Marina Aoiz aborda el amor y la muerte en ‘Sarcófagos’

La autora presentará su nuevo poemario el próximo miércoles, día 13, en el Kulturgunea de Tafalla

08.02.2020 | 18:44
Marina Aoiz posa con su nuevo poemario.

tafalla - La sala de cine del Centro Cultural Tafalla Kulturgunea acogerá el próximo miércoles, 13 de febrero, a partir de las 20.00 horas, la presentación del último poemario de la escritora tafallesa Marina Aoiz Monreal, que lleva por título Sarcófagos. Se trata de un libro en el que la prolífica autora tafallesa profundiza sobre el amor y la muerte, Eros (el que construye y une) y Thánatos (el que separa y destruye), en textos que mixturan la experiencia personal con la de diferentes parejas más allá del tiempo y el espacio, ya que, según apunta ella misma, "el arte cinerario etrusco y una amplia polifonía de voces me inspiraron al escribir estos poemas, tratando a su vez de sostener en ellos el instinto de vida, hermano inseparable del instinto de muerte".

En la presentación, Marina Aoiz estará acompañada por Aitxus Iñarra, doctora en Filosofía y Ciencias de la Educación, que durante varios años ha impartido la docencia en la Universidad del País Vasco y que ahora, ya jubilada, ha trasladado su residencia a la vecina localidad de San Martín de Unx.

Este último trabajo literario de Marina Aoiz ha quedado condensado en un libro de 76 páginas con 34 poemas distribuidos en tres capítulos: La vida obstinada, Náufragos y La aurora del final. El libro ha sido editado por la Fundación María del Villar Berruezo, que en su publicación ha utilizado papel reciclado. Se han editado 200 ejemplares y han salido a la venta al precio de 10 euros. Haciendo alusión a ese arte etrusco en el que la mujer se hace presente en un plano de igualdad con respecto al hombre, enviando al mismo tiempo una imagen de serenidad y de sosiego, para ilustrar la portada del libro ha recurrido a una imagen que pertenece a History of Rome, publicada en 1884, del historiador francés Victor Duruy. También en el interior los textos han quedado ilustrados con imágenes y detalles de pinturas etruscas, como la de la tumba del Orco Cabeza de Velia, del siglo IV antes de Cristo, o la de dos bailarines de la tumba del Triclinio en la necrópolis de Monterozzi, de 470 antes de Cristo.

Para llegar a escribir los poemas que han quedado recogidos en Sarcófagos, a Marina Aoiz le surgieron esos textos íntimos y muy personales después de haber leído y analizado la novela Niveles de vida, de Julián Barnes, en el club de lectura que dirige y coordina desde hace más de quince años. Esta novela reúne tres historias aparentemente inconexas que acaban mostrando secretos y sutiles lazos entre sí. En ella se habla de la aventura de vivir, de los retos imposibles, del amor que todo lo desborda y, en la tercera parte, del dolor de la pérdida de la esposa después de padecer una grave enfermedad, huyendo del sentimentalismo y ahondando en la soledad y en el dolor causado por la pérdida del ser amado. "Esa lectura me removió emocionalmente -comenta Aoiz- y me llevó a reflexionar sobre el modo de vivir y de manifestar el amor, que un día puede quedar roto por diferentes circunstancias. Eso también me llevó a leer a otros autores que abordaban el tema del amor (no desde una visión romántica) y de la muerte, porque para mí el proceso de la escritura comienza con la lectura y de ahí me vino la necesidad de expresar mis sentimientos y mis ideas, a través de estos poemas". Cuenta que el poemario lo tenía terminado a finales del 2017, "y al facilitárselo a algunas de mis amistades, me animaron a sacarlo a la luz y publicarlo".

Al finalizar el libro, Marina Aoiz dedica unas bonitas palabras de agradecimiento y de gratitud a algunas de esas personas que le han animado a editar esos textos. Como a María Ángeles Toca, "primera lectora de este libro", una amiga y antigua compañera de universidad. "Sus reflexiones me ayudaron a liberarlo del sarcófago de la carpeta", señala. También a sus compañeros en la Fundación María del Villar Berruezo: "A Iosu Kabarbaien, por sus acertadas opiniones y correcciones de editor cabal y experimentado; a María José Berruezo, perspicaz cazadora de erratas, y, especialmente "a Alberto Belloso, compañero en el camino de la vida, inspirador de versos y maestro".

semblanza Marina Aoiz Monreal (Tafalla, 1955) es licenciada en Ciencias de la Información en la Universidad de Navarra, estudió Mitología en la Universidad de los Andes en Venezuela y Gemología en la Universidad de Barcelona, entre otros aprendizajes. Desde que en 1986 escribiera su primer poemario, ya han sido más de una quincena los libros publicados, la mayoría de ellos de poesía "porque es el estilo literario en el que más me identifico. Es mi mejor forma de comunicarme; para mí leer y escribir se me hace tan necesario como el respirar", indica.

Parte de su obra poética está recogida en una treintena de antologías y otras publicaciones colectivas. Ha recibido numerosos premios literarios a lo largo y ancho de la geografía española y en países latinoamericanos. Entre los muchos halagos a su forma de escribir cabe citar el que le dedicó la doctora Consuelo Allué, al decir de ella que "Marina Aoiz escribe para que no se deshumanice la vida".