Ramón Urdiáin, director gerente de Navarra de Infraestructuras Culturales, Deportivas y de Ocio (NICDO)

Ramón Urdiáin: "Nuestra idea es romper la barrera de los grandes conciertos con el circuito de Los Arcos"

El nuevo director gerente de NICDO desgrana las claves del futuro de la empresa pública y los ejes del Plan Director que presentará próximamente

04.09.2021 | 16:56
Ramón Urdiáin, nuevo director gerente de la empresa NICDO

Con mucha ilusión y con ganas de trabajar. Así afronta Ramón Urdiáin su nueva etapa profesional como director gerente de Navarra de Infraestructuras Culturales Deportivas y De Ocio (NICDO).

¿Por qué decide uno aceptar un reto de este calado?

–Cuando te proponen algo así, lo único que se puede hacer es agradecer la confianza que depositaron en mi persona y en mi forma de trabajar y coger el guante a la primera, con mucha ilusión y con muchas ganas de hacer un buen papel. NICDO es una empresa muy grande, con mucha repercusión, y estoy encantado de que se cuente conmigo para poder desarrollar todo lo que se pretende.

De cara al puesto, ¿qué cree que puede aportar?

–Llevo muchos años en la casa, con lo cual tengo ya conocimiento de la propia empresa, de la plantilla, de las infraestructuras y de todo lo que hemos hecho. Eso sí que me da cierta ventaja sobre otra persona que venga de fuera. Los motivos de por qué pensaron en mí, ya no los sé, pero creo mucho en NICDO y en su potencial y la defenderé más que si fuera mía.

En estos primeros meses de trabajo, ¿cómo ha encontrado los diferentes ámbitos de acción de NICDO y cómo ha afrontado el conocimiento de los mismos?

–Más o menos el 50% de NICDO ya lo he llevado en directo y me ha tocado en puestos de responsabilidad, con lo cual, la mitad de la empresa ya la conocía muy bien. La otra mitad, algo sabía pero no es lo mismo verlo de lejos que estar encima. Ahora me estoy centrando más en conocer las divisiones que yo no llevaba directamente y conocer muy bien todo lo que se ha hecho y las posibilidades que tenemos de cara a futuro.

Una de las misiones de NICDO es la "generación de impacto económico y social en Navarra". Por lo tanto, al margen de lo realizado hasta el momento y de los proyectos ya planteados antes de su llegada, ¿cuáles son sus propuestas concretas para generar ese impacto?

–Bueno, de momento lo que tenemos claro es la misión de la empresa en su conjunto. Aunque tengamos distintas unidades de negocio, NICDO tiene que tener una misión concreta y que todas las unidades vayan enfocadas a la consecución de ese objetivo. En la misión de NICDO está ser generador de valor para Navarra potenciando el crecimiento de los sectores que están vinculados a nuestra actividad, que son la cultura, el deporte, el ocio y el turismo de reuniones. Todo eso lo haremos utilizando tanto las infraestructuras y medios que tenemos en colaboración con los departamentos del Gobierno de Navarra que tengan vínculos con nuestra actividad y, sobre todo, como aprovechando la gran plantilla que tiene NICDO, con profesionales de gran talento.

La sombra de Lacunza es alargada en todo el ámbito de acción de NICDO, pero cada maestrillo tiene su librillo. ¿Cuál a va a ser el suyo a la gestionar un gigante como éste, con numerosas ramificaciones?

–Bueno... Creo que cada persona es de una manera, Javier ha hecho un gran papel y yo trabajaré duro para también hacer un buen papel en NICDO. El tiempo dirá. Desde luego, ganas y esfuerzo, emplearé todos.

Está previsto que en septiembre dé a conocer el Plan Director de NICDO, ¿qué detalles puede avanzar del mismo?

