La UE adopta nuevas medidas para proteger a los trabajadores de sustancias peligrosas

La norma actualizada fija por primera vez límites de exposición al acrilonitrilo y a los compuestos de níquel y reduce los límites ya existentes para el benceno

03.03.2022 | 20:12
Planchas de uralita

Los países de la Unión Europea (UE) han dado este jueves luz verde final para enmendar la directiva europea sobre carcinógenos y mutágenos, la legislación que protege a los trabajadores frente a los riesgos de estas sustancias peligrosas, y tras esta actualización endurecerá los umbrales de exposición a ciertos químicos.

En concreto, la norma actualizada fija por primera vez límites de exposición al acrilonitrilo y a los compuestos de níquel y reduce los límites ya existentes para el benceno, informó en un comunicado el Consejo de la UE, la institución que representa a los Estados.

Asimismo, el cambio mejora la protección frente a sustancias reprotóxicas, que pueden interferir con el sistema reproductor humano, al incluirlas en el ámbito de la directiva, que es más estricta que la legislación por la que se vienen rigiendo hasta ahora.

Más de un millón de trabajadores expuestos al acrilonitrilo

Según datos de la Comisión Europea, más de un millón de trabajadores están expuestos al acrilonitrilo, los compuestos de níquel y el benceno y el 52 % de los fallecimientos ligados al trabajo en la UE cada año se debe al cáncer.

La directiva enmendada prevé además que aquellos trabajadores sanitarios que tengan que trabajar con productos medicionales peligrosos -carcinógenos, mutágenos o sustancias reprotóxicas- reciban mejor formación para tratarlos con seguridad. Para ello, el Ejecutivo comunitario tendrá que publicar directrices sobre la formación y vigilancia de estos productos.

La Comisión Europea tendrá también que elaborar un plan de acción para fijar nuevos límites de exposición en el trabajo o revisar los que ya existen para al menos 25 sustancias antes de que acabe este año y hacer propuestas legislativas si lo considera necesario. Tras el visto bueno final dado este jueves, los Estados miembros de la UE tienen ahora dos años para introducir las nuevas normas en su legislación nacional.

noticias de noticiasdenavarra