Alain Delon recibe la Palma de Oro de honor en el Festival de Cannes

El veterano actor francés recuerda su vida y su carrera entre emociones pero sin entrar en polémicas

09.02.2020 | 09:36
Alain Delon, durante el Festival de Cannes.

cannes - Alain Delon es uno de los actores franceses más conocidos en el mundo, por sus películas, su belleza y sus amores, pero también por sus polémicas declaraciones tachadas de homófobas y misóginas. Ayer, la estrella recordó su vida y su carrera en Cannes, dejando al margen su lado más oscuro.

Delon recibió ayer por la noche la Palma de Oro de honor de la 72ª edición del Festival de Cannes y horas antes ofreció una conversación que debía ser un baño de masas, pero que se quedó en una sucesión de recuerdos de un veterano de 83 años que se emocionaba con facilidad.

Fue recibido con un fuerte aplauso pero no fue bastante para el delegado general del Festival de Cannes, Thierry Frémaux, que pidió que los asistentes dejaran de hacer fotos con sus teléfonos móviles para dar al actor una ovación mayor.

Y Delon trató desde el primer momento de hacerse con un auditorio que respondió sin demasiada calidez y que se esperaba más de la conversación que el actor mantuvo con el periodista Samuel Blumenfeld.

Habló de su primera asistencia a Cannes en 1956, cuando aún no había hecho ninguna película. "No tengo grandes recuerdos, vine con una chica que me gustaba y no presté mucha atención. Pasé por la alfombra roja, miraba a todo el mundo pero a mí también me miraban porque, perdonen, parece que yo no estaba mal".

Ese fue el tono de la charla, con referencias de Delon a su belleza perdida, a su deuda con las mujeres -"si no fuera por las mujeres, yo habría muerto"- y al don que tenía para "vivir el personaje y no actuar".

"Me fui a la guerra de Indochina con solo 17 años y al volver no sabía bien qué hacer (...). Fueron las mujeres que me han amado las que me hicieron meterme en esta profesión y las que lucharon por mí", recordó el actor.

Su primera película fue Quand la femme s'en mêle (1957) y Delon se sintió inmediatamente en su elemento. Además, su director, Yves Allégret, le dio un consejo que ha seguido durante toda su carrera. "Me dijo: 'Quiero que mires como tú miras, que te muevas como te mueves, que hables como hablas, que escuches como escuchas. Se tú, no actúes".

Una frase que marcó su vida. "He vivido mis papeles, no he actuado", aseguró. "En 1958 hice La piscina con Romy Schneider y en el 59 ya era conocido en todo el mundo gracias a A pleno sol", relató Delon sin falsa modestia.

cannes

malick, a por su segunda palma

Favorito con su filme 'A Hidden Life'. Terrence Malick apabulló ayer en Cannes con su nueva película, A Hidden Life, una espectacular, conmovedora y emocionante historia que recibió el aplauso unánime de la crítica y que sitúa al director como el gran favorito para hacerse con su segunda Palma de Oro. La consiguió en 2011 por The Tree of Life (El árbol de la vida) y parece difícil que no repita esta vez. Por su parte, tras el éxito en 2015 con The witch (La bruja), el director estadounidense Robert Eggers ahonda en los límites del drama psicológico con su nueva película, The lighthouse, que lleva a Robert Pattinson y Willem Dafoe al límite de la locura. Los aplausos recibidos tras su estreno ayer en la Quincena de Realizadores, sección paralela del Festival de Cannes, confirman las expectativas generadas.