Emisión imposible

‘Juego de tronos’ y de servidores

09.02.2020 | 05:20
‘Juego de tronos’ y de servidores

La octava y última temporada de Juego de tronos arrancó el lunes con la caída del servidor de la cadena HBO que dejó a muchos con las ganas después de pasar dos años de las últimas imágenes. Un incidente a la altura de la serie que a pesar de su espectacularidad no va a pasar a la historia por ser la más vista; este honor lo tiene The Walking Dead que, además y por eso, es también la más pirateada. La semana pasada conocimos el listado de las series más caras de la televisión que ya ven que cada uno se entretiene como quiere. Los de Time haciendo recuentos de la pasta que se han gastado en cada serie. Curiosamente, Juego de Tronos no está en el número uno, algo que por su espectacularidad lo hubiéramos imaginado todos. Pues no. La más cara es The Crown, la serie sobre la corona británica que lleva dos temporadas, tiene a punto de estrenar la tercera y ya han elegido la actriz que en la cuarta interpreta a Lady Di. No se asusten, no voy a dar aquí la clasificación pero sí alguna curiosidad. Como que la segunda es The get down en la que se cuenta la historia del rap y el hip-hop, una serie que ha pasado tan desapercibida que a estas alturas nadie entiende que los de Netflix, que todo el mundo piensa que son los que más saben del negocio audiovisual, se gastaran más de 120 millones en hacerla. Urgencias con George Clooney sería la tercera y la cuarta Friends. Ambas se estrenaron en 1994 y las dos en la NBC. Una conjunción cósmica quiso que dos de las series que más han influido en el resto de la creadores televisivos nacieran el mismo año y en la misma cadena. Mucho han cambiado las cosas desde entonces. Friends tardó más de dos años en estrenarse por aquí y Urgencias estuvo a punto de cumplir los cuatro años hasta que la pudimos ver en castellano. Hoy los estrenos han acabado compartiendo horario porque las nuevas plataformas han hecho del mundo su audiencia. Aunque los estrenos planetarios por aquí arrastren legendarios problemas técnicos.