–La misión es potenciar el crecimiento en los sectores antes mencionados. Tenemos que proyectar la imagen de Navarra, generar riqueza a través de la actividad cultural, deportiva y de ocio, trabajar en atraer personas que aporten valor añadido al entorno –tanto económico como de conocimiento–, promover eventos que estimulen el bienestar de la ciudadanía... Y todo ello bajo los criterios de eficacia y eficiencia empresarial. Para ello, el plan cuenta con unos ejes.

¿Cuáles son?

–Son cinco. En primer lugar, está el reposicionamiento de la marca y concepto de NICDO, tanto interna como externamente. Es cierto que la empresa durante los años pasados ha ido creciendo y cogiendo nuevas unidades de negocio y nuevos proyectos, y ahora se pretende potenciar más NICDO como empresa, como marca, más allá que las divisiones que tiene internamente. El segundo eje es su reactivación desde la actividad y cooperación interna, generando un liderazgo colaborativo entre las diferentes divisiones y equipos de trabajo, de tal manera que estén todos más integrados. Se va cambiar la estructura organizativa de la empresa, pasando de un organigrama vertical a otro circular, con departamentos transversales que operen en todas las unidades de NICDO, no por divisiones como estaba antes. El otro eje es que NICDO sea un recurso motor de los sectores de cultura, deporte, ocio y turismo de reuniones, es decir, que analicemos todas las oportunidades que tenemos para potenciar estos sectores y valorar bien qué acciones debemos llevar a cabo, qué eventos hay que tratar de traer a Navarra para buscar ese crecimiento y apoyo a los sectores vinculados a nuestra actividad. También está posicionar a la empresa en el mercado como generador de PIB. NICDO es un motor económico y social que puede desarrollar más la marca navarra.

¿Cuál es el principal reto para la empresa a día de hoy?

–La pandemia nos ha hecho ser creativos para seguir operando y con las limitaciones que hemos tenido de aforos y de restauración no hemos podido abarcar todos los eventos que podríamos llevar a cabo. Ahora creo que estamos en un escenario de salida de la pandemia y NICDO tiene que estar atento para poder acoger otra vez el mayor volumen de eventos, de la mejor manera y con la máxima seguridad. Las perspectivas son buenas, acabamos de hacer el Mundial de Superbikes en el Circuito de Navarra, nos han adjudicado la Copa del Mundo de Gimnasia Rítmica en el Arena para el año que viene... Y sobre la mesa tenemos un montón de eventos que, si todo va como esperamos, se podrán traer a nuestras instalaciones y a Navarra, porque NICDO no sólo va a mirar las infraestructuras que gestiona, sino que tiene que mirar al territorio en su conjunto.

Mirando a futuro, ¿la infraestructura del Arena podría permitir la celebración de espectáculos con público de pie y sectorizado, dividido en espacios y zonas?

–En todos los eventos que hemos hecho, seguíamos un plan de seguridad aprobado por Salud Laboral. Estamos en continuo contacto con ellos y tenemos reuniones para intentar incrementar los aforos, porque eso es clave si queremos traer eventos de mayor calado. Hay diferentes escenarios, los cuales nos permitirán afrontar conciertos con público de pie o no. Lógicamente, el aforo con público en silla da más garantías de control, de seguridad... Me imagino que el paso a de pie irá en una siguiente fase, pero de momento queremos incrementar aforos.

Recientemente, se anunciaron dos contrataciones en NICDO, una de responsable de infraestructuras y otra responsable de comunicación. ¿Responden a ese cambio en el organigrama que recogerá el Plan Director?

–Este plan va a marcar una nueva estrategia de NICDO y lógicamente eso hay que reoganizarlo con el equipo necesario. Al cubrir el puesto de gerencia con un recurso interno –yo estaba dentro de la empresa–, en el área de infraestructuras faltaba esa figura que igual antes yo podía desarrollar desde mi puesto en la dirección del Navarra Arena. Después, en el tema de comunicación, cada unidad de negocio de NICDO tenía su propia forma de funcionar y ahora queremos una estrategia común. Creemos que una comunicación integral que unifique las formas de cada unidad que actualmente están trabajando era importante porque permitirá estar en contacto con todos los agentes que intervienen en nuestra actividad y así escucharles mejor.

