Carlos IrijalbaArtista

“Quiero mostrar la fragilidad del ahora respecto a la cueva”

10.02.2021 | 00:29
“Quiero mostrar la fragilidad del ahora respecto a la cueva”

Su fascinación por la geología nace de la pervivencia de los materiales en el tiempo, frente a lo efímero del paso del hombre por el planeta y su huella

tudela ¿Por qué esa atracción por la geología en toda su obra?

–Mi formación es en escultura y durante mucho tiempo hice actuaciones en el exterior que se documentaban como fotografía, aunque lo consideraba una escultura efímera. La primera vez que use la geología fue en 2012. Hice un sondeo geotécnico en Gernika. Era una propuesta local en que se invitó a muchas artistas para que se hiciera algo sobre el lugar. Hice un sondeo geotécnico, gasté 3.000 euros para ver las capas de aquella tierra y que había debajo nuestro. Profundicé en un parking, saqué una capa de asfalto y analicé lo que había, tratando de mostrar la fina capa sobre la que existimos. La geología es un material que ya de por si, significa tiempo.

Pone a la par a la geología y al hombre, aunque lo primero es casi inmutable y el hombre, algo efímero y que lleva un tiempo mínimo en la tierra

–Lo que intento es llamar la atención sobre el ahora nuestro. Dar importancia a la capa casi invisible de lo que estamos dejando y construyendo ahora o los residuos casi permanentes que dejamos como el cemento. Es uno de los elementos más fáciles de construir y más difíciles de retirar. Hablo de la aportación a toda la historia y para llevar ese elemento que ya existe, como es la geología a confrontarnos con él. Quizás no es tan clara la referencia, pero el ojo está puesto en nuestra responsabilidad y en la importancia de nuestra mano respecto a este material. La cueva estaba siempre ahí, un señor la pinta hace 35.000 años, luego se queda sin tocar, se descubren las pinturas, se hace la copia y la cueva sigue ahí, inmutable. Aunque desaparezcamos seguirá. Al no salir la pintura en el escáner parece que la cueva se hubiera vuelto alérgica al ser humano. La dimensión temporal de lo geológico es casi abstracto, quiero mostrar la fragilidad del ahora, en perspectiva con todo este bagaje geológico.

¿Se podría hablar de un fondo ecologista?

–Mi trabajo es siempre ecologista aunque entre en contradicción porque producimos cosas. Me pregunto ¿necesita el mundo esta obra de arte? el 99% de las veces diría no. Ha de haber un juicio interno en el que dices este proyecto tiene sentido, hay que producirlo.

En el fondo busca la reflexión sobre nuestra huella

–Si, la propia y la del público. La estética y lo bonito me interesa, pero creo que el arte en el siglo XXI debe tener una función de levantar conciencias y reflexionar sobre el entorno.

Noticias relacionadas