denuncia, es decir, al lugar donde ocurren los hechos, se recogieron hasta 676 en la capital, mientras que otras 285 ocurrieron en la Comarca de Pamplona y hasta 238 hubo en Tudela. En la Ribera Alta se recogieron 160 denuncias, otras 81 en Tierra Estella y, en orden decreciente, 52 más en la zona noroeste de Navarra. Ello confirma que el auge de la violencia no es puntual ni aislado. Afecta a la sociedad íntegramente. No distingue de geografía, clase social, condición, procedencia, y menos de edades, donde la rebaja de la media de edad de la víctima llama mucho la atención en los últimos años. El informe no viene sino a confirmar los últimos estudios ya publicados en este periódico sobre violencia sexual, que está volviendo a niveles prepandemia pese a no haber ocio nocturno ni fiestas patronales ni Sanfermines. Y también abunda en que el servicio de intervenciones psicológicas de urgencia, más de 200 durante todo el año pasado. solicitadas por víctimas que van a presentar una denuncia, tiene una demanda hasta ahora nunca vista.

DESGLOSE DE VIOLENCIA

Tipos y zonas. En cuanto al tipo de violencia denunciada en la Comunidad Foral durante el año pasado 828 denuncias se correspondieron con personas que habían sufrido agresiones físicas y psíquicas, 329 denunciaron violencia psíquica, hubo hasta 262 quebrantamientos de órdenes de protección (es decir, hombres que tienen una orden de alejamiento o de prohibición de comunicación con la mujer) y, como queda dicho, otras 219 denuncias por violencia sexual. Respecto a la zona que se presenta la denuncia, es decir, al lugar donde ocurren los hechos, se recogieron hasta 676 en la capital, mientras que otras 285 ocurrieron en la Comarca de Pamplona y hasta 238 hubo en Tudela.

VÍCTIMAS EN RIESGO

665 mujeres con protección

24 en riesgo alto o extremo. La estadística del sistema Viogen que recoge los casos de violencia de género atendidos por los cuerpos policiales y que están integrados en el Ministerio del Interior registraba a 31 de enero hasta 1.168 casos activos en Navarra y de ellos hasta 665 eran mujeres denunciantes de violencia de género que necesitan protección policial por el riesgo que se apreciaba en las mismas. De hecho, hay 24 mujeres a día de hoy que se encuentran en riesgo alto (23) o extremo (1). En cuanto al resto de tipologías, msegún el nivel de riesgo apreciado en las víctimas, hay otras 174 mujeres que se encuentran en riesgo medio, mientras que 467 tienen riesgo bajo y en otros 503 casos no se había apreciado por parte de los cuerpos policiales un riesgo. En 536 de las denuncias son casos en los que las víctimas tienen algún menor a su cargo, en 122 de esos casos se considera que son casos de especial relevancia, otros 13 con menores en situación de riesgo.

noticias de noticiasdenavarra