El alcalde de Bera sospecha que el incendio, extinguido ya por la lluvia, fue provocado

Retirado todo el dispositivo de extinción tras las precipitaciones en la zona de Bera - Las llamas han calcinado 900 hectáreas en Navarra

20.02.2021 | 13:48
Imagen del incendio

El incendio que desde el sábado afectaba a los términos de Bera y Lesaka ha quedado extinguido por la lluvia, según han informado fuentes de Bomberos de Navarra. Las precipitaciones dejaban en la madrugada del domingo a este lunes 3 l/m2 en la estación meteorológica de Bera y 12 l/m2 en la de Goizueta, por lo que se retiró todo el dispositivo desplegado para luchar contra las llamas.

La Presidenta de Navarra, María Chivite, se trasladó el domingo a Bera para visitar la zona afectada por el fuego y entrevistarse con los alcaldes de las localidades afectadas. Tras la evaluación de la situación por parte de la Dirección General de Interior y el Servicio de Protección Civil, se ha acordado desactivar el Nivel 2 del Plan de Emergencias para Riesgo de Incendios Forestales.

La Presidenta Chivite, que ha estado acompañada por la directora general de Interior, Amparo López, y el director del Servicio de Protección Civil, José Javier Boulandier, se ha reunido en el puesto de mando avanzado desde el que se dirigen y coordinan los recursos utilizados en los trabajos de extinción del incendio con los responsables de bomberos, Unidad Militar de Emergencias (UME), Guarderío Forestal, Policía Foral, Guardia Civil y voluntarios integrantes del operativo. También ha conversado con los alcaldes de Bera, Aitor Elexpuru, y Lesaka, Ladis Satrustegi, quienes han ofrecido su colaboración para ayudar al esclarecimiento de las causas del incendio que, según las primeras valoraciones aproximadas ha podido afectar a una superficie total de 1.800 hectáreas, 900 de ellas en suelo de la Comunidad Foral que incluyen robledal, pinares de repoblación, oteas, pastos y matorral, aunque no se podrá tener la certeza de la superficie quemada hasta que no se pueda reconocer la zona desde el aire.

Técnicos de Medio Ambiente y personal del Guarderío Forestal evaluarán el grado de afectación del arbolado. La velocidad a la que avanzaban las llamas hace suponer que podrían haber quemado únicamente la capa externa de buena parte de los troncos, por haber estado expuestos durante un tiempo relativamente breve al calor intenso.


Mejora de la meteorología

Tal y como se había previsto en la reunión celebrada este domingo por la mañana por el Comité Asesor de Emergencias (CAE) ha sido levantado el Nivel 2 de alerta del Plan de Emergencias para Riesgo de Incendios Forestales al desaparecer las razones que aconsejaron su activación. El fuego ya no supone ninguna amenaza para las personas ni los servicios básicos y se ha producido un cambio en las condiciones meteorológicas con la disminución de la fuerza del viento, que ha girado a componente norte, más fresco y húmedo, acompañado por lluvia débil, lo que favorece el trabajo de los bomberos centrado en la estabilización de un frente de dimensiones reducidas pero situado en un lugar de difícil acceso. Cerca, pero ya en territorio de Gipuzkoa, se mantiene activo otro frente. Los efectivos desplazados por la UME ya han regresado a su base en Zaragoza. Uno de sus vehículos ha volcado en una pista próxima a Lesaka sin que sus ocupantes resultaran heridos.

Finalmente la persistencia de fuertes rachas de viento ha impedido la intervención de medios aéreos. Ante la posibilidad de que amainase la fuerza del viento el sábado se solicitó al Ministerio para la Transición Ecológica el envío de medios aéreos a los que se sumarían los helicópteros del Gobierno de Navarra, pero, al igual que ocurrió el sábado, no se han dado las condiciones meteorológicas necesarias para poder volar con seguridad. Así se ha indicado en la reunión celebrada por el CAE en la que han estado presentes Amparo López y José Javier Boulandier, y representantes del Servicio de Medio Ambiente, Policía Foral y SOS Navarra. Telemáticamente han participado, además de la Presidenta de Navarra, el director del Servicio de Bomberos, Francisco Baldanta; el teniente coronel responsable de la UME y representantes de la Delegación del Gobierno y de la Guardia Civil.

Buena coordinación

A lo largo de la sesión se ha evaluado el funcionamiento del operativo desplegado al declararse el incendio y las medidas que se han ido tomando. En este sentido se ha destacado que a pesar de intervenir recursos de tres territorios diferentes –Navarra, Gipuzkoa y Iparralde, además de la UME- la colaboración ha sido constante y efectiva de forma que se han podido distribuir los efectivos para atacar los diversos frentes. La Presidenta Chivite ha informado que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, se había interesado por la situación y acerca de la posible necesidad de más recursos estatales, y que también había mantenido una conversación con el lehendakari Iñigo Urkullu en la que ambos habían valorado positivamente la coordinación operativa de los recursos de ambas comunidades. María Chivite ha agradecido nuevamente el esfuerzo de todos los participantes en las labores de extinción del fuego.

