Más de la mitad de edificios BIC de Navarra están abiertos al público

Cultura solo concreta avances en la Ley Foral de Derechos Culturales en el ámbito patrimonial

13.04.2021 | 17:04
Yacimiento arqueológico de la ciudad romana de Santa Criz.

El 52% de los bienes de interés cultural (BIC) inmuebles de Navarra están en la actualidad abiertos al público y de manera gratuita, un 30% están abiertos y contemplan visitas guiadas o cita previa y un 18% están cerrados, según ha dado a conocer este martes en el Parlamento foral la consejera de Cultura y Deporte del Gobierno de Navarra, Rebeca Esnaola.

De la comparecencia a petición propia de la consejera se desprende que el desarrollo de la esperada Ley Foral de Derechos Culturales está parado o muy poco avanzado, porque Esnaola únicamente concretó ayer avances de la mencionada ley en el ámbito patrimonial.

Desde su departamento, dijo, trabajarán con los propietarios de BIC inmuebles con visitas de pago o con los que están cerrados para "cumplir" la Ley de Derechos Culturales, que fija que "todas las personas tienen derecho a acceder, en condiciones de igualdad, al disfrute del patrimonio cultural".

Esnaola ha cifrado el número de bienes existentes en Navarra, tanto los muebles como los inmuebles o los arqueológicos (los BIC y los BIN), en 11.900 en total. Y centró su comparecencia en dar a conocer el estudio realizado sobre 175 bienes inmuebles declarados bien de interés cultural (BIC) de la Comunidad foral.


El 40%, de titularidad pública

En cuanto a la titularidad de estos bienes, detalló que 70 son bienes públicos, lo que representa el 40% del total. En concreto, 19 son propiedad de Gobierno de Navarra (10,8%), 49 de entidades locales (28%) y dos del Estado (1%). Por otro lado, 99 son bienes de titularidad privada, lo que supone el 56,5% del total. A la Iglesia pertenecen 49 y 50 a otros propietarios. Además, hay seis BIC inmuebles de titularidad mixta, el 3,4% restante.

En cuanto a la accesibilidad y gratuidad o no de los bienes, la consejera apuntó que "existe una casuística de lo más variada y compleja". Así, más de la mitad de los bienes ya están abiertos al público y son gratuitos (un 52%), mientras los que están abiertos y contemplan visitas guiadas o cita previa son el 30% y los que están cerrados el 18%.

De pago o cerrados

El reto de ahora en adelante es, remarcó, actuar sobre los 74 bienes que cuentan con visitas de pago o con los que están cerrados y no son un peligro por su estado de conservación.

De aquellos bienes o enclaves patrimoniales que incluyen para su visita cita previa, un 43% son de titularidad pública, un 9% mixta, y un 48% de titularidad privada. De los 32 bienes con visita guiada de pago, un 25% son públicos y el 75% privados. Y de los 21 que están cerrados, hay dos que son públicos y el resto privados.

Los bienes cerrados se corresponden en su mayoría con propiedades privadas como palacios, torres, hórreos, o casas. En concreto, el estudio realizado recoge que 24 son de propiedad particular, cinco con municipales, y tres de la Iglesia.


Petición por carta

La consejera de Cultura avanzó que la planificación de los siguientes pasos contempla un proceso de comunicación a las personas o entidades propietarias o poseedoras de los bienes que contemplan visitas de pago y los que están cerrados para que efectúen y eleven sus propuestas de calendario y visita pública en los plazos y con las condiciones que determine.

Una comunicación que, detalló Esnaola, se realizará a través del envío de una carta de la Dirección General de Cultura, y estableciendo un mes para la contestación. Una vez recibidas las respuestas se procederá a actualizar los datos correspondientes a cada uno de los bienes.

Para Esnaola, este informe, "además de ser una herramienta de trabajo en el departamento, tendrá visibilidad pública, en el medio virtual, tanto de las fichas, como de los tipos de visitas y los momentos de gratuidad de las mismas".

La consejera comentó que se dejará para una segunda fase el estudio de los más de 11.700 bienes muebles y de arqueología que tiene Navarra pero apuntó que, mientras tanto, "se pueden conocer a través del Portal Digital de la Cultura, y de su exhibición y difusión en exposiciones".

Los grupos

En el turno de los grupos parlamentarios, Raquel Garbayo, de Navarra Suma, lamentó que con la exposición de la consejera "ha quedado más que patente que la Ley Foral de Derechos Culturales no ha sido una prioridad para el Gobierno, no se ha desarrollado reglamentariamente y no se le ha dotado en estos dos años de una partida concreta para su desarrollo", dijo, solicitando a la consejera que "haga algo real y no se quede en promesas sin cumplir".

Carlos Mena, por parte del PSN, defendió la labor realizada por el Gobierno foral argumentando que Navarra "cuenta con una patrimonio rico, diverso y muy amplio y por eso es necesario ordenarlo a lo que obliga la ley", y recordó a la representante de Navarra Suma que al Ejecutivo actual le está tocando hacer frente a la pandemia.

Por parte de Geroa Bai, Ana Ansa reconoció que "todo es más costoso en situación de pandemia", y si bien celebró que "se haya empezado por algo", dijo aludiendo a la cuestión del patrimonio, remarcó los numerosos aspectos de la Ley de Derechos Culturales que quedan pendientes de desarrollar y ejecutar. "Este es un proyecto bonito, ambicioso, que facilitará el acceso a los bienes culturales y lo tenemos que hacer con mimo", dijo.

Por EH Bildu, Maiorga Ramírez asumió que llevar a cabo esta ley y ejecutarla "no es sencillo" y pidió por ello "que se destinen los recursos necesarios, de personal y funcionariales, no solo económicos, para poder llevar a cabo todas las cuestiones" incluidas en esta normativa. Asimismo, solicitó al Gobierno que se diga a la mayor brevedad "cuándo van a ser accesibles todos esos bienes al conjunto de la ciudadanía, porque poder visitarlos constituye un derecho para todo ciudadano y toda ciudadana de Navarra".

noticias de noticiasdenavarra