zinemaldia: sección oficial

Guadagnino: "No entiendo a la gente que va al cine a distraerse"

El director de 'Call me by your name', presidente del jurado de la Sección Oficial, presentó ayer su primera serie, 'We are who we are'

22.09.2020 | 01:27
Guadagnino. Foto: Iker Azurmendi

donostia – El director de Call me by your name, Luca Guadagnino, presidente del jurado de la Sección Oficial del 68 Festival de Cine de San Sebastián, presentó ayer en una proyección especial su primera serie de televisión, We are who we are, concebida "casi como una película" en ocho episodios.

"Me gusta contar historias y no veo que deba ponerme ningún tipo de limitación", aseguró el director italiano en una rueda de prensa en la que dejó clara su manera de entender el oficio. "El cine debe crear en el público emoción y una necesidad incómoda y permanente de cambiar de ideas, no entiendo a la gente que dice ir al cine para distraerse, el cine debe conmocionarte", dijo Guadagnino (Palermo, Italia, 1971). La única licencia que se ha permitido en la serie es rodar en digital en lugar de los 35 milímetros habituales en su filmografía. "Lo decidimos así porque nos pareció que la tecnología digital reflejaba mejor el concepto de 'aquí y ahora' que pretende transmitir la serie, pero aparte de eso no ha cambiado demasiado lo que suelo hacer".

We are who we are, que ya puede verse en HBO, explora temas como la amistad, el amor y la identidad sexual a través de dos adolescentes que viven en una base militar de EEUU en Venecia: Fraser (Jack Dylan Grazer), un chico de 14 años con dos madres militares y Caitlin (Jordan Kristine Seamon), ambos confusos en lo que respecta a sus identidades sexuales y de género.

"Creo que la fluidez géneros es parte de nuestra forma de ser, no es algo específico de los jóvenes de ahora", opinó Guadagnino. "Es cierto que el adolescente es alguien fluido en esencia, sus cuerpos están cambiando de niño a adulto, son fluidos necesariamente para poder adaptarse a los cambios". "Pero también creo que los adultos pueden sentir ese mismo desasosiego cuando empiezan a pensar en las promesas a las que han fallado o lo que han perdido", agregó.