Morirse en Sanfermines

09.08.2020 | 00:44
En la Pamplona de 2136 los condenados a muerte y algunos aspirantes a funcionario corren encierros ante triceratops; entre ellos, Leire Riscal.

Después de 'Morirse en Bilbao', Sr. Verde y Kike Infame continúan con las peripecias de Leire Riscal y Gato con un tebeo que sucede en 2136 en Pamplona y en otros lugares de Navarra

pamplona, año 2136. El calentamiento global ha fundido los casquetes polares. Está a punto de comenzar la Quinta Guerra Mundial, la Unión Europea se disolvió con motivo de la cuarta y los líderes de la Confederación de Superestados de América y de la Unión de Repúblicas Euroasiáticas han muerto. El virus Gargantúa sigue activo. Reina el caos. En este contexto, Leire Riscal y su inseparable Gato forman parte de un grupo que quiere darle la vuelta a la situación. Aunque, antes, claro, deben salvar el pellejo y evitar morir en los encierros de triceratops que cada día se organizan en la ciudad con motivo de los Sanfermines y en los que están obligados a correr los condenados a muerte y los candidatos a obtener una plaza fija en la Diputación. Distópico y gamberro, así es Morirse en Sanfermines, el nuevo proyecto de Sr. Verde y Kike Infame –Gorka Echevarría y Enrique Martínez-Inchausti– después de Morirse en Bilbao, que verá la luz en septiembre y al que se puede respaldar en la campaña que mantendrán en Verkami hasta el próximo 16 de agosto.

El micromecenazgo funcionó bien la primera vez y ahora no se ha quedado atrás. "Hasta la fecha hemos conseguido el doble de dinero del que pedíamos y en mucho menos tiempo del que esperábamos; estamos contentos porque nuestra intención es que el tebeo se autofinancie e invertir los beneficios en sacar el siguiente ", cuenta Kike Infame, el responsable de la parte gráfica de este tándem que entre 2011 y 2016 publicó cinco entregas y un tomo recopilatorio de Morirse en Bilbao, coincidiendo con el Salón del Cómic de Getxo. "La primera historieta ocupaba cuatro páginas de un fanzine que publicamos, pero vimos que el personaje de Leire tenía mucho peso y pensamos en hacer una serie", añade el dibujante, que después de "haberme metido mucha caña en los últimos años", publicando en Astiberri y en Dolmen, entre otras editoriales, "decidí que quería dibujar al ritmo de mi vida y no hacer mi vida al ritmo de los tebeos". De ahí las entregas anuales. Y su socio y amigo, el Sr. Verde, no pudo estar más de acuerdo. Además, "cuando publicamos Morirse en Bilbao vimos que despertaba interés dentro y fuera de Bilbao y de Bizkaia, nos dimos cuenta de que, como metíamos las cosas que nos gustaban –cine, libros, música–, al final se convirtió en algo más generacional que local". Y decidieron seguir por ese camino, solo que enfocado "en las fiestas a las que íbamos de chavales". "Sanfermines nos vino enseguida a la cabeza, y, además, sabemos que en Navarra hay un grupo muy majo de comiqueros, así que supimos que ese tenía que ser el epicentro del nuevo nacimiento", coinciden ambos.

una heroína imprescindible Y estaba claro que Leire Riscal debía seguir siendo la protagonista. Ella y su gato de tres ojos que la acompaña en todas sus aventuras, siempre arriesgadas. Como correr un encierro de triceratops. "Es una imagen muy potente que dibujé en cuanto Gorka (Sr. Verde) me lo contó". Y es que así es como funciona este dúo. "Yo le planteo un arco argumental y las distintas escenas que va a tener la historia, me hace sugerencias, siempre buenas, las incorporo, volvemos a hablar, todavía sin diálogos, y entonces me pongo con el guión detallado de páginas y número de viñetas por página; volvemos a intercambiar opiniones y así vamos avanzando", apunta Echevarría, que, ante todo, subraya que lo más importante es que "disfrutamos mucho trabajando juntos".

En Morirse en Sanfermines, la protagonista, "que ha tenido una vida difícil", es una "presa de relumbrón", de ahí que tenga que correr estos peculiares encierros. "En 2121 se produjo un enorme apagón tecnológico, pero antes se pudieron completar dos experimentos de recuperación de animales extinguidos: los proyectos Cíclope y Dragón", comparte el Sr. Verde. Este último resucitó a varias especies de dinosaurios, entre ellos los triceratops, que han sustituido a los toros en la emblemática carrera. "A cambio, Pamplona tiene costa", bromea el autor, que también ha imaginado una torre de enormes proporciones que surge del centro mismo de la Ciudadela. En este contexto y después de solventar el detalle de salir viva de esta condena, Leire Riscal "vivirá unas cuantas peripecias junto al Ejército de la Muralla", organización que trata de sobreponerse al caos y a las tremendas luchas de poder que atraviesan la existencia de todos los ciudadanos. Por ello, además de Pamplona se trasladará a otras localizaciones, como las Bardenas, donde tendrá que vérselas con los Hombres Espárrago.

"Ha sido muy divertido hacer este tebeo", dicen sus creadores, volcados siempre en imprimir un tono "gamberro" a la serie. "Lo bonito también es que las historias se desarrollen en espacios que reconocemos como propios. Nos hemos acostumbrado al Nueva York de la Marvel porque Stan Lee vivía allí, cuando muchas veces tenemos a mano ubicaciones perfectas para cualquier argumento", destaca Martínez-Inchausti.

presentación en pamplona Así, aunque este año no hemos tenido Sanfermines, este tebeo de 24 páginas servirá para disfrutar de unas fiestas distintas. "Y estaremos felices de ir a Pamplona a presentarlo", concluyen.

noticias de noticiasdenavarra