El pasado febrero, el segundo más seco del siglo en parte de Navarra

07.03.2022 | 15:41
Una pareja se refresca en una fuente

El pasado mes de febrero fue el segundo más seco de este siglo, después del registrado en 2020, y el tercero desde que comenzara la serie en 1961, con una precipitación media de 10,9 litros por metro cuadrado, un 21% del valor normal del mes.

Así se recoge en el balance climático mensual de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que señala que fue "extremadamente seco" en Baleares, áreas de Castilla y León, Aragón y la confluencia de Navarra, País Vasco y La Rioja.

En las Canarias ha sido mucho más variado, con un carácter normal en general, salvo en Gran Canaria, donde fue seco; en algunos puntos del norte de las islas más occidentales, incluso, fue húmedo, con una precipitación por encima de lo normal en el norte de Tenerife y el noreste de Gran Canaria.

Respecto a las temperaturas, febrero fue en conjunto, muy cálido, con una temperatura media en la España peninsular de 8,9 grados, es decir, 1,9 grados por encima de lo normal para este mes (periodo de referencia: 1981-2010).

Ha sido el tercero más cálido del siglo, teniendo en cuenta que los tres febreros de más temperatura se han registrado en los tres últimos años, y el octavo más cálido desde 1961, señala la Aemet.

En la mayor parte del sur y este de la península, el mes fue muy cálido, y predominantemente cálido en el noroeste con anomalías térmicas de 2 grados en zonas del centro y oeste de Andalucía, Extremadura, Madrid, Castilla-La Mancha, montañas de Castilla y León, Aragón, Cataluña y mitad norte de la Comunidad Valenciana, llegando a superarse los 3 grados en puntos del Pirineo.

En algunas zonas de la meseta norte fue normal, y entre normal y frío en puntos del litoral mediterráneo andaluz, donde se registraron incluso anomalías negativas.

En Baleares, fue cálido en Mallorca y Menorca y normal en Ibiza y Formentera, mientras que en Canarias mostró un carácter variable, aunque en conjunto resultó muy cálido.

Aemet destaca que a lo largo del mes hubo un fuerte contraste entre las temperaturas máximas y las mínimas diarias, debido a la persistencia de las situaciones anticiclónicas. Las máximas se situaron 3,1 grados por encima de la media, mientras que las mínimas estuvieron 0,6 grados por encima de lo normal.

En relación a efemérides, en las estaciones de Rota, del aeropuerto de Girona y de Teruel la temperatura máxima resultó la más alta de febrero desde el inicio de sus respectivas series.
noticias de noticiasdenavarra