Tras la pista de Barbara Loden, pionera del cine independiente de EEUU

Nathalie Léger dedica a la realizadora un libro entre biografía, ensayo y novela

10.04.2022 | 01:00
La portada del libro de Nathalie Léger.

madrid – La escritora francesa Nathalie Léger (París, 1960) recibió el encargo de redactar una entrada sobre la actriz y directora Barbara Loden para un diccionario de cine, pero atraída por su enigmática figura acabó escribiendo un libro que trata de descifrarla a partir de la única película que pudo dirigir, Wanda (1970).

A caballo entre la biografía, el ensayo y novela, Vida de Barbara Loden (Sexto Piso, 2022) convierte ese filme, que Loden también escribió y protagonizó y con el que –según Léger– se sentía muy identificada, en el eje del relato, aderezado con vivencias de la autora y sus pesquisas.

Rodada con un estilo sobrio y naturalista, Wanda fue una película revolucionaria para la época, temática y formalmente, que sitúa a Loden como pionera del cine independiente estadounidense y le ha valido en los últimos tiempos comparaciones con John Cassavetes. Pero durante mucho tiempo Wanda fue solo una rareza y Loden una cineasta olvidada. La imposibilidad de conseguir financiación para sus siguientes películas unidas a su muerte prematura a los 48 años, a causa de un cáncer, acabaron por truncar su carrera.

Wanda es una road movie con trama criminal cuya protagonista es una mujer que ha fracasado en su intento de llevar una vida convencional de madre y ama de casa, lo deja todo y se abandona a la vida errante.

La cinta desvela su mirada autoral desde los primeros minutos, cuando en un gran plano general de una escombrera se divisa a lo lejos la figura de una mujer que deambula entre la escoria; después, sentada al fondo de un autobús vacío y un poco más tarde despertando en un sofá en una casa donde no es bienvenida. Tras una primera parte en la que presenta al personaje –y en la que aparece Raphael cantando en la pantalla de un cine–, las peripecias comienzan cuando se une, sin saberlo, a un ladrón que huye de un atraco y que la arrastrará a su siguiente golpe. Loden escribió el guión inspirándose en la crónica de un suceso de la época, una mujer acusada de participar en un atraco a un banco que comparece ante el tribunal y al conocer su condena de 20 años de cárcel, le da las gracias al juez, aliviada. La historia la estremeció.

infancia solitaria Nacida en Carolina del Norte en 1932, Loden tuvo una infancia complicada y solitaria y se mudó a Nueva York con 16 años. Fue modelo pin-up y bailarina en clubes nocturnos antes de matricularse en el Actors Studio y debutar en Broadway. En el cine sus primeros papeles fueron en Río Salvaje (1960) y Esplendor en la hierba (1961) de Elia Kazan, quien se convirtió en su marido. No volvió a actuar en la gran pantalla hasta que llegó Wanda. La película fue criticada por feministas de la época que no veían con buenos ojos la pasividad y sumisión de la protagonista ante la figura masculina, no encajaba con sus cánones de mujeres fuertes e independientes, pero la historia de Wanda es un reflejo de la búsqueda de emancipación de la propia Loden.

Ganó el premio de la crítica en el Festival de Venecia pero no tuvo éxito comercial. En una entrevista con Marguerite Duras, admiradora del filme, Kazan contó que Loden sufrió porque nunca logró financiar la siguiente, pese a que escribió varios guiones.

A Léger le asombra lo poco que hoy se sabe de Loden. En el libro rastrea sus huellas desde la Costa Azul francesa a Nueva York y la región minera de Pensilvania, escudriña en las memorias de Elia Kazan y la descubre en un programa televisivo de la época como invitada de John Lennon y Yoko Ono. Kazan la definía como "salvaje, original, insolente, socarrona, sumamente sensible" y de carácter fuerte. "Quería ser independiente, encontrar su propio camino".

noticias de noticiasdenavarra