Exposición sobre Felipe Gorriti en el 125º aniversario de su fallecimiento

El Archivo Real y General de Navarra dedica su microexposición del mes de abril al músico navarro

18.04.2021 | 00:56
Exposición sobre Felipe Gorriti en el 125º aniversario de su fallecimiento

El Archivo Real y General de Navarra dedica su microexposición del mes de abril a exponer al público algunos de los documentos que conserva relacionados con la figura del músico navarro Felipe Gorriti, cuando se cumple el 125 aniversario de su fallecimiento. En concreto se exponen diferentes partituras manuscritas suyas entre las que destacab el Miserere Viejo en Mi bemol Mayor y un Paso Doble.

La microexposición, que lleva por título 125º Aniversario del Fallecimiento de Felipe Gorriti, es una muestra de pequeño formato, como las que se suelen hacer en la sala del Archivo, que cuenta con acceso libre y gratuito. En esta ocasión, permanecerá abierta en la galería baja del Archivo de Navarra, todos los días del mes de abril, de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00 horas.

Organista y compositor En 1896 fallecía en la localidad guipuzcoana de Tolosa Felipe Gorriti y Osambela, a los 56 años de edad. "Su temprana muerte interrumpió una exitosa carrera musical en la que gozó de una acreditada fama como organista y compositor que, a la postre, le ha hecho ganar con el paso del tiempo un puesto entre el elenco de personalidades navarras con relevancia en el ámbito musical", recuerdan los organizadores de la exposición.

Nacido en Uharte Arakil, en 1839, desde muy pequeño comenzó a adquirir conocimientos musicales a través de su padre, quien ejercía como organista en su localidad natal.

Más tarde completó su formación con estudios en Pamplona y Madrid, ciudad ésta última en cuyo Real Conservatorio de Música fue alumno del maestro Hilarión Eslava, quien influyó decisivamente en su obra.

Finalizados sus estudios, y con apenas 20 años de edad, obtuvo en el año 1859 la plaza de maestro de capilla en Tafalla, que ocupó durante ocho años. En 1867, tomó parte también en el proceso selectivo organizado por el Ayuntamiento de Tolosa para cubrir la plaza de organista y maestro de capilla de la parroquia de Santa María. Felipe Gorriti fue el ganador y ocupó dicho puesto de manera ininterrumpida hasta el mismo día de su fallecimiento.

Después de su muerte, Felipe Gorriti recibió distintos homenajes que evidenciaron, de esta manera, la notable fama que el músico había alcanzado. Tanto Pamplona como Uharte Arakil, su localidad natal, le dedicaron calles en su honor y, aunque inicialmente fue enterrado en Tolosa, varios años después su familia gestionó el traslado de sus restos al cementerio de su localidad natal, donde hoy en día reposan.

 

Su obra musical La actividad como compositor de Felipe Gorriti se centró desde muy temprano en la música religiosa, por la que mostró siempre una especial predilección.

En este ámbito obtuvo un gran reconocimiento nacional e internacional. Fue galardonado en distintas ocasiones por la Sociedad Internacional de Organistas y Maestros de Capilla de París.

Su obra musical se conserva en varios archivos que, en gran parte, corresponden a las entidades en las que ejerció su profesión. El Archivo Real y General de Navarra conserva algunas de sus partituras que llegaron a través de la Diputación Foral y Provincial de Navarra.

Ejemplo de ello es la obra Miserere, también conocido como Miserere Viejo en Mi bemol Mayor, que Gorriti compuso durante sus años de ejercicio en Tolosa. La partitura general de esta obra, que se expone al público en esta oportunidad, fue dedicada por el autor en 1882 a su amigo Carmelo Calvo, quien había sido uno de sus contrincantes en el proceso selectivo para la plaza de Tafalla, tal y como se aprecia en la dedicatoria manuscrita que contiene la partitura.

A su vez, muchos años después, en 1916 el mismo Carmelo Calvo procedió a entregar la partitura a la Diputación Foral y Provincial de Navarra, tal y como acredita la anotación manuscrita fechada en Montevideo y firmada de puño y letra por el propio donante.

En cualquier caso, y aunque la música sacra ocupó la mayor parte de la actividad musical de Felipe Gorriti, esto no excluyó que también dedicase parte de su actividad compositora a la música profana. En este sentido, en la exposición de Pamplona se exhibe la partitura general, así como las partituras de las partes instrumentales de un Paso Doble, que aparece sin fecha, y que se custodia igualmente en los fondos del Archivo Real y General de Navarra.

noticias de noticiasdenavarra