Le piden 10 años por violar a una joven que acudió a por droga a su piso de Pamplona

Ocurrió en febrero de 2021 en el barrio de San Jorge y el acusado defiende que fue consentido

17.03.2022 | 00:31
Panorámica de San Juan, San Jorge y Buztintxuri

PAMPLONa – Un joven vecino de Pamplona y de nacionalidad dominicana fue juzgado ayer en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Navarra acusado de haber agredido sexualmente a una joven, que acudía a su piso del barrio de San Jorge para que le suministrara marihuana. La fiscal le pide 10 años de prisión, ocho por agresión sexual y dos por tráfico de drogas, además de que indemnice a la joven con 15.000 euros.

La defensa reclama la absolución porque el acusado, que admitió que había tenido esa tarde una relación sexual con la denunciante, dijo que la misma fue consentida por ella. "Cuando entramos en la habitación le dije que teníamos algo pendiente. Unos días antes ya habíamos tenido relaciones en la calle, pero era la primera vez que estábamos en una casa tranquilos para vernos. Ella me preguntó por mi mujer, yo le respondía que no había problema y empezamos a besarnos y a tener sexo. Paré cuando me dijo que le dolía, pero si antes me dice que no quería, paro de inmediato. Tengo hijas y no me gusta eso".

Sin embargo, el testimonio de la joven discrepó por completo de la versión del procesado. La chica dijo que había conocido a este hacía tres meses y que era su "camello" para suministrarle marihuana. Manifestó que el 20 de febrero del año pasado acudió junto a un amigo al piso del acusado, en el barrio de San Jorge. Dijo que su acompañante le llamó al acusado por teléfono y que este le dijo que subiera ella al domicilio y que lo hiciera sola. Ella reconoció que subió con cierto miedo al piso y que, una vez dentro (ella nunca había estado en el inmueble), "él me condujo hasta una habitación alejada de la entrada".

Una vez allí, ella se disponía a entregarle diez euros a cambio de la droga, pero él le dio dos palmadas en el culo y le bajó los pantalones. Ella se subió la prenda enseguida y le respondió: "No he venido para esto". Y a continuación, el acusado la tiró de espaldas en la cama, la sujetaba con un brazo y la violó. "En ningún momento consentí aquello. Me quedó bloqueada, mi cuerpo se quedó paralizado porque es algo que no me esperaba que ocurriera. No tenía ningún interés hacia él". A continuación, salieron del domicilio, bajaron con la marihuana y el amigo de la víctima declaró que "ella tenía mucha ansiedad por fumar". En un momento dado, la chica se apartó del grupo y telefoneó a una amiga, que también testificó ayer como testigo. "Me dijo que su camello la había violado, que no sabía qué hacer y que tenía mucho miedo de quedarse embarazada. Le dije que fuera a denunciarle a la Policía y que acudiera al centro de la mujer". El amigo con el que acudió a por la droga aseguró que a lo largo de esa tarde ella también le había reconocido que el acusado "había abusado de ella". La joven acudió esa misma tarde a la Policía Foral a presentar la denuncia.

"Ella no me dijo no

en ningún momento

y paré en cuanto me dijo que le dolía"

J.A.C.G.

Acusado

"Él me echó encima de la cama de espaldas, me empujaba y yo me quedé bloqueada"

víctima

Denunció en la Policía Foral

"Me llamó muy nerviosa y me dijo que su camello la había violado y que no sabía qué hacer"

amiga de la víctima

Declaró como testigo

noticias de noticiasdenavarra