Zack Snyder | Director, productor y guionista

Zack Snyder: "Acabar mi versión de 'La Liga de la Justicia' fue una catarsis"

24.03.2021 | 00:30
Zack Snyder: "Acabar mi versión de 'La Liga de la Justicia' fue una catarsis"

Entre los culebrones más extravagantes del Hollywood reciente, 'Justice League' ('La Liga de la Justicia', 2017) se ha ganado un puesto de honor

Tragedia personal, farsa, comedia involuntaria, ejecutivos desconcertados, fans apasionados... Todo eso aunó esta cinta que ahora ha llegado a su broche final: el extenso y esperado nuevo montaje de Zack Snyder., que se puede ver en HBO Max y que supone una clara mejoría respecto a la cinta firmada por Joss Whedon.

Snyder dirigió esta ambiciosa película que iba a juntar a todos los superhéroes de las películas de DC Comics, como hizo Marvel en las cintas sobre los Vengadores. Sin embargo, Zack Snyder y su esposa, Deborah Snyder, productora en todos sus filmes, tuvieron que abandonar el proyecto en su última fase debido al suicidio de su hija Autumn.

Joss Whedon se incorporó como sustituto, pero el resultado fue un despropósito. Rodó un montón de escenas nuevas, cambió el tono a un pastiche que no era ni cómico ni épico, la cinta se estrelló en taquilla y el actor Ray Fisher le acusó de comportamiento abusivo en el set. A partir de ahí comenzó a extenderse entre los fans la idea de que la visión de Snyder para Justice League se había pervertido y exigieron que se estrenara su propio montaje de la película. La campaña #ReleaseTheSnyderCut tomó forma en internet y finalmente Snyder confirmó que el sueño de sus seguidores se haría realidad en HBO Max. La Liga de la Justicia de Zack Snyder mantiene el elenco original: Ben Affleck, Gal Gadot, Henry Cavill, Jason Momoa, Ezra Miller y Ray Fisher. Pero a lo largo de sus cuatro horas (la original duraba dos), Snyder se ha dado el capricho de meter nuevos villanos, tramas diferentes y personajes sorprendentes, todo embadurnado de un tono ampuloso, babilónico y repleto de esteroides que enamorará a los fans de 300 (2006) y espantará a quien busque sutileza. Su responsable afirmó también que pone punto final a su visión del universo de DC.

¿Por qué cuatro años después de la Justice League original decidió embarcarse en este proyecto?

–Porque en realidad nunca hice la otra película, nunca la terminé. No quiero decir que no saliera de mi cabeza. Pero sí que era una sinfonía inacabada que nunca iba a ver la luz. Creo que tener la oportunidad de terminarla fue algo que todos sentimos que sería una experiencia de catarsis. Y así ha sido.

Nuevos personajes, nuevas tramas, cuatro horas en lugar de dos... ¿Es un nuevo montaje o una película completamente nueva y diferente?

–Es bien conocido que nunca llegué a ver la versión de cines de Justice League así que para mí esto es una película totalmente nueva porque mi cinta nunca se estrenó, en mi opinión. Espero que los fans y también los no iniciados se sienten a ver lo que yo diría que es una gigantesca y desbordante película de superhéroes que lleva esta mitología a otro nivel.

Se ha hablado mucho de cuál era su visión original para Justice League.

–Si miras la trilogía puedes examinar el aspect ratio (proporción entre ancho y alto de una imagen). El hombre de acero (2013) era una película anamórfica: la rodamos en formato panorámico. Batman vs. Superman: El amanecer de la justicia (2016) fue una combinación de anamórfico e IMAX, relación entre rectángulo y cuadrado. Y esta tercera película es vertical, ya que va de levantarse a lo largo de la trilogía. Es una metáfora visual en la que puedes ver eso. Así que el gran tema de Justice League es encontrar tu lugar, unir esfuerzos, convertirse en una familia, en una comunidad y en un individuo que está seguro y completo. Esos son siempre los problemas. Todos los superhéroes tienen un problema, ya sea su padre, su madre, a dónde pertenecen o no... Es lo que todos afrontamos en nuestro día a día. Las metáforas de la película son potentes y los actores y sus interpretaciones son concienzudos para preguntarse qué es estar en una comunidad y qué es ser una persona totalmente realizada.

La campaña de los fans para conseguir esta nueva Justice League fue enorme, pero también hubo críticas a ciertos elementos que fueron muy tóxicos. ¿Qué opina?

–La toxicidad en internet no es algo bueno. Que se ataque a la gente personalmente... Creo que las personas deberían responder por sus acciones y en internet a veces hay un anonimato que permite decir ciertas cosas. Lo que sí sé de esta comunidad de fans es que, aunque tenían muchísimas ganas de que se estrenara esto, al mismo tiempo generaron mucha conciencia sobre la salud mental y la prevención de los suicidios. Y la gente hablaba de salud mental. Para mí, eso fue una parte increíble y muy positiva. Esta comunidad de fans salvó vidas y continúa haciéndolo.