Navarra se prepara para acoger esta semana a unos 200 refugiados ucranianos más

La Comunidad Foral ya había recibido hasta ahora a cerca de 300 personas

14.03.2022 | 21:15
Un grupo de personas, en su acogida en uno de los recursos habitacionales de la Cruz Roja en Navarra.

Navarra espera recibir esta semana a unos 200 refugiados y refugiadas ucranianas más, con lo que el número de personas acogidas desde que comenzara el conflicto el pasado 24 de febrero se acercaría ya a las 500. Esta semana se prevé que regresen a Navarra los primeros autobuses, camiones y furgonetas que salieron en busca de personas refugiadas a la frontera y sus efectos se harán notar en el número de personas acogidas en la Comunidad Foral.

Este lunes llegó un autobús con 52 personas a Pamplona de la mano de la Asociación Segunda Familia y 38 más tenían previsto llegar la madrugada del martes a Estella. Además, el miércoles podrían arribar también varias furgonetas con 28 personas en total.

La directora general de políticas migratorias de Navarra, Patricia Ruiz de Irizar, pidió a la ciudadanía navarra que no realice acciones individuales y que deje esta labor en manos de las asociaciones que trabajan desde hace años en la zona. "Desaconsejamos completamente que la gente vaya a traer a refugiados de Ucrania y ninguno de estos viajes están avalados por Gobierno de Navarra. Generan caos y contribuyen al tráfico de personas, porque las mafias ya están actuando en la zona".

Asimismo, remarcó la importancia de comunicar el destino de las personas refugiadas para poder organizar los recursos. "La idea es que por lo menos nos avisen con antelación de cuándo van a llegar y que nos pasen un listado con las personas para que podamos tener los datos y poder atenderles en la Oficina de Emergencias que hemos habilitado y, en función de sus necesidades, derivarles a los diferentes recursos".

Por otro lado, aseguró que todas las personas que lleguen serán atendidas con todos los mecanismos disponibles. "Si tienen necesidad de alojamiento, pasarían al programa de Primera Acogida y protección internacional de Cruz Roja. Si no, seguirán los protocolos que se han establecido en salud, en educación y los mecanismos de solicitud de protección temporal que estamos a la espera de que desde Delegación de Gobierno nos confirmen su puesta en marcha esta semana porque es un tema que hay que coordinar con el Ministerio del Interior y con Policía Nacional".

La gran mayoría de las personas que han llegado hasta ahora cuentan con una red familiar en Navarra, donde viven 1.700 ucranianos. "Están viniendo sobre todo personas con dos tipos de vínculos: por un lado, las procedentes de Ucrania cuyas familias ya residían aquí y, por otro, chicos y chicas que a lo largo de los años han venido a Navarra con distintas asociaciones en verano y que tienen lazos con estas familias de acogida".

Las personas que llegan demandan sobre todo información, especialmente para atención sanitaria y escolarización de menores, como explica Patricia Ruiz de Irizar. "Hemos puesto en marcha un sistema de aprendizaje de castellano. Luego, nos solicitan ayuda para manutención. La realidad es que ahora hay gente que necesita ropa o alimentos aquí en Navarra. Estamos intentando establecer un mecanismo para que toda esta ayuda que se ha recogido pueda llegar a estas personas que lo necesitan".

Primeras matriculaciones


Casi la mitad de las 300 personas que han llegado son menores, por lo que uno de los aspectos más urgentes es la escolarización. "No hay ningún problema. El Departamento de Educación está preparado y cualquier menor que llega a Navarra, independientemente del momento del curso, es inmediatamente escolarizado. Hay plazas disponibles para estos niños y niñas prácticamente en toda Navarra. Ya está habiendo solicitudes de matriculaciones y, por ahora, no hay ningún problema".

La principal dificultad podría darse en aquellos lugares en los que se concentre una gran cantidad de refugiados. "Habrá que ver si en alguna localidad con pocos habitantes llega mucha población para escolarizar y genera algún problema para ajustar las matriculaciones en distintos centros. Es muy importante saber a dónde llegan los autobuses y qué necesidades van a tener. Hemos tenido reuniones específicas con alcaldes de localidades como Estella o Alsasua y con los servicios sociales para organizar esa llegada y eso es lo que vamos a tener que hacer en cada lugar".

noticias de noticiasdenavarra