La planificación conjunta de las actuaciones ha permitido estabilizar el fuego durante la noche y el control de algunos flancos, como el de Baztan asignado a la UME o el del norte en el que trabajaban los bomberos de varios parques navarros que se encontraban fuera de servicio y han respondido al llamamiento de los responsables del servicio, que pretendía preservar los turnos diarios en los parques por si se declaraban otros incendios como ocurrió el sa. También trabaja en la zona personal del Guarderío Forestal y agentes de Policía Foral y Guardia Civil, además de voluntarios de Cruz Roja.



Imágenes tomadas de Lesaka. Foto: Ondikol


El mayor en décadas

El incendio que ha afectado una gran extensión de terreno en la zona de Bera y Lesaka es "el mayor de los últimos años en la comarca", en palabras de los alcaldes de ambas localidades. El regido de la primera, Aitor Elexpuru, sospecha que el fuego ha sido provocado y basa sus sospechas en que dos primeros se desataron prácticamente a la misma hora, sobre las 9.30 horas del sábado, en dos puntos distanciados, uno en la zona de Montoia en Lesaka y otro en Villabuena en Bera.

Según la información oficial, el centro de control de emergencias de SOS Navarra fue alertado hacia las 10.30 horas de que se había producido un incendio en la salida de Bera hacia Endarlatsa, en la regata Villanueva, en la zona de Antzuzelai, que se propagó con rapidez gracias al viento de dirección sureste que soplaba con rachas de hasta 100 kilómetros por hora. Posteriormente las llamas saltaron el río Bidasoa y la N-121-A, que tuvo que ser cortada durante unas horas porque el humo dificultaba la visibilidad y avanzó con un segundo frente por el término de Lesaka hacia el límite con Gipuzkoa, en la zona de Eskolamendi, en el barrio Auzoberri de esta localidad.

 




Según expuso Elexpuru, las dos zonas donde se detectaron los primeros focos no son de pastizal, sino que se trata de zonas con menos arbolado y por lo tanto no parece que el origen del incendio haya sido la quema descontrolada, como en un principio se pensó. El alcalde, no obstante, recordó que hay abierta una investigación de los bomberos y de la Policía Foral para determinar el origen del incendio.


ASÍ SE LO CONTAMOS ESTE SÁBADO


El Servicio de Bomberos trabaja este sábado para tratar de controlar el incendio forestal que desde este sábado por la mañana afecta a una gran extensión de terreno en la zona de Bera y Lesaka, que ha requerido la activación del Nivel 2 del Plan de Emergencias para Riesgo de Incendios Forestales y la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME). El fuego, que se encuentra fuera de control debido al fuerte viento, avanza hacia Gipuzkoa e Iparralde.


La Presidenta Chivite y el vicepresidente Ramírez han sido informados de que el centro de control de emergencias de SOS Navarra ha sido alertado hacia las 10.30 horas de que se había producido un incendio en la salida de Bera hacia Endarlatsa, en la regata Villanueva, que se ha propagado con gran rapidez empujado por vientos de dirección sureste con rachas de hasta 100 kilómetros por hora. Posteriormente el fuego ha cruzado el río Bidasoa y la N-121-A y ha avanzado con un segundo frente por el término de Lesaka hacia el límite con Gipuzkoa.
El Servicio de Bomberos del Gobierno de Navarra ha trabajado durante toda la jornada para tratar de controlar el incendio, que, impulsado por el fuerte viento, se ha extendido con gran rapidez ha alcanzado  Lesaka e  Iparralde, a la altura de Azkain, abarcando una gran extensión de terreno.

Los bomberos Bera veían complicado que el incendio lleguara a quedar controlado este sábado debido sobre todo al fuerte viento. Un portavoz de la central de bomberos voluntarios de Bera ha señalado a Efe que desde el pueblo no llegaba a verse el incendio, ya que estaba localizado a bastante distancia, en la zona de Antzuzelai, en la salida hacia Irun (Gipuzkoa). El fuego, ha explicado, afecta fundamentalmente a terreno de matorral, que se encuentra muy seco debido a la escasez de precipitaciones, y en zonas que son algunas de difícil acceso. El Gobierno foral ha confirmado en este sentido que las labores de extinción en tierra se están viendo dificultadas por lo abrupto del terreno y las dificultades de acceso a los frentes de fuego.
Uno de los bomberos voluntarios que se encuentra en el lugar ha añadido que si bien podría llegar quedar controlado en Bera será complicado hacerlo en la cercana localidad de Lesaka, donde la situación estaba siendo "muy complicada", sobre todo en la parte de la muga con Iparralde.