El Navarra Arena ha entrado a formar parte de la European Arenas Association, que acoge a 33 grandes recintos de 20 países. ¿De qué modo va a afectar esta participación a nuestro pabellón?

–Es un reconocimiento al trabajo de todo el mundo y nos posiciona como infraestructura y como territorio. Estar dentro de la asociación nos da la posibilidad de tener más contacto con promotores internacionales, con los mejores pabellones para ver cómo funcionan... Seguro que sacaremos de ahí buenas ideas para incorporar a nuestro modelo de trabajo.

¿Se plantea la posibilidad de contrataciones en común para girar espectáculos por los recintos asociados?

–Nos comunicaron recientemente la incorporación y aún no hemos tenido ningún encuentro. Una vez estemos en las próximas reuniones, haremos contactos. Sí que teníamos en la cabeza la idea de poder asociarnos para llegar a acuerdos de eventos internacionales que operen en distintos Arenas de todo Europa.

En los últimos años, Navarra se ha consolidado como referente en la música en vivo y hemos disfrutado de conciertos de reconocidos artistas, muchos de ellos internacionales. Pero, ¿se plantea la opción de romper la barrera de grandes conciertos y celebrar citas multitudinarias en otros espacios con mayores aforos que el Arena?

–Nuestra idea es esa. Queremos ofrecer a la industria musical la posibilidad de venir a Navarra en todos los formatos:pequeño, mediano, grandes y muy grande. Y en el Plan Director está previsto poder ofrecer a los promotores musicales aforos muy superiores a las que tiene el Arena.

Entiendo que, por cuestiones de aforos, sólo nos queda entonces hablar del Circuito de los Arcos...

–Efectivamente. Los Arcos puede ser un lugar donde hacer eventos de gran formato, pero también puede se fuera de nuestras instalaciones, porque como digo, NICDO mira para todo Navarra. Desde luego el circuito es un espacio donde estamos trabajando para que pueda ser ser un sitio de conciertos de gran afluencia.

Hablando del circuito, el pasado 1 de enero de 2020, NICDO volvió a asumir su gestión, pero la consejera Esnaola llegó a decir que no se descartaba otro tipo de gestión para esta infraestructura. ¿Cuál es su opción, dentro del plan director?

–Los Arcos es una infraestructura muy específica por su tipo de actividad y por las circunstancias que vive. La estamos analizando bien para ver cuál es el modelo de gestión idóneo y viendo todas las alternativas. Se apuesta por ella, acabamos de celebrar el Mundial de Superbikes, que ha tenido gran repercusión a nivel mundial, pero la infraestructura también tiene un coste importante de mantenimiento. Hay que analizar bien la situación para que la decisión que tomemos sea la mejor para Navarra, para la infraestructura y para las personas cuya actividad está vinculada ella. Estamos en ese periodo de análisis y los plazos los marcarán las oportunidades que tengamos.

En cuanto al Navarra Arena, se ha convertido en referente a nivel estatal en la celebración de eventos de forma segura en plena pandemia. ¿Su infraestructura y su diseño de espacios que se extienden han sido una de las claves para ello?

–Sí, la infraestructura permite hacer muy buen trabajo y es muy operativa, junto a las inversiones que se han hecho adicionales para poder adaptarlo a las distintas tipologías de eventos. Tenemos una herramienta de trabajo muy eficaz y un equipo de profesionales con empuje, talento e iniciativa que hacen que las cosas fluyan y salgan con más facilidad.

Según han apuntado, las pistas de Larra Belagua tienen el objetivo de ser un elemento dinamizador de la economía de los valles de Roncal y Salazar. ¿Qué propuestas va a incorporar para lograrlo?

