Pamplona Reclassics arranca este martes impulsado por el influjo de Pablo Sarasate

La primera edición del festival ofrecerá actividades para melómanos, curiosos y familias hasta el sábado en la Ciudadela

28.07.2020 | 00:28
Un momento de la actuación del violinista Jesús Reina, ayer en la capilla de la Casa de la Misericordia.

pamplona – "Esta crisis nos ha hecho ser distintos. Seguramente, sin ella hoy no sentiríamos la emoción que sentimos ante el inicio del festival". Así se expresó ayer Isabel Villanueva, violista y directora artística del Pamplona Reclassics, festival que dará comienzo hoy en la Ciudadela con una jornada que incluirá actividades para los más pequeños, para los melómanos y para los curiosos, los tres tipos de público que esta programación pretende atraer. Una jornada que se cerrará a las 21.30 horas con el concierto inaugural que rendirá homenaje a Pablo Sarasate, con cuyo influjo, energía y música de raíz quiere echar a andar esta cita que nace con vocación de continuidad.

El certamen no comienza en el mejor de los años. Sus organizadores, liderados por Isabel Villanueva, son conscientes de ello, de ahí que hayan trabajado "con mucha responsabilidad" y el máximo cuidado para dotar a los espacios y actividades "de todas las medidas de seguridad necesarias" para que los espectadores se sientan cómodos y se animen a acudir a la Ciudadela estos días. Pero hay otro motor que ha impulsado al equipo del Reclassics y a los artistas convocados a esta primera entrega, y es el convencimiento de que, en estos tiempos de incertidumbre, "la cultura es más necesaria que nunca". Prueba de ello fue el efecto que tuvo el "primer gesto musical" que protagonizaron ayer por la mañana los músicos que participarán en el concierto de esta noche ante varios residentes de la Casa de Misericordia de la capital navarra. "Para mí era la primera vez que actuaba en directo desde que empezó la pandemia y ha sido un acto muy emotivo y especial; va a ser una semana muy intensa", apuntó Villanueva, que reconoció que estos pasados meses "han sido muy complicados", sobre todo porque tuvo que rediseñar la programación, que inicialmente contaba con presencia de artistas de distintas partes del mundo. "Pero al final estamos aquí", continuó la violista, que subrayó la calidad de los músicos congregados, a los que les agradeció su implicación para dar vida al festival, ya que no solo ofrecerán recitales, sino que también impartirán clases individuales dentro de la Academia en la que se convertirá la Escuela Joaquín Maya hasta el viernes 31.

Villanueva destacó, asimismo, la diversidad de las actividades, con citas para los más pequeños a través del taller Miniclassics y del concierto Requeteclassics, que se celebrarán hoy y mañana, respectivamente; así como con los conciertos gratuitos Re-incisos, a las 13.00, y las sesiones con djs Afterclassics después de las actuaciones principales. Asimismo, habrá conferencias divulgativas los días 28 y 30 de julio y el 1 de agosto en Baluarte, con la intención de demostrar que cualquiera puede entender a los compositores clásicos y asistir a un concierto del género sin ningún problema.

 

para todos los públicos Y es que acabar con los clichés que habitualmente rodean a este ámbito es uno de los propósitos principales de Isabel Villanueva tanto en su faceta como violista como en su rol como profesora y ahora en tanto que directora artística del certamen. En ese sentido, no solo ha programado recitales en los que se fusiona la clásica con la electrónica o el flamenco, sino que para la inauguración ha preparado un programa lleno de energía y vitalidad sustentado en la obra del "músico más importante que ha tenido Navarra"; es decir, Pablo Sarasate. En el concierto de hoy a las 21.30 horas intervendrán junto a la violista la pianista donostiarra Judith Jáuregui, el violinista "vasco de Málaga" Jesús Reina; el también violonista Erzhan Kulibaev, kazajo afincado en España, y el cellista Damián Martínez Marco, que interpretarán Navarra y Aires gitanos del genio pamplonés, así como obras de Saint-Säens, Granados, Albéniz, Cassadó y Turina. "Sarasate elevó la música popular y la llevó a todas las salas del mundo, así que tenemos tanto que agradecerle como músicos que no hay mejor manera que empezar el festival", apuntó Jesús Reina. Y Kulibaev contó que en las reuniones festivas de Kazajstán es frecuente que suene Navarra, "y me hace ilusión tocarla por fin en la tierra de Sarasate".

Para Judith Jáuregui, el de hoy será un encuentro muy especial, ya que desde que empezó la pandemia solo ha podido tocar sola, y "volver a compartir música con compañeros e inspirarte y pensar juntos es muy bonito". "La música tiene un valor incalculable, nos llena de lo inmaterial, que es tan importante hoy en día", añadió Damián Martínez. Y Reina apostilló que no tiene ningún sentido si no se comparte. Además, el cellista insistió en que "para ir a un concierto no se necesita más que una entrada, sentirse y disfrutar; un concierto de música clásica puede tener un significado enorme para alguien que nunca ha estado antes en uno". Así las cosas, Reclassics arranca hoy con el deseo de servir de "renacimiento cultural y vital" para artistas y público.

"Sarasate elevó la música popular y la llevó a salas de todo el mundo; tenemos tanto que agradecerle"

jesús reina

Violinista

noticias de noticiasdenavarra