Arantxa Villanueva |presidenta de haizea, asociación por la danza en navarra

"La danza y la cultura en general están siendo grandes aliados en nuestros refugios"

29.04.2020 | 00:55
Arantxa Villanueva. Foto: cedida

Los estragos económicos de la crisis sanitaria para las escuelas de danza de Navarra son y serán grandes. Y eso que no han dejado de dar clases, eso sí, telemáticas.

pamplona Tuvieron que cerrar el 14 de marzo. ¿Cómo han seguido la actividad en las escuelas de Haizea?

–El 13 de marzo empezamos a informarnos porque veíamos lo que llegaba y tuvimos mucha comunicación entre nosotras. El ritmo te lo va marcando el perfil de cada alumno. Con la gente joven, habituada a redes, estamos haciendo clases en directo en distintas plataformas, lo que nos permite tener un feedback con el alumno y corregirle. Y con grupos que no están tan acostumbrados a estas redes lo que hacemos es grabarles una clase y la subimos a algún canal para que puedan acceder cuando puedan.

Lo importante es que se mantengan activos y se muevan, ¿no?

–Claro. En clásico, contemporánea y flamenco, como dejes el cuerpo quieto, luego será mucho más difícil retomar la formación. Además, como estamos viendo cada día, la danza y la cultura en general está siendo un alivio, un aliado en los refugios de todos y cada uno de nosotros.

El sector de la danza no fue convocado a la reunión de agentes de artes escénicas con el Gobierno foral.

–Aquella primera reunión fue improvisada y no, no nos convocaron, pero compañeros de teatro contactaron después y recogieron también nuestras inquietudes y circunstancias.

A nivel económico es un palo.

–Un palo muy grande. Esto nos ha pillado en marzo, en junio cesamos las clases y con el verano nos vienen otros tres meses sin ingresos. El panorama es desolador, sí.¿Sienten el apoyo de las familias?

–Estas situaciones sacan lo mejor y lo peor de cada uno. Conocemos bien a nuestros alumnos. La gente que siempre ha estado ahí quiere pagar las cuotas a pesar de no haber clases presenciales. Saben que somos autónomos y que lidiamos con una situación muy complicada. Estamos descubriendo a personas muy solidarias.

Ojalá que todas las escuelas puedan reabrir sus puertas.

–Sí, yo pediría que esto quedara como un mal recuerdo, como algo que ocurrió y que jamás ha vuelto a pasar. Algo que marcó un paréntesis importante en nuestras vidas que nos hizo recapacitar y pensar.

noticias de noticiasdenavarra