CORONAVIRUS
Navarra detectó 37 nuevos casos de Covid-19 el lunes, según datos provisionales de Salud

Un pamplonés de 32 años muere arrollado por un conductor ebrio y drogado que huyó

Pablo Salinas Cervera fue desplazado 80 metros por un vehículo que circulaba a gran velocidad y al que la Policía Municipal ya seguía por conducción peligrosa

28.05.2021 | 07:48
El paso de cebra donde fue atropellado mortalmente Pablo Salinas y en la calzada, las marcas del atestado.

Un joven de 32 años, Pablo Salinas Cervera, vecino de Pamplona, diseñador de formación y trabajador de la sección de fotomecánica de Diario de Navarra, falleció en la medianoche del jueves al viernes después de sufrir un brutal atropello en un paso de peatones en la avenida Bayona, en la confluencia con la calle Martín Azpilcueta, en el barrio pamplonés de San Juan. El vehículo que arrolló mortalmente a Pablo Salinas era conducido por un joven de 26 años, que arrojó una tasa positiva en alcohol y también había consumido sustancias estupefacientes.

LEA TAMBIÉN Pablo Salinas Cervera, trabajador de Fotomecánica en 'Diario de Navarra'

El coche ya había sido advertido instantes antes por una patrulla de la Policía Municipal al conducir de forma peligrosa por las inmediaciones del parque Yamaguchi y que, después del atropello, se dio a la fuga del lugar. Conducía el vehículo junto a otros tres ocupantes, quienes fueron detenidos e identificados y posteriormente quedaron en libertad. Según las primeras investigaciones, el vehículo podía circular a una velocidad superior a los 100 kilómetros/hora, por lo que el cuerpo de Salinas fue desplazado una barbaridad de metros. La investigación tratará de determinar si la víctima cruzaba el paso de cebra en verde para los peatones.

El conductor permaneció ayer arrestado en las dependencias de la Policía Municipal de Pamplona después de que fuera interceptado en plena noche, huyendo en carrera a pie por las inmediaciones del río Arga, en el barrio de la Rochapea. El fallecido regresaba a su casa después de su jornada de trabajo que había terminado a las 12 de la noche tras haber aparcado en las inmediaciones. Sus padres residen muy cerca del lugar del atropello mortal y requirieron asistencia psicológica ante la enorme tragedia.



Imagen del vehículo que atropelló mortalmente al joven de 32 años. Foto: Policía Municipal de Pamplona

el coche hizo caso omiso a la policía El conductor del vehículo, oriundo de una localidad del Pirineo, había sido detectado apenas unos minutos antes de las 00.15 horas, cuando se produjo el atropello, en el entorno de Yamaguchi. Por allí una patrulla de la Policía Municipal de Pamplona habría observado que el vehículo, un Golf GTI de importante cilindrada, circulaba por la vía realizando una conducción temeraria y peligrosa que ponía en riesgo al resto de usuarios de la vía. Por esta razón, dicha patrulla, al advertir la presencia irregular de dicho vehículo en la calzada, se aproximó hasta el mismo y activó las luces prioritarias y sirenas para que interrumpiera la marcha. Muy al contrario de aminorar la marcha, el coche aceleró y, de hecho, dejó de estar a la vista de la patrulla, que se encontraron con el cuerpo del fallecido en plena calle y se bajaron para tratar de auxiliarle. Murió en el acto.

La víctima fue alcanzada por el turismo y fue desplazada más de 80 metros. El vehículo continuó su marcha ausentándose del lugar y fue localizado abandonado por agentes de la Policía Municipal cerca de sus dependencias en c/Monasterio de Irache, con serios daños en la luna delantera debido al enorme impacto que provocó la muerte del joven pamplonés. El conductor y un acompañante fueron localizados junto al río Arga cuando trataban de escapar de la zona.

El conductor fue detenido y acusado de homicidio por imprudencia grave, conducción bajo la influencia de alcohol y drogas, conducción temeraria y ausentarse del lugar del accidente sin prestar la atención debida a la víctima.

noticias de noticiasdenavarra