María Bayo: "¿Bono cultural? Mejor llevar la cultura a la educación"

08.10.2021 | 19:47
María Bayo, en el espectáculo 'Divina cleopatra'.

La soprano navarra lleva este sábado 9 de octubre al Teatro Gayarre 'Divina Cleopatra', un espectáculo lírico en el que mezcla su fascinación y opiniones sobre la que fuera reina de Egipto con sus propias experiencias personales de mujer artista hecha a sí misma

María Bayo comparte con Cleopatra su poderío, su fuerza y su libertad. Mujer artista hecha a sí misma, la soprano navarra volverá a demostrar este sábado sobre las tablas del Teatro Gayarre (19.30 horas) su faceta de actriz, además de, claro está, su talento y calidad como cantante, en un espectáculo hecho para ella: Divina Cleopatra.

Una obra lírica, más cantada que actuada, que atraviesa en paralelo las trayectorias y los caracteres de la última reina del imperio egipcio y de la soprano navarra. Que discurre hoy, incorporando la experiencia de la pandemia y las vivencias que ha conllevado a la historia de María Bayo y de Cleopatra. "De todas las mujeres fuertes, maduras y con carácter", dice la soprano sobre este montaje en el que se va enlazando su vida con la de la reina egipcia, y en el que se cuestiona "por qué los hombres han escrito los tópicos tan tópicos sobre Cleopatra que han deformado la imagen que de ella nos ha llegado hasta hoy".

Divina Cleopatra despeja esos tópicos y plantea "preguntas interesantes y sugerentes", a través de un programa musical con una primera parte barroca y una segunda "mucho más ecléctica". Se trata de una producción de la promotora catalana Anexa a partir de una propuesta escrita por Marc Rosich, que también ejerce de director de escena, y con Dani Espasa en la dirección musical.

FUERTE, PODEROSA Y LIBRE

Tirando del recuerdo de la que fue su primera interpretación del rol de Cleopatra en la ópera Giulio Cesare, de Handel, María Bayo comparte con el público su fascinación por una mujer fuerte, poderosa y que amó con libertad, pero de la que solo tenemos constancia a partir de la visión sesgada de testimonios masculinos. Una mujer condenada por la historia del mismo modo que todas las heroínas de la ópera, siempre castigadas por haber soñado en amar y vivir libres.

En este viaje musical y teatral, Bayo nos propone conocer a la última reina del imperio egipcio con un repertorio que empieza con el aria Cleopatra del Giulio Cesare de Handel, para después adentrarse por terrenos más exóticos, bajo el inusual acompañamiento del acordeón. Sin renunciar a los oropeles del Hollywood clásico, la cantante muestra las mil facetas del personaje, metiéndose en su piel con citas que van de Shakespeare a Bernard Shaw. Y así, acaba mezclando sus puntos de vista sobre el polémico personaje con su propia experiencia vital, como mujer fuerte que se hecho a sí misma y que ha llegado muy lejos, pero que por esa misma razón también lo ha tenido que pagar caro.

"De Cleopatra me fascina la mujer importante que fue, culta, estudiante en Alejandría, que hablaba siete lenguas; una estratega que se impuso a todas las formas masculinas de su momento, que eran muchas: Julio César, Marco Antonio, su hermano Tolomeo, su padre. Fue una mujer genial, de estos tiempos, y fíjate que estamos hablando de siglos atrás", asegura Bayo destacando la "libertad sexual" de Cleopatra; "el hecho de que ella elegía porque se enamoraba, ella decidía". Y, matiza, "parece ser que no era tan hermosa como se decía, sino que tenía otras maneras de seducir mucho menos tópicas". Con ella, dice, la soprano navarra comparte "el poderío que tiene una mujer para llegar a hacer su carrera. Lo que me ha costado a mí, saliendo de un pueblecito como Fitero, y todo lo que tenido que atravesar para tener la carrera que tengo".

"En Navarra, desde lo político no se me valora lo suficiente"

En cuanto a la situación de la lírica hoy, y especialmente desde la incidencia de la covid-19 en la cultura, María Bayo lamenta que "todavía no se va recuperando del duro golpe, de la gran huella que esta pandemia ha dejado".

"Tardaremos mucho tiempo. Esperemos que los teatros empiecen a funcionar a todo rendimiento y que el público vuelva al teatro en vivo, al teatro presente. No nos acostumbremos a verlo todo en casa, no nos volvamos vagos", defiende, reivindicando que "desde los entes estatales deberían apoyar mucho más la cultura".

"Debo decir que aquí en Navarra yo tengo muy poco apoyo en lo político. Estuve con la Institución Príncipe de Viana antes de la pandemia para proponerles montar un festival en la parte de la Ribera de Navarra, que la veo muy desolada y poco acompañada en lo cultural, y ni siquiera me han respondido", lamenta. "Y en agosto en Ujué el público me acogió con un cariño extraordinario, y vi allí claro que la gente tiene ganas de verte en esos lugares emblemáticos. Desde la parte cultural, siendo yo un Premio Príncipe de Viana, no se me valora suficientemente. No solo se me otorgó algo físico, sino unos valores culturales que deberían ponerse en relieve en esta autonomía", reivindica.


"¿Bono Cultural? Mejor llevar la cultura a la educación"

En cuanto al Bono Cultural Joven anunciado por Pedro Sánchez, María Bayo dice que es "un pequeño aporte, pero se necesita un apoyo real y continuado" al sector. "¿Una ayuda solo para los que cumplen 18? ¿Para qué, para que les voten en las elecciones? Tenemos que fomentar la cultura desde abajo. En lugar de impulsar un bono para jóvenes, lo que tienen que hacer es llevar la música a la educación, a la escuela. Es lo más productivo y lo más interesante para lograr que luego los jóvenes quieran ir a ver y escuchar cultura en vivo", sostiene

noticias de noticiasdenavarra