A media hora de la tarde, informaba Aitor Arozena, tras la reapertura de la n-121-a, de que el principal foco se había trasladado hacia la zona de Iasola, por la falda del monte Larun, hacia la zona de la muga (Ibardin). El humo se podía ver desde la zona de Urruña y Azkain y la gendarmeria había cortado el tráfico entre ambas localidades labortanas. El centro de mando quedó instalado en la zona de la gasolinera de Zalain.

De forma preventiva fueron desalojadas las ventas de Ibardin así como algunos caseríos y bordas de la zona, lugares que por el momento no han sido alcanzados por las llamas. No ha sido preciso evacuar ninguna vivienda de Bera ni de sus barrios al no existir peligro de que se viesen afectadas. Tampoco se habían recibido llamadas en el teléfono 112 de personas que requirieran auxilio a causa del incendio.

El incendio se aproximaba esta tarde a Gipuzkoa por el área Endarlatza y obligaba a desalojar los caseríos cercanos a ese paraje, informó el departamento vasco de Seguridad. Según esta fuente, dotaciones de los bomberos de la Diputación de Gipuzkoa se habían desplazado al lugar, mientras que se daba aviso a los habitantes de los caseríos cercanos para que desalojen sus viviendas en previsión de que las llamas alcancen la zona, en concreto, se había obligado a desalojar los caseríos del barrio de Bidasoa en Irun.

El alcalde del municipio guipuzcoano, José Antonio Santano, confirmó en redes sociales que, como consecuencia del avance del fuego, se habían tenido que desalojar algunos caseríos. "Sigo con preocupación el incendio que avanza desde Navarra y que afecta ya a Irún... Estamos muy atentos para activar todas las medidas necesarias. Se está haciendo todo lo posible por controlar el fuego pero el viento es nuestro peor enemigo", ha afirmado en redes sociales.
 

Fuentes del Gobierno han destacado que se trata del incendio "más importante del invierno". Sobre las 14.15, y a la vista de la evolución del siniestro, ha sido activado el Nivel 2 del Plan de Emergencias para Riesgo de Incendios Forestales al no poder ser sofocado el fuego exclusivamente con los medios de la Comunidad Foral y existir un riesgo potencial para la población.

El fuerte viento ha impedido el uso de los medios aéreos navarros para colaborar en la extinción de las llamas, por lo que el Gobierno foral ha solicitado al Ministerio un avión Foca de la base de Torrejón, que tuvo que regresar cuando se encontraban a 13 kilómetros de su destino a causa del riesgo que suponían las turbulencias, y un helicóptero pesado Kamov. Además, se ha activado a la Unidad Militar de Emergencias (UME), cuyas autobombas se encontraban de camino desde Zaragoza. También se ha avisado de forma oficial a las autoridades francesas dado que las llamas se desplazaban hacia su territorio.

La Presidenta Chivite ha transmitido su agradecimiento y apoyo a los integrantes del dispositivo que participa en los trabajos de extinción y ha insistido en que la prioridad debe ser la de velar por la integridad de las personas, al tiempo que ha ofrecido todos los medios del Gobierno de Navarra que pudieran requerirse para atajar la emergencia. En la reunión del CAE han participado la directora general de Interior, Amparo López; los directores del Servicio de Protección Civil, José Javier Boulandier; de Bomberos, Francisco Baldanta; y del Servicio Forestal y Cinegético, Fermín Olabe, así como representantes de la Policía Foral, Guardia Civil y SOS Navarra. Una vez concluida Amparo López, José Javier Boulandier y Francisco Baldanta se han trasladado a Bera donde tenían previsto reunirse con los alcaldes de los municipios afectados.



Las llamas del incendio de Bera, visibles desde la carretera

En el lugar se encontraban bomberos de los parques de Oronoz y Cordovilla, bomberos voluntarios de Bera y Lesaka, los bomberos forestales y personal del Guarderío Forestal. Se ha trasladado el Puesto de Mando Avanzado, una ambulancia SVB y voluntarios de Cruz Roja que realizan labores de abastecimiento y apoyo a los bomberos.

Patrullas de Policía Foral y de la Guardia Civil ordenan el tráfico en la carretera N-121-A, a la que han accedido un gran número de camiones a pesar de estar cortada al tráfico pesado en Sunbilla y Arre desde las 12 horas para facilitar el tránsito de los vehículos de los servicios de emergencias. Aproximadamente 1.000 camiones que habían accedido por vías secundarias están siendo desalojados.

No se prevén modificaciones meteorológicas significativas a lo largo de la noche, aunque se anuncia un descenso de la intensidad del viento durante la mañana del domingo que podría hacer posible que los medios aéreos se sumaran a las tareas de extinción, que van a continuar durante toda la noche.

Por otra parte, un incendio producido en la vertiente francesa del monte Larun avanzaba hacia la frontera, aunque no parecía probable que llegue a entrar en territorio navarro.