'Man in the middle', una de las estafas con más incidencia en Navarra

22.05.2020 | 19:34
Las organizaciones criminales se valen de herramientas informáticas maliciosas

Pamplona. La Policía Nacional ha constatado en las últimas semanas un incremento en el número de estafas denunciadas por los ciudadanos en Navarra, en diversas modalidades.

Una de las que más incidencia ha tenido es la conocida como "Man in the middle", a través de la cual dos conocidas empresas navarras han sufrido sendas estafas que entre ambas ascienden a 400.000 euros.

Según informa el cuerpo en una nota, esta es un tipo de estafa en el cual una empresa recibe un correo electrónico por parte de algún socio o proveedor habitual, comunicando el cambio de la cuenta en la cual tienen que hacer los pagos pendientes por servicios prestados.

Una vez se realiza la transferencia, la persona conocida como "mula" de la organización delictiva (la que facilita sus datos para abrir una nueva cuenta bancaria donde ingresar el dinero estafado), retira inmediatamente el dinero y lo envía generalmente al extranjero, donde suelen estar los responsables de la red criminal, a través de empresas de envío de dinero.

Estos intermediaros o "mulas" reciben una comisión por su participación en el delito.

Las organizaciones criminales se valen de herramientas informáticas maliciosas, que interceptan las comunicaciones entre empresas. La suplantación de identidad a través del correo electrónico se hace creando una dirección casi igual a la original, pero en la que se suele variar alguna letra o el orden de éstas.

A través de este método, en las últimas semanas dos empresas navarras han sido estafadas, por un montante entre las dos de unos 400.000 euros, de los que se han podido recuperar unos 248.000 euros.

También en las últimas semanas se han recibido en varias denuncias de cafeterías y pastelerías sobre otra modalidad de estafa, en la que una persona llama a los locales diciendo que su jefe ha hecho un pedido de algún bien mueble pero que este se encuentra retenido, por lo que para enviarlo es necesario realizar el pago.

Para ello se solicita a los empleados los datos de las tarjetas bancarias del comercio o del propio empleado para abonar el importe, aunque esa supuesta compra nunca ha existido. La mayoría de las veces el número desde el que llaman al establecimiento es extranjero.

Con todo ello la Policía Nacional recomienda que cualquier incidencia de tipo bancario sea comprobada con la entidad.

Se alerta, por tanto, a empresas y particulares, que en caso de recibir comunicaciones vía on-line sobre posibles cambios de cuenta bancaria u otros datos tanto de proveedores o clientes, se comprueben directamente, incluso contactando con los bancos.

Así mismo, también se recomienda asegurarse que el destinatario es realmente la empresa cliente, y contactar con ésta para confirmar el cambio de la cuenta, antes de llevarlo a cabo.