–Con la situación del covid hemos pasado una temporada un poco complicada y queremos recuperar una campaña escolar con el número de niños que teníamos antes, ya que es muy importante para el valle. Y además, también trabajamos para atraer mayor número de eventos de mayor calado a nivel deportivo. Hemos conseguido que el Campeonato de España de esquí de fondo vuelva a las pistas de Larra Belagua, lo cual es una buena noticia. También queremos que las cosas que se desarrollen arriba, en las pistas, lleguen más abajo y tengan más repercusión, con lo cual estamos trabajando en un modelo de colaboración con el valle. Hay una serie de batería de ideas que iremos implementando a lo largo de los próximos meses.

En tiempos precovid, en Baluarte se celebraban alrededor de? 550 eventos ?al año, entre espectáculos, congresos, ferias€ ¿Qué plan se marcan para cuidar este espacio y recuperar esos datos?

–Ahora lo que nos toca es poder incrementar los aforos que tenemos actualmente en base a planes de seguridad y de trabajo con Salud Laboral. Estamos trabajando en ello para volver a una programación similar a la que teníamos anteriormente e impulsar cosas que vemos que puede tener sentido potenciar, como puede ser, por ejemplo, todo el tema congresual. Es importante tanto para la propia NICDO como por el efecto que tiene en hostelería, restauración, hoteles... Es un sector que en esta época le ha tocado sufrir mucho y creemos que podemos aportar valor. Al final tenemos que trabajar para otros sectores y con todo el tema de turismo de reuniones, el panorama es bastante optimista y creemos que nos vamos a posicionar fuertes para poder traer más eventos y más grandes.

De hecho, la Asociación de Promotores Musicales (APM) ha elegido Pamplona como sede de su Asamblea Anual, que se celebrará en Baluarte durante los días 15 y 16 de septiembre.

–Para nosotros es una oportunidad de explicar a todos los promotores musicales de España nuestro plan de acción para que vean lo que apostamos por la música, porque creemos que tiene mucho que aportar aquí en Navarra.

Entiendo que entonces se continuará participando en BIME PRO, el mayor encuentro europeo dedicado a profesionales del sector de la música y al que Navarra ha acudido con un stand en los dos últimos años.

–Sí, BIME es una cita para nosotros ineludible y queremos dar a conocer ahí todo lo que queremos seguir avanzando en el tema de la música con el proyecto de Navarra Live Music! y con otras iniciativas que tenemos para estar muy bien posicionados.

En cuanto al Planetario, ¿qué estrategia se han marcado para recuperar el ritmo de actividad precovid?

–La parte de los escolares se ha trabajado muy bien y el objetivo que tenemos con Planetario es la divulgación científica y la búsqueda de vocaciones, que es un reto a alcanzar en colaboración con el Gobierno de Navarra, a través de las universidades. Y queremos seguir trabajando con ellos.

¿Y Refena?

–Refena es un activo de NICDO pero que lo tenemos externalizado. Está gestionado por una empresa privada y estamos en contacto con ellos para ver hacia dónde van a ir y qué situación tienen. Es una instalación con un contrato de alquiler que de momento tiene aún varios años por delante. Hay que estar con ellos y terminar de valorar cual es el camino que ellos quieren seguir y si todo sigue como hasta ahora o podemos hacer una propuesta distinta a la actual.

En los últimos años, Navarra se ha consolidado como referente en cuanto a rodajes cinematográficos, acogiendo proyectos tanto nacionales como internacionales, muchos de ellos de gran envergadura, ¿el reto está en mantenerse de cara a futuro, frente a la posible competencia de otras comunidades?

–Navarra está apostando mucho por todo el tema audiovisual. Nosotros desde NICDO, tenemos la Navarra Film Commission, festivales y la Filmoteca de Navarra. NICDO tiene que estar con el sector, apoyarlo y potenciarlo en la medida que se pueda; trabajar todo el tema de rodajes, que está dando unos frutos muy interesantes... Y seguir estando ahí, haciendo todo lo que esté en nuestras manos como empresa para apoyar un sector que es estratégico para el Gobierno de Navarra.

noticias de noticiasdenavarra