Confirman que el asesinato de María Pilar Berrio en julio en Murchante fue un crimen machista

El caso eleva así a 33 las víctimas de estos crímenes en lo que va de 2021 en el Estado y a 1.111 desde 2003

24.08.2021 | 14:53
Agentes de la Policía Foral y científica, en el lugar donde Pedro María Ruiz Jiménez asesinó a María Pilar Berrio delante de sus dos hijos en las afueras de Murchante.

La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha confirmado como asesinato machista el homicidio de María Pilar Berrio en la localidad navarra de Murchante el pasado 7 de julio, que eleva a 33 las víctimas de estos crímenes en lo que va de 2021 y a 1.111 desde 2003. La institución recuerda que no existían denuncias previas por malos tratos contra el agresor.



El Ministerio de Igualdad ha condenado este asesinato y ha subrayado que la víctima, de 43 años, tenía cuatro hijos: dos menores de edad y dos mayores de edad.

Con la confirmación de este caso el número de menores huérfanos por violencia de género asciende a 16 en 2021 y a 320 desde 2013.

La ministra de Igualdad, Irene Montero y la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, han expresado su más absoluta condena y rechazo a este asesinato machista y han trasladado todo su apoyo a sus familiares y allegados.

Ambas piden "todos los esfuerzos desde las instituciones, administraciones y el conjunto de la sociedad para llegar a tiempo y evitar más muertes".

María Pilar Berrio murió el pasado 7 de julio cuando presuntamente su excuñado, de 41 años, embistió el coche en el que ella viajaba y luego la acuchilló en presencia de sus hijos de 9 y 5 años, tras lo que huyó, según informaron en ese momento fuentes de la investigación.

El vehículo utilizado por el agresor, que era robado, fue localizado luego en la localidad guipuzcoana de Legazpi, donde el presunto homicida tiene algunos allegados.


Pedro María Ruiz Jiménez, acusado del asesinato de María Pilar Berrio.

Finalmente, y tras robar otro coche, fue arrestado el día 8 por la tarde en una peluquería de San Sebastián y el juez decretó su ingreso en prisión por asesinato.

SABER MÁS: El presunto asesino de Murchante buscaba una "red de acogida" para huir

El Ministerio de Igualdad recuerda que el teléfono 016, las consultas online a través del email 016-online@igualdad.gob.es y el canal del WhatsApp en el número 600 000 016, siguen funcionando con normalidad las 24 horas, todos los días de la semana.


Concentración en San Sebastián en repulsa por el asesinato de Berrio.

María Pilar Berrio Jiménez era una mujer "muy simpática, queredora y dulce" tal y como la fueron definiendo durante todos aquellos vecinos y personas que la conocieron. Nacida en Vitoria en 1978 había pasado por numerosos domicilios en los últimos años, algunos de los cuales fueron cerca de Estella, Tudela y finalmente Murchante, donde residía desde 2017 en el Paseo de Saldemonte, una zona de promoción de chalets en la pequeña localidad ribera (de unos 4.100 habitantes) que tras quedar abandonada hace años fue transformada en viviendas de alquiler social.

En muchos de estos lugares en los que residió recibió la renta garantizada. María Pilar, cuya madre residía en Monteagudo, vivía sola con sus dos hijos de 5 y 9 años que acudían al colegio público de Murchante. Apenas 4 meses antes de su asesinato se había sacado el carnet de conducir, por lo que el coche en el que fue asesinada lucía la L.





SIN PRESENTAR DENUNCIAS La mujer asesinada no había presentado ninguna denuncia por malos tratos en el Equipo de Atención Integral de Violencia de Género de Murchante, aunque sí habían avisado a la Policía Foral en numerosas ocasiones por incidentes relacionados con el presunto homicida. Los vecinos definieron a esta persona como "flaco, pequeño y de melena" y eran conscientes de que había generado numerosos problemas tanto en comercios como en el entorno de la vivienda. Alguno de sus vecinos en Tudela, donde residió hace años con otra pareja en el entorno de la iglesia de La Magdalena en el Casco Antiguo, hablaron de ella como una persona que no tenía mucho arraigo donde vivían ni una red familiar muy apiñada pero "muy agradable y simpática", pero que no solía tener buenas compañías.




noticias de noticiasdenavarra